www.madridiario.es

ENTREVISTA

García: 'Madrid es la tercera Comunidad que menos presupuesto destina a Sanidad por habitante'
Ampliar
(Foto: Kike Rincón)

García: "Madrid es la tercera Comunidad que menos presupuesto destina a Sanidad por habitante"

Por Patricia Velasco
x
pvelascomadridiarioes/8/8/20
jueves 06 de abril de 2017, 07:45h
Mónica García (Madrid,1974) es la portavoz del Grupo Parlamentario de Podemos en la comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid. Atendió a Madridiario para fijar la posición de su formación en relación a la Sanidad madrileña, dentro de un ciclo de entrevistas a los responsables políticos de este área en la región.

¿Qué carencias tiene a su juicio la Sanidad pública madrileña?

Durante los últimos años ha habido una descapitalización muy importante de la Sanidad madrileña en personal y en inversiones, básicamente. En personal tenemos 5.000 profesionales menos que en 2010 y en inversiones hay un gran deterioro tanto de las infraestructuras como de los equipamientos médicos. Este es el resultado de no haber invertido durante todos estos años en la Sanidad pública. Al final si recortan en personal, obviamente, están haciendo un recorte de la actividad que se supone que es la Sanidad pública.

¿Cree que el presupuesto destinado a Sanidad es suficiente para la Comunidad?

En absoluto. Esto tiene una demostración muy fácil y es que lo que nos hemos gastado en el 2016 ya supera en 400 millones lo que hemos presupuestado para este año. En Sanidad se infrapresupuesta. Nos dificulta muchísimo a la hora de hacer oposición porque cuando hacemos las enmiendas partimos de un presupuesto de 400 millones menos con lo cual, ¿de dónde sacamos las partidas que queremos mover? ¿A quién le quitamos más de lo que ya le han quitado ellos? El hecho de hacer mal los presupuestos consideramos que es una opción política. No están dando respuesta a lo que verdaderamente va a ser la actividad de esos organismos con lo cual son presupuestos completamente irreales.

Cada año poquito a poco vamos descapitalizando la Sanidad pública y dándoselo a la privada

¿Cuál sería la cantidad adecuada para Sanidad?

El año pasado nos gastamos 7.900 millones de los cuales hemos dejado a pagar 480 millones, que no sabemos a quién ni cuándo y no sabemos si eso nos conlleva intereses de demora. Sabemos que todos los años tenemos unos intereses de demora completamente inasumibles y completamente indecentes por este mecanismo perverso que tenemos de hacer mal los presupuestos y de pagar tarde. Somos la tercera Comunidad que menos presupuesto en Sanidad paga por habitante. Estamos 200 euros por debajo de la media española en euros por habitante que nos gastamos en Sanidad. Nos faltan 400 millones para llegar a lo que nos gastamos el año pasado. Así que por lo menos necesitamos la cantidad que gastamos el año pasado y luego habrá que suplir las carencias de todo lo que hemos destruido durante últimos cinco o seis años, en el inicio de la supuesta crisis donde una prioridad no fue la Sanidad. En algún momento tendremos que hacer un sobresfuerzo presupuestario para poder recuperar muchas de las inversiones. Los techos no se caen porque un edificio sea viejo porque si no se caería la Gran Vía entera. Se cae porque no se ha invertido en techos, en infraestructuras, no se ha invertido en las instalaciones de los hospitales tradicionales. A lo mejor hay que hacer un esfuerzo presupuestario para volver a poner las cosas en el nivel en el que estaban hace 6 o 7 años.

¿En qué capitulo apreciáis las mayores deficiencias?

En el capítulo de personal. Insisto esto es una organización de conocimiento, en la que se basa más del 50 por ciento en el capítulo de personal. Por lo que si recortan en personal estás disminuyendo la actividad. En el capitulo de inversiones, en los últimos años, ha habido una merma tan importante como que la estamos sufriendo y la seguiremos sufriendo. Todo lo que no hayamos invertido todo estos años lo vamos a pagar en el futuro. Hace 6 o 7 años invertíamos 120 millones en inversiones, no sé si será mucho o poco, pero el año pasado nos gastamos 35 millones. No estamos invirtiendo tampoco en formación, en eso no se ha invertido nunca. Tampoco hemos invertido en investigación.

¿Qué enmiendas al proyecto de presupuestos vais a presentar en materia de Sanidad?

