www.madridiario.es
Túnel del metro entre las estaciones de Torre Arias y Canillejas.
Ampliar
Túnel del metro entre las estaciones de Torre Arias y Canillejas. (Foto: Kike Rincón)

La Policía, en las instalaciones de Metro por el amianto

martes 06 de marzo de 2018, 21:36h
Este martes, agentes de la Policía han ido a las instalaciones del suburbano para obtener información y fotografías de trenes que contienen piezas de amianto.
La Policía Judicial ha acudido hoy a las instalaciones de Metro de Madrid, en el marco de las diligencias abiertas por la Fiscalía, para obtener información y fotografías de trenes, en concreto vehículos auxiliares, del suburbano que contienen piezas de amianto.

Fuentes sindicales apuntan a su vez que también se cursó una visita ayer por la tarde y que en ambos casos los policías estuvieron con personal acreditado de Metro.

En concreto, exponen que los agentes se personaron en las cocheras de Laguna y Cuatro Vientos, donde realizaron fotografías de los vehículos auxiliares que están en estos depósitos y que tienen amianto en su interior, de cara a comprobar sus condiciones y señalización.

La Fiscalía Provincial de Madrid informó este lunes que había incoado diligencias de investigación penal a raíz del acta remitida por la Inspección de Trabajo de Madrid en la que detallaba que Metro de Madrid no había adoptado las medidas suficientes para evitar la exposición de sus trabajadores de mantenimiento a la presencia de amianto en alguno de los materiales de los trenes.

El Ministerio Público señalaba que, teniendo en cuenta la peligrosidad de dicha sustancia que contiene agentes "cancerígenos", unido a la presencia de enfermedad de un trabajador del Metro y al riesgo sufrido por otros trabajadores debido a su exposición al amianto, procedía iniciar una investigación a cargo de la sección de siniestralidad laboral de la Fiscalía, por si los hechos fuesen constitutivos de un delito contra los derechos de los trabajadores y determinar la persona o personas responsables de los mismos.

Como primera medida, se remitió un oficio a Metro de Madrid para que a la mayor "urgencia" posible informe sobre qué medidas de seguridad se están adoptando en relación con las piezas que contienen amianto.

La solicitud se produce pocas de días después de que Inspección de Trabajo sancionara a la empresa Metro de Madrid S.A, y de que trasladara a la Fiscalía el acta en el que se reflejan la falta de adopción de las pertinentes medidas de seguridad ante la presencia de amianto.

'Apagachispas'

En concreto, el escrito de la Fiscalía alude a los polémicos elementos, como el dispositivo denominado 'apagachispas' en los modelos 5000 y 2000, trenes con una antigüedad de 30 años o superior que en algunos casos aún circulan por la línea 1, 6 y 9 del suburbano.

Por ello, indagará si en las labores de mantenimiento de lijado, montaje y limpieza de este dispositivo que está en el interior de estos vehículos pudo haber exposición a fibras de amianto.

Con ello, la polémica sobre la presencia de amianto entra en una fase judicial tras remitir la Inspección de Trabajo su propia acta de propuesta de sanción a Metro por una cuantía de 191.000 euros, al considerar que no se adoptaron medidas suficientes para garantizar la seguridad de los empleados.

En este sentido, el departamento de Inspección enviaba el caso al Ministerio Público para que determinara si podía haber responsabilidades civiles o penales de la compañía.

Un trabajador ha obtenido la certificación de enfermedad profesional por estar expuesto a amianto y la Seguridad Social también sospecha de otro caso en un empleado de mantenimiento, por lo que ha pedido información al respecto a Metro, que presentará sus alegaciones al entender que no había exposición "permanente" a amianto.

Esta situación motivó que el propio proceso sancionador de Inspección de Trabajo quedara suspendido de forma temporal al judicializarse la cuestión. Por ello, Metro de Madrid no ha presentado aún las alegaciones al escrito.

El consejero delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante, ha explicado durante estos días que los trenes del modelo 5000 tienen el dispositivo apagachispas "encapsulado" en estos modelos, medida adoptada tras la prohibición de este material, y que por tanto no hay riesgo de exposición al usuario y también se evita su inhalación en el caso de los empleados de mantenimiento, pues el protocolo establece que su manipulación solo puede hacerse por cargo de una empresa especializada.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios