www.madridiario.es
El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, presenta el proyecto de reurbanización del entorno de Joaquín Costa.
Ampliar
El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, presenta el proyecto de reurbanización del entorno de Joaquín Costa. (Foto: Noelia Pellejero)

Museo al aire libre y más espacio peatonal en el nuevo 'bulevar del arte' en Joaquín Costa

lunes 30 de noviembre de 2020, 12:17h

El riesgo de colapso inminente del puente de Joaquín Costa obligó a su desmontaje en tiempo récord este verano. Con el scalextric desarmado desde octubre, el Ayuntamiento de Madrid ha presentado este lunes el proyecto de reurbanización del entorno, una intervención que pasa por recuperar el bulevar anterior a la construcción del viaducto. Las obras de remodelación comenzarán a principios de 2021 y la conclusión de las mismas se estima para el mes de septiembre.

El alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, ha explicado esta mañana los detalles de la operación, cuyo presupuesto asciende a más de 10,6 millones de euros. "En todo este entorno de Joaquín Costa y Príncipe de Vergara se va a visualizar cuál es el modelo de ciudad post-Covid, con un aumento del espacio público para los peatones del 20 por ciento", ha destacado el regidor. Además, se potenciará la permeabilidad peatonal incorporando más pasos de cebra y ampliando las aceras.

El Consistorio también apuesta por abrir paso a fórmulas de movilidad sostenible como la bicicleta creando un carril bici segregado y un carril bus reservado en exclusiva para el transporte público en la parte exterior de la calzada. El itinerario ciclista se habilitará entre la actual acera y el carril bus y estará protegido por dos bandas de setos ajardinados. En el centro de las vías Joaquín Costa y Francisco Silvela se dispondrán tres carriles de circulación en cada sentido, que quedarán divididos por una mediana arbolada.

De hecho, se plantarán hasta 330 árboles en la zona acotada de 64.000 metros cuadrados sobre la que se intervendrá. Estas zonas verdes se concentrarán en las inmediaciones de los colegios próximos a la intersección entre Príncipe de Vergara y López de Hoyos, donde se plantea un área infantil privada enmarcada en una nueva plaza que el proyecto genera en esta localización. Por otro lado, se recuperará la glorieta de López de Hoyos "como una pieza ajardinada" que contará con aceras estanciales y nuevo mobiliario.

Asimismo, el área de Obras y Equipamientos ha previsto una reforma adicional en el primer tramo de la calle Gabriel Lobo para mejorar sus condiciones de accesibilidad, una acción "tradicionalmente demandada en este distrito -Chamberí- por los comerciantes", ha comentado el primer edil madrileño. Se restablecerá también la plaza en la intersección de esta vía con Duque de Sevilla "como primer paso de un futuro proyecto para la remodelación integral de todo este barrio".

Del scalextric al 'bulevar del arte'

En el acto de presentación de la operación urbanística, Almeida ha señalado que este enclave "se va a convertir en un museo de arte contemporáneo al aire libre". Así, el scalextric dejará paso a un "bulevar del arte" donde se exhiban distintas piezas escultóricas.

La transformación de todo este ámbito se ha diseñado después de analizar las posibles soluciones para la reordenación del tráfico una vez derribado el puente. Finalmente, se ha optado por prescindir de estructuras a distinto nivel y por dotar de más espacio a los viandantes. "Hacer de esta zona un Madrid más habitable", lo ha definido la delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero.

“Cuando el informe técnico nos avisó de que el scalextric de Joaquín Costa había llegado a su límite tras 51 años en funcionamiento y que la seguridad de los madrileños corría riesgo, paralizamos el tráfico y, tras la instrucción del alcalde, sacamos un concurso de emergencia para poder desmantelarlo”, ha relatado sobre la rápida actuación que exigió el desmantelamiento del puente una vez se decretó el pasado mes de julio el fin de su vida útil.

Después de este momento siguieron tres meses de demolición, uno menos de los previstos, en los que los vecinos "han sentido las mínimas molestias posibles", ha indicado la concejala. Estos tendrán ahora que convivir con nueve meses de obras para poder disfrutar de la nueva imagen del bulevar el próximo otoño. “Lo que en un principio fue una situación completamente imprevista se ha convertido en una oportunidad que transformará esta zona y la convertirá en el emblema de lo que debe ser la ciudad pos-Covid", ha expuesto el alcalde, quien espera "rebajar en algo" los plazos de ejecución marcados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios