www.madridiario.es

CASO MÁSTER

Los estudiantes de la URJC se manifestaron a raíz del Caso Máster.
Ampliar
Los estudiantes de la URJC se manifestaron a raíz del Caso Máster. (Foto: Kike Rincón)

María Teresa Feito, exasesora de Cifuentes, abandona la Comisión de Universidades tras negarse a declarar

lunes 04 de marzo de 2019, 10:07h
María Teresa Feito, exasesora de la Consejería de Educación, se ha negado a declarar en la Comisión de investigación sobre universidades alegando estar procesada por el Caso Máster. Tras ello, ha abandonado la sala. El consejero de Educación, Rafael van Grieken, en cambio, defendió la presunción de inocencia de Cristina Cifuentes.

La exasesora de la Consejería de Educación María Teresa Feito se ha negado a prestar declaración en la Comisión de investigación sobre universidades de la Asamblea de Madrid, dado que está procesada en el denominado Caso Máster y, a continuación, ha dejado la sala.

En unas breves palabras ha señalado que ha acudido esta mañana por "imperativo reglamentario", pero por estar inmersa en un procedimiento judicial en curso, y apelando a su derecho de defensa, ha revelado que no iba a contestar ninguna pregunta.

Tras manifestar su negativa a responder a cualquier pregunta de los parlamentarios, se le ha dado permiso por parte de la Presidencia de la Comisión a dejar la sala. El diputado de Podemos Eduardo Rubiño ha lamentado la actitud de Feito porque es una "persona clave" en el Caso Máster. Fuentes parlamentarias han explicado que la compareciente ha entregado a la Mesa de la Comisión un justificante médico que desaconsejaba su permanencia en la sesión por posible afección a su estado de salud.

La exasesora de la Consejería de Educación era la primera compareciente de una sesión en la que se prevé la intervención el rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Javier Ramos, y el titular de Educación, Rafael Van Grieken. Este último, en cambio, sí quiso declarar y así lo hizo para defender la "presunción de inocencia" de Cristina Cifuentes.

En bronco debate con el diputado de Podemos Hugo Martínez Abarca, Van Grieken le ha espetado que debería plantearse desde Más Madrid que su líder sea el exdiputado Íñigo Errejón, "que está inhabilitado por una universidad pública", dijo en referencia a la polémica sobre su beca en la Universidad de Málaga. Del mismo modo, el consejero de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid cargó contra el cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero por, señaló, haberse saltado "todas las incompatibilidades" marcadas por la Universidad Complutense de Madrid cuando ejerció de asesor para el Gobierno de Venezuela.

A modo de réplica, Martínez Abarca le ha acusado de "mentir" y ha añadido que una de las "mejores decisiones" de la Asamblea de Madrid fue acordar su reprobación, dado que es "indigno" para ocupar un cargo tan relevante para la Comunidad de Madrid como ser consejero de Educación.

Rafael Van Grieken niega haber presionado al rector de la Rey Juan Carlos

Ya inmerso en el tema que ocupa la comisión de investigación -el caso Máster-, Van Grieken explicó que el Ejecutivo regional no se marcó ninguna estrategia tras estallar el caso y que se dio "credibilidad" a la información y documentación a la que aludió la URJC en la famosa rueda de prensa del 21 de marzo, cuando salió la primera información sobre las presuntas irregularidades en los estudios de Cifuentes.

Aparte, ha aseverado que no hubo ningún tipo de presión hacia el rector de la URJC, Javier Ramos, por su parte y ha indicado que fue éste quien le llamó en primer lugar el día 21 de marzo y le envió un mensaje el día 20 sobre este asunto. En la primera conversación, se le manifestó que el centro estaba recopilando información sobre el máster y que iba a haber una comparecencia de prensa al respecto para defender la imagen de la institución. También ha dicho que no habló con la exmandataria regional ni el 20 ni el 21 de marzo sobre este asunto, pues la Uiversidad aludió que el caso se debía a un error administrativo, pero sí conversó con ella sobre la cuestión en días posteriores.

Feito está imputada por presunta falsedad documental en documento público


Aparte, ha subrayado que la Secretaría del Rector envió por la tarde a la Secretaría de la Consejería la documentación aludida en la rueda de prensa, entre ellas el famoso acta del Trabajo de Fin de Máster (TFM) del máster de Cifuentes que ahora se investiga por presunta falsedad documental. Además, Van Grieken ha apelado al resto de los grupos parlamentarios de la oposición a respetar la presunción de inocencia y ha insistido en que él no pidió concretamente el famoso acta del TFM sino simplemente la documentación genérica de la que disponía la universidad. Al respecto, ha comentado que se vio en ese correo remitido por la universidad que "existía el acta" y se enviaban las notas de la expresidenta regional.

También ha explicado el consejero que contactó con la universidad porque, como responsable de la parcela educativa, era su responsabilidad la interlocución con la URJC y que el caso tenía "repercusiones institucionales" al afectar a la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid. Por tanto, entendía que era necesario disponer de esa documentación sobre sus estudios. Van Grieken negó conocer que la exasesora de la Consejería, María Teresa Feito, se encontraba el día 21 de marzo en la universidad y afirmó que él aceptó su dimisión cuando ésta presentó su renuncia, dado que estaba investigada en el caso.

Precisamente en el caso de Feito, la Fiscalía solicitó para ella tres años y tres meses de prisión por falsedad documental en documento público al entender el mismo día que se publicaron las presuntas irregularidades en el Máster de Derecho Autonómico de Cristina Cifuentes, hizo gestiones encargadas por la exmandataria regional de cara a resolver la crisis.

El Ministerio Público considera que Cifuentes, tras conocer la información publicada por eldiario.es que inició el caso, se puso en contacto con María Teresa Feito, "dado que la misma había sido profesora en la citada universidad durante años y tenía una buena relación con muchos de sus profesores".

Entre ellos cita al rector, Javier Ramos, así como con el acusado y catedrático Enrique Álvarez Conde, considerado responsable del Máster y también investigado como Cifuentes y Feito, para que se hicieran las gestiones oportunas que resolvieran la crisis.

Cifuentes no superó todas las asignaturas ni realizó el TFM

La Fiscalía subraya que Feito accedió a lo solicitado por Cifuentes y que, de acuerdo con Álvarez Conde, "y a sabiendas de que esta no había superado todas las asignaturas, no había hecho el Trabajo Fin de Máster y no había procedido a su defensa", decidieron que se confeccionaría un acta a la que se le daría "apariencia de verosimilitud".

Con ella, se acreditaría de cara a los medios de comunicación que la expresidenta madrileña había cursado "el máster con normalidad y superado todos los trámites necesarios para la obtención del título académico correspondiente".

La otra docente investigada en el caso, Cecilia Rosado, reconoció que el polémico acta del TFM que Cifuentes mostró en la Asamblea y en redes sociales era una falsificación (pues había reproducido la firma del resto de docentes) y en sede judicial aludió a múltiples presiones por parte de Feito.

La profesora Alicia López de los Mozos, cuyo nombre figura en el acta, indicó a la Inspección de la universidad que la rúbrica que aparecía en el documento no era suya y posteriormente explicó que recibió fuertes presiones de Álvarez Conde para que no dijera la verdad, como manifestó en su propia comparecencia en esta comisión.

El rector retirará el Máster a Cifuentes si se demuestra que el TFM es falso

El rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Javier Ramos, ha indicado este lunes que si un juzgado declarara que el acta del Trabajo de Fin de Máster (TFM) de la expresidenta Cristina Cifuentes es falso, la universidad procederá a la retirada del título.

También ha asegurado que el cadetrático y exdirector del IDP, Enrique Álvarez Conde, le engañó cuando le dijo que disponía de ese documento suscrito en 2012 cuando luego una docente que figura en el acta, Alicia López de los Mozos, declaró ante la Inspección de la URJC que su firma era falsa.

"A mí quien me engaña y por eso el 5 de abril me persono en Fiscalía es Álvarez Conde", ha relatado Ramos para insistir en que, en un primer momento y dado que era una persona de prestigio reconocido, creyó las explicaciones iniciales del catedrático, quien aseveraba que en julio de 2012 tuvo lugar la defensa del trabajo de Cifuentes.

Así lo ha indicado durante su comparecencia en la comisión de universidades de la Asamblea de Madrid en relación al polémico caso Máster y relatar que la mañana del mismo día 21 de marzo, cuando saltó la información de posibles irregularidades en los estudios de Cifuentes, el catedrático Enrique Álvarez Conde, pues aparecía como responsable del TFM, aseguró que tenía ese documento en su despacho del campus de Vicálvaro.

También ha aseverado que realizó esa polémica rueda de prensa del 21 de marzo, donde se aludió a un error administrativo sobre el expediente de Cifuentes, al entender que se tenía que "dar la cara" por los estudiantes y el "buen nombre" de la URJC. En este sentido, ha negado cualquier presión por parte del Ejecutivo regional para realizar esa comparecencia que tuvo lugar a las 13:00 del día 21 de marzo de 2018.

"Nuestros 51.000 estudiantes merecían una explicación, si no la daba la presidenta, la daba yo", ha manifestado Ramos, quien ha rememorado que esa mañana se cuestionaba el cambio de dos calificaciones de la expresidenta. Respecto a la premura sobre esa comparecencia, Ramos ha comentado que ya pidió disculpas a la comunidad universitaria por ello.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.