Vamos a presentar muchas enmiendas. Unas están relacionadas con la Atención Primaria: rehabilitación de centros de salud y construcción de centros nuevos para áreas en la que la población ha crecido. Otras enmiendas están relacionadas con revertir esta tendencia que hay en los últimos años de darle más a la privada, incluido a los hospitales de gestión privada, y menos a los públicos. Cambiar ese equilibrio porque no entendemos porque en los presupuestos le damos más a lo privado. Este año le damos un 8 por ciento a unos hospitales de gestión privada en detrimento de unos hospitales de gestión pública que son los que gestionamos nosotros. Es una falta de confianza en nuestro mecanismo de gestión. Queremos requilibrar otra vez la balanza, darle a la privada el sitio que tiene, que no es un sitio primordial en los presupuestos que es lo que viene teniendo durante todos estos años. Cada año se aumenta, el año pasado fue un 17 por ciento, este año un 8 por ciento. Cada año poquito a poco vamos descapitalizando la Sanidad pública y dándoselo a la privada. Otra enmienda es para mejorar las listas de espera ya que consideramos que el mecanismo que hay ahora mismo de listas de espera no es eficaz. Hay hospitales que tienen una lista de espera que es inasumible por los pacientes. Nosotros proponemos que sean los propios hospitales quienes gestionen las listas de espera. Descentralizar la partida de listas de espera y dotar a los hospitales de capacidad económica para poder solventar su propia lista de espera. En formación, hemos hecho una partida para aumentar la formación. Hay que darle dinero a la gente para que se forme desde su empresa. Otras enmiendas que hemos presentado son en investigación y para dotar de personal a la Urgencias. Las Urgencias son un sitio muy sensible. Siendo el sitio más sensible y más duro de todo el Hospital para trabajar creo que es un sitio en el que hay que reforzar el personal. Tenemos una enmienda para la creación de una agencia de valoración de la tecnología.

Proponemos que sean los propios hospitales quienes gestionen las listas de espera.

¿Por qué cree que se ha dejado durante tantos años de invertir en el mantenimiento de hospitales?

Es una opción política. Han dejado de invertir en los hospitales tradicionales, tanto en su actividad como en sus infraestructuras. Se apostó por otro modelo. Un modelo en el cual se introducían a las empresas privadas y en el cual se construyeron 6 hospitales cuyas ganancias se las han llevado, se las están llevando y se las llevaran constructoras y financieras. Ahora mismo, estamos invirtiendo mucho más en empresas privadas, que en la salud de los madrileños. Dejar de invertir en mantenimiento ha sido una prioridad política para ellos y eso es lo queremos revertir. No es fácil revertirlo porque ahora tenemos cuatro hospitales que tienen el modelo Alcira, que ya se ha demostrado que ese modelo es más caro y no da más calidad a los usuarios, y después tenemos otros seis hospitales, siete con el hospital de Puerta de Hierro que están construidos en régimen de concesionarias. Estos últimos hospitales no sabemos cuánto hemos pagado a la concesionaria, la inversión que hicieron en la construcción y si ya se ha recuperado.

¿Por qué se ha destinado 50 millones de euros más a la Fundación Jiménez Díaz? ¿Por derivaciones?

Se han destinado porque el PP apuesta por este modelo. ¿Por qué la Jiménez Díaz tiene 50 millones más y La Paz tiene 22 millones menos? Cuando teóricamente en un ranking que ha habido, del que ellos se vanaglorian, el hospital que sale de toda España mejor valorado es La Paz. La Jiménez Díaz está haciendo la lista de espera de muchos hospitales de Madrid. Ellos tienen menos lista de espera porque tienen un margen presupuestario más amplio que el resto de los hospitales. Mientras tanto el resto de hospitales cada vez tienen menos. Este año la mayoría de los hospitales grandes tienen 350 millones menos en el capítulo de los gastos corrientes. La Jiménez Díaz es el único hospital que en los últimos cuatro años se le ha incrementado el presupuesto en 150 millones. En el resto lo que hemos tenido son reducciones presupuestarias. La apuesta que están haciendo es que quieren un modelo como la Jiménez Díaz, que es un modelo que tiene que dar cuentas a sus accionistas y no a los madrileños.

Ahora mismo, estamos invirtiendo mucho más en empresas privadas que en la salud de los madrileños.

Las listas de espera, como hemos comentado antes, vuelven a aumentar pese al plan de choque, ¿cree, entonces, que este plan de choque es un fracaso?

Claro que sí. Este plan de choque es un fracaso. El Gobierno siempre te va a dar el dato bueno, y nosotros, probablemente, podremos dar el dato malo. Pero es que el dato malo es que seguimos teniendo una lista de espera completamente inasumible por muchos pacientes porque hay muchos pacientes que no pueden esperar seis meses a que los operen. El manejo de este plan no está enfocado a solucionar la lista de espera sino a ver cómo se maquilla mejor la lista de espera y se dan mejores números a final de mes. La gestión de la lista de espera que no se adecua con la realidad de los pacientes.

¿Qué proponen desde su partido para solucionar la interinidad en la plantilla sanitaria?

En la Oferta Pública de Empleo (OPE) que se convocó el año pasado no se ha dado salida a la gente que está en interinidad. ¿Para qué hacen una OPE? Hacen una oferta pública de empleo en la que dejan fuera al 90 por ciento de la gente que ya está trabajando en su sistema. Cada vez que hay una OPE casi es más desmotivante que motivante porque primero lo profesionales no saben dónde se presentan porque con el área única no sabes si te estas presentando a tu hospital o a otro. Además, ha habido muchas irregularidades en la ejecución de la propia oposición, y de hecho, hay varios colectivos que lo han llevado a los tribunales. Tendríamos que ser serios y consolidar a la gente que ya está trabajando en el sistema. Habría que consolidar como mínimo a un 50 por ciento. Esto es muy fácil, hay que hacer oposiciones que sean serias y rigurosas y que se adecuen al personal que tenemos.

La Fundación Jiménez Díaz está haciendo la lista de espera de muchos hospitales de Madrid.

Madrid ya tiene su primera ley de muerte digna. ¿Cree que se podrá llevar a cabo?

Viendo cómo se han desarrollado otro tipo de propuestas es cuestión de voluntad política. Por ejemplo, el año pasado nosotros aprobamos en el presupuesto 8,6 millones para un Plan Bucodental que no se ha liquidado. Lo que pasa entre lo que nosotros aprobamos y lo que verdaderamente se ejecuta, es un agujero negro del cual solo pueden dar cuenta los que lo tienen que ejecutar. Presupuestariamente, me gustaría pensar que sí es posible, pero por ejemplo, en el protocolo de prevención de cáncer de colon, que es un programa muy importante de prevención, no han puesto ni un solo euro en estos dos años que llevamos.

La semana pasada conocíamos que la Comunidad cesaba al gerente de La Princesa tras conocerse que tiene una empresa de seguros de salud. ¿Qué le parece esta noticia?

La forma en la que eligen a los gerentes y los directivos de los hospitales ya es indicativo de que esto puede pasar. El PP ha usado los puestos en Sanidad como moneda de cambio política, como sitio donde hay que pagar favores políticos. Tenemos gerentes de todo tipo, hemos tenido a por ejemplo Rafael Catalá, a amigos de Rajoy. Esto es un movimiento que tiene que ver con todo menos con la profesionalidad. Al final te encuentras con personas que no estaban preparados para el cargo y que tienen conflictos de intereses. El sistema que han establecido para elegir a estos gerentes y a estos directivos es un sistema puramente dictatorial, de dedo. Este señor ya había sido gerente del hospital del Tajo, también director general, nombrado por Sánchez Martos, y ahora ha vuelto a ser gerente. Nos encontramos con gerentes que no usan su cargo para hacer una gestión pública buena sino la usan para hacer sus propios negocios o como lanzadera para sus propios intereses.

El PP ha usado los puestos en Sanidad como moneda de cambio política.

Otra noticia que conocíamos la semana pasada es que Amancio Ortega ha donado 320 millones para la Sanidad pública española para renovación de tecnología oncológica. ¿Qué le parece este tipo de donaciones?

En concreto, este tipo de donación que viene de una persona que dice que hace ingeniería fiscal para no pagar impuestos en España, me parece un premio de consolación a la tercera fortuna del mundo. Los impuestos son los que nutren a la Sanidad pública, y si lo pagara no necesitaríamos esta caridad. Algunos dicen es que ha pagado 300 millones y me pregunto cuánto tendría que haber pagado si hubiera pagado todos los impuestos que no ha pagado porque tiene las empresas en otros países. A través de los impuestos es como verdaderamente se financia la Sanidad. Me parece un lavado de imagen más propio de la beneficencia que de un sistema sanitario público serio, el cual se nutre de los impuestos. Si se nutre de los impuestos atajemos el fraude fiscal que está calculado en 35.000 millones de euros al año en toda España, que es la mitad del presupuesto sanitario de todo el país. Atajemos el fraude fiscal y hagamos iniciativas que vayan en la dirección de los que más tienen más pongan y eso ahora mismo, en Madrid no se hace ya que es un paraíso fiscal. Cifuentes se vanagloria de que en esta Comunidad es en la que menos impuestos se pagan, pues que se vanaglorie, también, de que es la tercera Comunidad que menos presupuesto en Sanidad paga por habitante.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios