www.madridiario.es

ENTREVISTA

Plañiol: 'El objetivo del Gobierno es reducir hasta el 8% la eventualidad del personal de Sanidad'
Ampliar
(Foto: Kike Rincón)

Plañiol: "El objetivo del Gobierno es reducir hasta el 8% la eventualidad del personal de Sanidad"

Regina Plañiol (Madrid, 1959) es la portavoz del Partido Popular en la comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid. Atendió a Madridiario para fijar la posición de su formación en relación a la Sanidad madrileña, dentro de un ciclo de entrevistas a los responsables políticos de este área en la región.

¿Qué carencias tiene, a su juicio, la Sanidad pública?

En lugar de hablar de carencias, de lo que hay que hablar es de aciertos. La Sanidad de Madrid es la mejor Sanidad de España y una de las mejores de Europa. El pasado mes de febrero se presentó en la Unión Europea el informe de compatibilidad de las regiones, que lo presenta la Comisión de la Unión Europea y se presenta distribuyendo las regiones en 263 regiones diferentes en Europa, y Madrid quedó en el segundo puesto. Es un informe que abarca aspectos muy variados pero uno de ellos es el de Sanidad. Sólo ha quedado detrás de Estocolmo, por lo que tenemos ese reconocimiento por parte de la Unión Europea de cómo funciona Madrid.

Ejemplo de otros indicativos más próximos puede ser que el Hospital de la Paz haya vuelto a ser reconocido como el mejor hospital de España. Dos de los tres mejores hospitales de España también están en Madrid, y cinco de los diez mejores hospitales del país también están en Madrid. Si me fijo en el índice de satisfacción de los usuarios, califican con un 9 sobre 10 la satisfacción que reciben de la atención sanitaria de nuestra región. Con lo cual, creo que la Comunidad de Madrid lo está haciendo bien. La Sanidad pública de nuestra región es una referencia y lo que tenemos que hacer es fijarnos en nuestros aciertos y seguir invirtiendo en lo que estamos haciendo bien.

¿Cree que el presupuesto destinado a Sanidad para 2017 es suficiente para la Comunidad de Madrid?

Yo creo que sí. Lo fácil es siempre pedir más, pero lo que se espera de un buen gestor no es pedir más sino hacer las cosas bien con el presupuesto que tiene, ir ganando en eficacia y en eficiencia. La Sanidad de Madrid tiene un presupuesto de 7.633 millones de euros. Concretamente este año, contamos con 180 millones más que el año pasado -un 2,4 por ciento más- y, realmente, creo que es suficiente para todo lo que tenemos que hacer. Crecen las partidas destinadas a recursos humanos, crecen las partidas dedicadas a programas específicos como la detención del cáncer, especialmente en la detención precoz del cáncer de Colón, la atención a las Urgencias, la Salud Mental, también el cuidado de los pacientes crónicos, los cuidados paliativos, sobre todo por el desarrollo de la ley del proceso de morir que acabamos de aprobar. Crecen, también, las partidas destinadas al mantenimiento de los hospitales. Es decir, crecen las partidas más necesarias y estoy segura de que, con la buena gestión de los profesionales de Madrid, contamos con el presupuesto necesario y si no fuera necesario, haríamos las modificaciones suficientes para poder contar con los recursos que necesitamos.

Estamos reduciendo las derivaciones a hospitales privados.

¿Estos presupuestos reflejan una decidida apuesta por la asistencia sanitaria privada como critica la oposición?

Absolutamente no. Lo que reflejan es la apuesta decidida por una Sanidad pública, universal, gratuita y de calidad, que es la que queremos todos y que es la que defiende el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Esto se refleja en que otro año más tenemos un presupuesto mayor para la Sanidad pública de Madrid. Llevamos varios años con crecimiento sostenido que refleja esa apuesta por la Sanidad pública pero, además, estamos reduciendo las derivaciones a hospitales privados, que se han utilizado como una herramienta más para reducir las listas de espera. No sólo se están reduciendo las listas de espera sino que, además, se realizan internalizando todas las operaciones quirúrgicas en nuestros hospitales. Seis de los hospitales que tenían una gestión concertada han pasado a tener gestión directa en este presupuesto con lo cual, creo que claramente hay una apuesta decidida por la Sanidad pública. Quiero recordar, además, que en Madrid tenemos la ley que garantiza la libre elección de médico, hospital y enfermera, y la verdad, que nuestros madrileños ejercen libremente esa voluntad y eligen siempre los hospitales de Madrid, la Sanidad pública de Madrid, de titularidad pública y tengo que negar la mayor cuando la oposición quiere confundir sobre las prioridades del Gobierno.

La oposición le recrimina que este año en los presupuestos de 2017, la Sanidad pública recibe 300 millones menos con los presupuestos de 2017, 57 millones menos en el Ramón y Cajal y en cambio, han subido las partidas para los centros privados, por ejemplo 50 millones a la Fundación Jiménez Díaz.

Los presupuestos son unos datos objetivos: se aprueban por ley, con lo cual es facilísimo y está a disposición de todos los ciudadanos la comparativa a los presupuestos de un año sobre otro. En el año 2017 los presupuestos presentados para Sanidad son 180 millones más que las partidas de 2016, por lo que no existe esa reducción de financiación. Hay más presupuestos, concretamente, un 2,4 por ciento más. Lo que se espera de más no es sólo un mayor presupuesto sino una mejor gestión, más eficaz y más eficiente, y en eso está comprometida la Comunidad de Madrid. Debo recordar que este año nos hemos comprometido con la humanización de la atención sanitaria que pasa a ser uno de los leitmotiv de la gestión, y no necesariamente necesita una partida presupuestaria adicional.

¿Hay algún plan para que la Sanidad pública no derive a pacientes a la Sanidad privada para operarse?

Tenemos una apuesta decidida por la reducción de las listas de espera. Una opción o una alternativa que se daba a los pacientes para que se redujera su tiempo de espera era la derivación a un centro privado. Debo recordar que eso siempre ha sido una opción libre y voluntaria, pero el objetivo no es la derivación a los centros privados, el objetivo primordial, y en eso estamos trabajando, es que la lista de espera se reduzca a través los propios medios de la Comunidad de Madrid. Esa otra alternativa que hemos utilizado cuando ha sido suficiente ha sido de forma transitoria. En este momento, la Consejería ha puesto un plan específico de reducción de las listas de espera, apostando por la apertura de los quirófanos en horario de tarde y los reforzamientos de las plantillas. Estamos en eso y nos está dando muy buenos resultados.

La Consejería ha apostado por la apertura de los quirófanos en horario de tarde y los reforzamientos de las plantillas.

La lista de espera quirúrgica vuelve a aumentar pese al plan de choque. ¿Cree que este plan es un fracaso?

No, en absoluto. Para poder conseguir un objetivo lo primero que hay que hacer es proponérselo. La Comunidad de Madrid se ha propuesto reducir las listas de espera y está poniendo los medios para ello. Sí que es cierto que ha habido y que tenemos una lista de espera que en los últimos meses ha repuntado, pero seguimos estando muy lejos, muchísimo mejor que la media nacional. A cierre del mes de febrero, conocidos a mediados de marzo, la lista de espera era de 49 días pero la media nacional es de 89 días. Hay que tener cuidado a la hora de explicar estas cosas porque, efectivamente, hemos podido tener un repunte pero siempre estamos infinitamente mejor que la media nacional. Además, quiero recordar que la lista de espera es sólo para aquellas intervenciones que ni son importantes, ni son graves, ni son urgentes.

¿Qué planes tenéis para solucionar la interinidad en la plantilla sanitaria?

Se trata de reducir personal eventual y sustituirlo por personal interino. Todo va con la gestión oportuna de las convocatorias públicas de oposición para que se puedan reforzar las plantillas de personal interino y reducir las plantillas de personal eventual. El plan que tiene pensado el Gobierno es reducir hasta el 8 por ciento la eventualidad de los puestos en Sanidad. Para querer conseguir objetivos, lo primero que hay que hacer es proponérselo, tener la voluntad política de quererlo hacer y poner los medios necesarios. El Gobierno se ha propuesto reducir la lista de los eventuales y lo va a conseguir.

La Sanidad madrileña cuenta con 5.000 profesionales menos que en 2010, ¿Tenéis previsto recuperar esta plantilla en los próximos años?

Los profesionales no se han reducido, los profesionales han pasado a desarrollar una jornada de más de 37,5 horas, que fue la que tenían antes de la reducción que se hizo. Lo que es la puesta a disposición de los ciudadanos madrileños del empleado público no se ha reducido. Es una tendencia a seguir creciendo. En cualquier caso hay que adaptar las plantillas a las necesidades reales de los ciudadanos y la demanda de los ciudadanos cambia, por ejemplo, la hospitalización media se ha reducido en la medida que las intervenciones quirúrgicas necesitan ahora una hospitalización más lenta. Hay una cirugía ambulatoria que, hace unos años, era inexistente porque todas las intervenciones exigían hospitalización completa. La Sanidad va cambiando y el papel de la Atención primaria resuelve casi el 90 por ciento de las necesidades de atención sanitaria que tienen nuestros ciudadanos. Cambian las necesidades de los ciudadanos y cambia la forma de respuesta que tiene la Sanidad.

La oposición les recrimina que hay carencia de mantenimiento en los hospitales públicos, que llevan más de 12 años sin invertir en esto y que ese dinero se ha desviado a la Sanidad privada.

En los últimos años, lo que hemos hecho es un esfuerzo en la creación de nuevos centros, tanto en centros de Atención Primaria como en centros hospitalarios. El parque de los hospitales de Madrid es muy variopinto porque algunos tienen 50 años de antigüedad, unos vienen por las transferencias del Ministerio, otros pertenecían a la Diputación... Tenemos origen muy diferente de los diferentes hospitales. Tenemos, sólo en hospitales, 2 millones de metros cuadrados, que es lo mismo que decir que tenemos 240 campos de fútbol. Con una extensión tan grande, es evidente que se necesita un mantenimiento ordinario. Todos los hospitales tienen un presupuesto específico para mantenimiento ordinario, pero es cierto, que este año hemos aprobado una partida de 130 millones para los próximos tres años que hará un refuerzo especial en el mantenimiento de determinados hospitales como El Gregorio Marañón, el de Móstoles, La Paz y el 12 de Octubre. Concretamente para el año 2017 vamos a disponer de una partida de 32 millones.

Otro problema que hay en los hospitales son el cierre de camas… En el Ramón y Cajal se han cerrado 460 camas de las 1.100 que había en el 2011 y el hospital del Tajo piden la apertura de la T-4.

Lo que tiene que hacer la atención sanitaria es dar respuesta a la necesidad de los ciudadanos. Cuando hay necesidad de camas se abren todas las camas y cuando las necesidades son menores, como por ejemplo en verano, se cierran. En las épocas de vacaciones, normalmente, se necesitan menos camas hospitalarias que el resto del año. Por ejemplo, si nos encontráramos con una epidemia de gripe se tendrían que poner a disposición más camas de las que se usan de forma ordinaria. No se trata de tener más o menos camas sino de tener las que se necesitan, en función de las necesidades específicas de cada momento. Sí que estamos viendo que para la atención de agudos se necesitan menos camas, en la medida que son más eficientes y más cortos los procesos de intervención, y por otro lado, estamos viendo que se necesitan más camas de crónicos o personas que necesitan programas de larga o media estancia. De lo que se trata es que la cantidad de camas que tiene Madrid se reoriente de forma que den respuesta en cada momento. Creo que Madrid tiene las camas bien distribuidas, y que la prioridad en este momento es la reorientación o reconversión de las camas en función de las necesidades específicas de los pacientes.

