www.madridiario.es

AMIANTO

Borja Carabante, en su comparecencia ante la prensa
Ampliar
Borja Carabante, en su comparecencia ante la prensa (Foto: V. S.)

Metro sospecha de un segundo caso de enfermedad

miércoles 21 de febrero de 2018, 15:05h
El consejero delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante, ha informado esta mañana que la compañía sospecha de un segundo caso de enfermedad por inhhalación de fibras de amianto, pero que todavía no está confirmado. Asimismo, ha explicado que la inspección de trabajo ha propuesto sancionar a Metro con una multa de 191.000 euros por considerar que la empresa no tomó las mejores medidas de seguridad tras la prohibición del uso de este material en 2002. El consejero delegado ha aprovechado su comparecencia ante la prensa para presentar las medidas que está llevando a cabo el suburbano para demostrar que "no hay ningún peligro" ya que todas las mediciones practicadas han dado resultado negativo.

La polémica que se ha generado en torno a Metro de Madrid por la presencia de amianto en algunas líneas del suburbano no ha pasado desapercibida por la compañía, que ha decidido explicar la situación en un encuentro con la prensa celebrado este miércoles en su sede central.

El consejero delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante, ha indicado en esta reunión la intención del suburbano de “apagar la alarma social" que se ha creado porque “no hay ningún peligro para los usuarios de las instalaciones”.

La presencia de amianto en algunas instalaciones de Metro se debe, ha explicado el consejero, a que, pese a que en el año 2002 se prohibió su fabricación y su uso en nuevos procesos de manufacturación de elementos constructivos, no se obligó a la retirada de los elementos ya confeccionados con él. A partir del año 2006, se establecieron las medidas y los protocolos a seguir para garantizar la seguridad de los trabajadores que estuvieran expuestos a este elemento.

¿Qué es el amianto?

El amianto es un elemento de construcción utilizado de forma masiva hasta el 2002, año en el que se prohibió su producción, utilización y comercialización en toda la Unión Europea (UE) a causa de las enfermedades que la inhalación de sus fibras puede causar.

Pese a las declaraciones de la empresa, la Inspección de Trabajo ha levantado un acta de infracción contra Metro de Madrid por considerar que la empresa no tomó las medidas adecuadas contra el amianto después de su prohibición. La sanción propuesta alcanza los 191.000 euros.

Carabante ha explicado, que en los próximos 15 días, Metro presentará alegaciones para demostrar que la compañía adoptó esas medidas para evitar la exposición de sus trabajadores a este componente.

Un posible segundo caso de enfermedad

A día de hoy Metro ha reconocido un caso de enfermedad laboral a un antiguo trabajador de la compañía, detectado el pasado mes de noviembre, y sospecha de un segundo caso. En ambos, se trataría de personal que ya trabajaban en labores de mantenimiento antes de la prohibición.

El declarado por enfermedad laboral empezó a trabajar en las instalaciones del suburbano en 1985, y realizó durante toda su vida profesional labores de mantenimiento y en subestaciones, dos actividades vinculadas a la manipulación de piezas con amianto y a la presencia de sus fibras.

Ante las primeras sospechas por este caso, en febrero de 2017, la compañía comenzó a intensificar la seguridad y preocupación por la presencia del amianto. Carabante ha asegurado que entonces se trasladó la situación al Comisión de Seguridad y Salud, un comité formado por los representantes de prevención laboral de la empresa y por los delegados de prevención de los sindicatos.

Los trabajadores de Metro comenzaron a recibir charlas de formación sobre el amianto, y a causa de las últimas informaciones, se ha reforzado la información y la formación. Se han repartido folletos informativos entre los trabajadores, como el que se puede descargar aquí.

Además, se reforzó la señalización de los elementos con presencia del componente y se ha elaborado un nuevo protocolo de actuación para los empleados.

Estaciones ya remodeladas tenían amianto

También se estableció el plan de modernización de las instalaciones de metro, remodelaciones en las que se está aprovechado para retirar el amianto de las estaciones, tal y como ha sucedido con las estaciones de Canillejas, Torre Arias y Suances de la línea 5 durante sus obras del verano pasado.

El amianto de las estaciones se encuentra situado en las bóvedas, fuera del alcance de los usuarios. También se encuentra en las subestaciones eléctricas a las que solo tiene acceso el personal autorizado. En cuanto a la presencia del elemento en los trenes, muchas piezas están compuestas por amianto, desde arandelas a cobertura de cables e interruptores, pero en ningún caso accesibles al viajero.

Mediciones de ambiente negativas

Metro de Madrid, para prevenir los riesgos, en los últimos días está llevando a cabo análisis en los repuestos de sus almacenes y en vehículos móviles. Se han revisado un total de un total de 20.000 tipos de repuestos diferentes para material móvil en los que solo se han detectado 20 piezas con amianto, las cuales han sido retiradas. Los vehículos auxiliares en los que se ha detectado el componente, también han sido retirados de su uso.

Además se han llevado a cabo mediciones de ambiente, hasta el momento, en seis subestaciones y en un tren de la red, dando todas ellas negativo en la presencia de fibras.

Los trabajadores susceptibles de haber contraído enfermedad por su contacto con amianto están siendo sometidos a revisiones médicas. De los 413 empleados que trabajan en labores de mantenimiento se han obtenido resultados de las pruebas de 342, todas negativas.

En cuanto a los antiguos trabajadores de la empresa, estos podrán ser sometidos a las mismas pruebas médicas a petición del Instituto Regional de Salud.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.