www.madridiario.es
Como cada 12 de Octubre, S.M. el Rey Felipe VI, ha presidido el desfile de las Fuerzas Armadas, esta vez en la plaza de Lima.
Ampliar
Como cada 12 de Octubre, S.M. el Rey Felipe VI, ha presidido el desfile de las Fuerzas Armadas, esta vez en la plaza de Lima. (Foto: Kike Rincón)

El foco en Cataluña y el desfile en Madrid, el primero de Garrido

jueves 11 de octubre de 2018, 16:58h
Caras nuevas para la foto oficial del desfile por el Día de la Hispanidad, que por segundo año consecutivo llega marcado por el conflicto catalán. Pedro Sánchez vivirá su primera Fiesta Nacional como cabeza del Gobierno central. Situación similar para Ángel Garrido, que sucede a Cristina Cifuentes y sus sonados estilismos en estos menesteres. Presencia confirmada de Manuela Carmena; no así de Pablo Iglesias, que engrosa un año más la lista de ausencias destacadas.

Instrumentos afinados, el ritmo de la marcha militar tomado y el dispositivo de movilidad operativo. Madrid se prepara para acoger los actos centrales de la celebración de la Fiesta Nacional en un año marcado por el cuarenta aniversario de la Constitución, además de por el desafío independentista. El desfile del 12 de octubre repite recorrido, inestabilidad en Cataluña y ausencias.

La parada comenzará a las 11:00 horas en la Plaza de Cuzco y avanzará hasta la de San Juan de la Cruz. En la tribuna de la Plaza de Lima esperarán las autoridades, con los Reyes en primer plano. Muy cerca de ellos, por primera vez, el nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Junto a él, caras habituales como la de los presidentes del Congreso y el Senado, los populares Ana Pastor y Pío García Escudero.

Novato también en esta festividad Ángel Garrido, que llega al Día de la Hispanidad como presidente de la Comunidad de Madrid sin elecciones mediante, al igual que el jefe del Ejecutivo nacional. El máximo dirigente regional podría lucir el lazo rojigualda en la solapa con el que ya apareció en el Debate sobre el Estado de la Región del pasado mes de septiembre.

Sin embargo, será difícil que haga olvidar los controvertidos looks que desplegó Cristina Cifuentes en años anteriores. No obstante, quizá el bolso de mano con sus iniciales o el paraguas con la bandera española encuentren réplica en algún miembro de los nuevos gobiernos.

Ajena a las estridencias suele mostrarse la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, quien ha confirmado su asistencia al avento. No la acompañará el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que ha declinado participar un año más tanto en el desfile como en la recepción posterior que ofrecen los monarcas en el Palacio Real. Sin embargo, la formación morada contará con la representación de la vicepresidenta cuarta de la Cámara Baja, Gloria Elizo, y el portavoz de Defensa en el Congreso, Juan Antonio Delgado.

Tampoco se espera la presencia de los nacionalistas vascos, navarros y catalanes, aunque se prevé que estos últimos centren parte del discurso de Felipe VI, que ya en 2017 apeló a la unidad de España tras los episodios del 1 de octubre.

¿La rojigualda en el balcón?

Por el contrario, Ciudadanos se mostrará activo en el día del Pilar. Albert Rivera acudirá a la cita institucional y la plataforma civil impulsada por su partido, España Ciudadana, ha instalado un espacio interactivo cerca de Cibeles donde durante diez días (del 11 al 21 de octubre) reivindicarán "valores transversales que superen las diferencias ideológicas". Por allí se pasarán el propio líder naranja, así como Ignacio Aguado o Begoña Villacís.

El Partido Popular no ha querido perder la ocasión para "normalizar" el uso de símbolos nacionales. Por ello, ha iniciado una campaña en redes sociales instando a la ciudadanía -y al Ayuntamiento de Madrid- a colgar la bandera nacional en el balcón. La iniciativa sigue la estela de la propuesta del Grupo Popular para responder a los lazos amarillos: el PP de Madrid repartió en Génova las enseñas rojigualdas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.