www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Eduardo Dato, el efímero alcalde de Madrid que murió a los pies de la Puerta de la Alcalá

domingo 12 de agosto de 2018, 08:00h
Tal día como hoy, hace 162 años, nacía el político Eduardo Dato. Coruñés vinculado desde siempre a Madrid, donde empezó una meteórica carrera política que le llevó tres veces a la presidencia del Gobierno, además de al Ayuntamiento de la ciudad, y donde murió asesinado, a los pies de la Puerta de Alcalá, en 1921.

Eduardo Dato, fotografiado en la imagen por Kaulak, nació el 12 de agosto de 1856 en La Coruña (BDI)Un 12 de agosto de 1856 nacía Eduardo Dato. No fue en el sofocante verano madrileño, sino al aire del norte, en La Coruña, aunque siendo niño se trasladó con su familia en Madrid, donde se licenció en Derecho y empezó una carrera profesional que pronto se envolvió en prestigio y le abrió las puertas a la política.

Adscrito desde muy joven al Partido Conservador de Cánovas el Castillo, terminó rompiendo con aquel junto a un importante sector disidente del partido, liderado por Francisco Silvela. Junto a él, Dato ocupó sus primeros cargos políticos de relevancia, primero en la cartera de Gobernación, en la que promovió un importante proyecto de legislación laboral; después, en la de Justicia, desde la que impulsó la Ley de Bases de la Administración Local.

Ya con Maura al frente del partido, Eduardo Dato llegó a la Alcaldía de Madrid, un puesto que ocupó durante los primeros seis meses de 1907. Tras el siguiente mandato liberal -durante el que se produjo en asesinato de José Canalejas- aceptó el encargo de Alfonso XIII para formar el Gobierno del turno conservador- Al monarca no lo gustaron las últimas condiciones de Maura, lo que produjo una nueva ruptura de los conservadores y llevó a Dato por primera vez a la presidencia del Consejo de Ministros, a la que llegaría en otras dos ocasiones posteriores.

Buena parte del esfuerzo político de este primer mandato (1913-1915) lo dedicó a mantener a España neutral durante la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, lo más destacado del periodo fue que Dato aprobó el proyecto de ley que había impulsado Canalejas antes de su muerte para permitir la constitución de Mancomunidades, una especie de descentralización estatal muy primitiva que se tradujo en la creación -en 1914- de la Mancomunidad de Cataluña.

Precisamente Cataluña fue la protagonista de su segundo mandato, o de que su segundo mandato fuera fugaz y abarcara solo de junio a noviembre del 17. Dato se enfrentó a la conocida como 'Crisis de 1917', un periodo de fuerte agitación política y sindical que en Barcelona desembocó en una huelga general revolucionaria. Dato no dudó en sacar al Ejército a la calle para sofocar la huelga, pero el desgaste de su Gobierno ya era irreparable y el rey lo sustituyó por Manuel García Prieto.

Ya en 1920 volvió a presidir el Consejo de Ministros. Tres años después, la tensión con Barcelona no había disminuido. Dato remprimió duramente la subversión social en la ciudad condal y apoyó la Ley de fugas, convirtiéndose en blanco de los anarquistas.

El coche en el que circulaba Dato cuando fue asesinado puede verse en el Museo del Ejército de Toledo (BDI)

Mientras circulaba en coche por la Puerta de Alcalá el 8 de marzo de 1921, Eduardo Dato fue asesinado. Tres pistoleros a bordo de una moto con sidecar volcaron sobre el coche del presidente más de veinte disparos de una Mauser C96. La versión oficial es que los asesinos eran anarquistas. Sin embargo, como muchos de los magnicidios ocurridos a lo largo de la historia, las teorías sobre su muerte van más allá y hay quien señala que se trataba de pistoleros a sueldo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios