www.madridiario.es
    24 de abril de 2019

Brihuega

Miles de hectáreas de lavanda componen el singular paisaje de Brihuega, un municipio de Guadalajara que dista tan solo una hora de Madrid. La floración de los campos se ha retrasado este año y las visitadas guiadas por este paraje natural se han ampliado hasta mediados de agosto. Las calles y los escaparates del pueblo se han teñido de morado.

FESTIVAL DE LA LAVANDA

A poco más de una hora de Madrid, encontramos los campos morados de lavanda de la pintoresca comarca de Brihuega -Guadalajara. Visitarlos a finales de junio y principios de julio se convierte en una auténtica experiencia sensorial. Y coincidiendo con la cosecha de esta flor mediterránea, se celebra el Festival de la Lavanda. Dos conciertos al atardecer acompañados de una aventura gastronómica convierten esta cita es un evento imprescindible en la agenda veraniega en el corazón de la Alcarria.

A 90 kilómetros de Madrid y en pleno corazón de la Alcarria, se encuentra uno de los paisajes morados más espectaculares que se puede visitar durante este mes de julio. Se trata de los campos de cultivo de lavanda de Brihuega, con unas 1.000 hectáreas de plantación y que representan el diez por ciento de la producción mundial.

A punto de llegar el otoño ya no se ve el color de la lavanda, pero aún se intuye ese morado que ilumina los campos en los meses de junio y julio. Hectáreas infinitas de plantas alineadas a la perfección se divisan en unas sendas arenosas con varios carteles que dejan claro de quién son propiedad estas tierras. Estos caminos, cuyo olor atrapa en una espiral de sensaciones, albergan el 10 por ciento de producción mundial de lavanda. Aquí, en Brihuega, a 80 kilómetros de Madrid.
  • 1