www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

La exprimera dama argentina Evita Perón.
La exprimera dama argentina Evita Perón. (Foto: Dominio Público)

"¡Franco, Perón, un solo corazón!": Evita se atreve a visitar España

sábado 08 de junio de 2019, 09:00h
El fracaso de la política autárquica de Franco tras la II Guerra Mundial llevó al caudillo a pedir auxilio a Argentina, potencia mundial en los años 40. La mujer del presidente, Evita Perón, ejerció de embajadora del país latinoamericano en un viaje donde Madrid la recibió con Cibeles y la Puerta de Alcalá iluminadas y las calles engalanadas con la bandera albiceleste. Tras su visita, que causó una crisis de gobierno en Buenos Aires, su marido ordenó el envío a España de miles de toneladas de cereal y otros víveres.

España se ahogaba en la autarquía impuesta por Francisco Franco al término de la Guerra Civil. La hambruna llamaba a las puertas de pueblos y ciudades y el gobierno no encontraba forma alguna de violar el boicot diplomático que la ONU había decretado contra la nación como castigo a su apoyo al fascismo en la II Guerra Mundial. En este contexto, solo la vecina Portugal, el Vaticano y Argentina mantenían relación con el dictador.

Acorralado por las funestas consecuencias de su sistema económico cerrado al exterior, el caudillo se vio obligado en 1947 a desdecirse y reconocer la necesidad de apoyo foráneo para asegurar la superviviencia del régimen. Así, el gobierno invitó a la esposa de Juan Domingo Perón, presidente argentino, a visitar España. Un ofrecimiento en el que enmascaraba su plan de persuadirla para firmar un acuerdo crediticio.

Eva Duarte, conocida por todos como Evita Perón, aterrizó en el aeoropuerto de Barajas el 8 de junio del mismo 1947 bajo honores de Estado. Franco y su esposa, Carmen Polo, la esperaban para dirigirse juntos al Palacio del Pardo, donde se alojó la primera dama durante su estancia en la capital. En el trayecto hasta la residencia del dictador, se empapó de la gentileza del pueblo madrileño, que la recibió con vítores y agitando sus pañuelos a su paso.

Sin embargo, el verdadero baño de masas llegaría al día siguiente cuando en una plaza de Oriente abarrotada el gentío gritaba "¡Franco, Perón, un solo corazón". La muchedumbre hacía 'campaña' y Evita correspondió a su amabilidad con generosos donativos en su visita a los barrios más desfavorecidos de la ciudad esa misma tarde. Ya entrada la noche, cambió los suburbios por una actuación de Carmen Sevilla, Lola Flores, Juanita Reina, Manolo Caracol y Tita Gracia en El Pardo bajo la batuta del maestro Quiroga.

Siempre vestida como una estrella hollywoodiense, Evita recorrió Barcelona, Granada, Santiago de Compostela, Toledo, Sevilla, Zaragoza y otras urbes nacionales. Además, su periplo continuó por otros destinos europeos en el marco de la 'Gira del Arco Iris', organizada para despistar el propósito de cruzar el charco: su 'misión' en España. De hecho, este viaje generó discrepancias en el ministro de Exteriores argentino, que impuso como condición que la mujer no hiciera declaraciones favorables a Franco.

Tras el regreso de su esposa, Juan Domingo Perón concedió dos créditos al régimen franquista: uno por valor de 350 millones de pesos a devolver en tres años, y otro de 400 millones que debía reintegrar en 20. Con ellos, el caudillo sufragó las 400.000 toneladas de trigo, 120.000 de maíz, 10.000 de lentejas y 25.000 de carne, entre otros alimentos, que fueron enviados desde Sudamérica.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.