No se trata de tener más o menos camas sino de tener las que se necesitan, en función de las necesidades específicas de cada momento.

Madrid ya tiene su primera ley de muerte digna. ¿Cree que se podrá llevar a cabo realmente?

La ley se llama Ley de los Derechos y Garantías de las personas en el proceso de morir. Es una ley que ha nacido, primero, por unanimidad por parte de todos los grupos parlamentarios, y en segundo lugar, con el respaldo, como no podía ser de otra manera, del Gobierno de la Comunidad de Madrid. En esta ley se establecen muchos mecanismos de calidad para que todas las personas tengan, no sólo la atención sanitaria completa que necesitan, sino todos los cuidados paliativos que puedan ayudarles a paliar el sufrimiento al acercarse la hora de su muerte. El sufrimiento no es sólo el dolor, es algo más, puede ser también situaciones de ahogo, etc. Estas peronas también pueden tener algo tan sensible como son habitaciones individuales, el acompañamiento de la familia, la atención espiritual si es que lo requieren, es decir, es algo más completo que solo la atención sanitaria. Le puedo decir que la Sanidad pública de Madrid está totalmente preparada para ello, no sólo desde el punto de vista sanitario sino también de las instrucciones previas. Esta ley respeta escrupulosamente la voluntad de los pacientes, y en el caso, en la que los pacientes no hayan podido tomar sus propias decisiones, la de sus familiares. Establecemos un mecanismo para facilitar que todo el mundo en cualquier centro de salud pueda tomar las decisiones que quiera llegado ese momento. Estamos todos de acuerdo y convencidos de que es un paso que hay que dar. Creemos que es mejorar la atención sanitaria de los madrileños y de sus familias. No me cabe duda que ya lo estamos poniendo en marcha en la Sanidad pública, y que dentro de poco estará generalizado, tanto en los hospitales de gestión directa de la Comunidad, como los hospitales privados que existen en nuestra región a los que también les obliga la ley.

¿Cuál es el objetivo de su partido político en materia sanitaria para esta legislatura?

Reafirmo, una vez más, nuestro compromiso con la Sanidad universal, gratuita, y de calidad. Y que nadie dude de esta voluntad. Como los índices de satisfacción de los usuarios, los reconocimientos oficiales o las evaluaciones de calidad nos indican que Madrid lo está haciendo bien. Vamos a seguir haciéndolo bien, y si cabe, mejor.

La prioridad en este momento es la reorientación o reconversión de las camas en función de las necesidades específicas de los pacientes.

La semana pasada conocíamos que la Comunidad cesaba al gerente de La Princesa tras conocerse que tiene una empresa de seguros de salud. ¿Qué le parece esta noticia?

No me corresponde a mí opinar sobre la compatibilidad o incompatibilidad de esta persona porque no conozco su situación, pero lo que sí que está claro es que nosotros no vamos a aceptar que haya conflicto de intereses en ninguna persona que tenga que ver con la gestión de la Comunidad de Madrid. Por lo tanto, si se ha puesto en riesgo el posible abuso de conflictos de intereses entre esta persona y la Sanidad, pues obviamente estaré totalmente de acuerdo con el cambio de su gerente. El Gobierno de la Comunidad ha presentado en esta Asamblea un proyecto sobre el marco regulador del funcionamiento de hospitales del SERMAS. Es una iniciativa del Gobierno de la Comunidad de Madrid por el que se quiere regular de forma objetiva y transparente la gestión interna de los hospitales y de las zonas territoriales. Con esta ley queremos la elección de los gerentes de los hospitales y de las zonas territoriales se haga de una forma objetiva, transparente y profesional. Ya teníamos avanzado muchas cosas en ese terreno de la profesionalidad de la gestión, pero con esta ley que el Gobierno nos ha puesto encima de la mesa, y que en este momento estamos tramitando los 3 grupos de la oposición y el grupo Popular, daremos un paso adicional.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.