www.madridiario.es
Carril bici de la calle Sagasta.
Ampliar
Carril bici de la calle Sagasta. (Foto: Silvia Aguilar)

Madrid descarta implantar carriles bici provisionales, apoyados por las asociaciones ciclistas con condiciones

jueves 30 de abril de 2020, 07:00h

Solo tres de cada diez viajeros habituales podrán hacer uso del transporte público madrileño en los próximos meses. Un aforo limitado en la desescalada del confinamiento que obliga a readaptar el modelo de movilidad regional. En este escenario, el Gobierno central ha instado a las ciudades que superan los 5.000 habitantes a favorecer los itinerarios ciclistas. Sin embargo, no ha correspondido este fomento de la bicicleta con una partida presupuestaria. Por el momento, el Ayuntamiento de Madrid no contempla implantar carriles provisionales, como ha recomendado el Ejecutivo nacional. Tampoco hay consenso entre las asociaciones sobre la pertinencia de esta medida.

Para garantizar la distancia mínima entre usuarios, el transporte público perderá dos tercios de su capacidad de absorción de viajeros. La bici se postula como una alternativa segura y la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha enviado una carta a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en la que ha pedido, entre otras cosas, impulsar la apertura de servicios de bicicleta compartida pública. En este sentido, la capital se ha adelantado, pues la red de BiciMAD se encuentra operativa desde el 22 de abril -tras permanecer un mes clausurada-.

En su misiva, la vicepresidenta cuarta también pide que se coloquen infraestructuras provisionales de bajo coste para la ampliación de zonas peatonales o ciclistas. En concreto, plantea incluir la reserva del carril derecho de grandes arterias a tal efecto y la reducción de la velocidad a 30 km/h en vías de un solo carril por sentido. Estos carriles temporales ya se han habilitado en varias ciudades internacionales, pero no se esperan en Madrid. Fuentes del área de Medio Ambiente y Movilidad consistoriales explican que, “en principio”, no se añadirán. Una decisión contraria a las sugerencias de partidos como Más Madrid, que han animado a seguir la estela de los puestos en marcha en Berlín o Nueva York.

Pedalibre celebra la propuesta estatal, pero traslada su “decepción” por que no se haya fijado “un plan de verdad ni tenga presupuesto”. De esta forma, entienden que la creación de estos carriles queda “al albur de que los ayuntamientos decidan por sí mismos”. La asociación ciclista considera “indispensables” estas nuevas sendas urbanas para las bicis y animan a que se siga el ejemplo de otras urbes. “En Bogotá ya tienen decenas de kilómetros temporales, en París van a crear más de 650 kilómetros y en Nueva Zelanda el ministerio paga a los municipios que los implementen el 90 por ciento del coste”, indica a Madridiario su portavoz, Fernando García.

Asimismo, destaca que la instalación de estos carriles reviste “escasa complejidad” y que no supone un precio elevado. Eso sí, inciden en que deben ser duraderos y estables. Para delimitarlos, se podría emplear pintura (doble línea continua), señales verticales, conos anclados, bloques de hormigón o maceteros. Pedalibre aboga por que se sitúen “en la calzada y sean segregados”, a la par que “suficientemente holgados como para asegurar la distancia de seguridad con el tráfico motorizado y el previsible aumento de ciclistas”.

Por su parte, la Coordinadora Española en Defensa de la Bicicleta (Conbici) hace hincapié en su accesibilidad. “Deben ser adyacentes a la acera, línea de aparcamiento o carril bus para garantizar la incorporación y salida segura de los mismos”. También sostienen que “han de procurar la conexión con infraestructuras existentes” y cubrir los principales ejes de movilidad de la ciudad y la conexión con barrios o núcleos próximos. En este sentido, desde Pedalibre proponen que se dispongan vías ciclistas siguiendo los siguientes ejes radiales y transversales:

  • Avda. de los Poblados – Avda. Andalucía – Avda. Córdoba – Legazpi – P. Delicias – P. Prado – P. Recoletos – P. Castellana
  • Princesa – Gran Vía – Alcalá – Avda. Logroño
  • Gral. Perón – Concha Espina – Ramón y Cajal – J. Silva – Moscatelar – Silvano – IFEMA
  • Albufera – Ciudad de Barcelona – Gl. Emperador Carlos V – Atocha
  • Castilla – Bravo Murillo – San Bernardo
  • Reyes Católicos – Cea Bermúdez – José Abascal – María de Molina – López de Hoyos
  • Elíptica – Sta. María de la Cabeza – Gl. Emperador Carlos V

Carriles bici ciclista que propone Pedalibre.

Desde En Bici Por Madrid alertan de que los carriles bici provisionales “son un arma de doble filo” al poder confundir a los usuarios en que “sin carriles no se puede circular”. Por ello, suscriben el planteamiento de la Fundación Pons, que defiende su creación en las vías de acceso a la capital desde localidades limítrofes. Una línea que también aconseja el Gobierno nacional, que plantea instaurar corredores en zonas periurbanas que unan polígonos, municipios vecinos o campus universitarios con las ciudades. Con respecto al interior de la urbe, la asociación ve tanto ventajas como inconvenientes “frente a otras soluciones como la restricción de paso de motorizados o el control de velocidad que también propone Ribera”.

El rechazo rotundo no solo a estos itinerarios provisionales, sino a los ya existentes, lo traslada Madrid Ciclista. La asociación considera que, en las circunstancias actuales, “ciclismo urbano seguro es incompatible con los carriles bici”. Así, estiman que ninguno de los que alberga la ciudad permiten mantener la distancia de seguridad de entre 1,5 y dos metros. En el bidireccional de Santa Engracia, citan, los ciclistas que van en direcciones opuestas tan solo cuentan con una separación de “entre 12 y 27 centímetros”. En consecuencia, instan a Cibeles a clausurarlos.

Pedalibre desmiente este parecer y asegura que la bicicleta “es el medio más seguro en términos de movilidad”. Sin embargo, En Bici Por Madrid alude a la sugerencia del Ayuntamiento de Barcelona de evitar el uso de la bici en vías que transcurran por las aceras y por carriles bidireccionales. Por ello, la asociación pone sobre la mesa varias actuaciones: desde “dejar los carriles en sentido único, hasta ensancharlos o cerrarlos para que los ciclistas vayan por la calzada”. En el caso puntual de Santa Engracia verían con buenos ojos que se limite “al sentido contrario al resto del tráfico”. “Es una oportunidad para bajar a la calzada los itinerarios que ahora mismo están en las aceras”, afirman.

Reapertura de parques

Teresa Ribera ha requerido a las administraciones locales que identifiquen la bicicleta como vehículo autorizado para el desplazamiento en las actividades permitidas hasta la fecha y que sea considerada como un medio de transporte más allá de como una herramienta de ocio. Las asociaciones de ciclistas celebran este apoyo institucional y En Bici Por Madrid, a título individual, puntualiza la conveniencia de “dar instrucciones a la Policía para que dejen de hostigar a quien escoge este modo”.

Este colectivo recuerda que el actual “es el mejor momento para iniciarse con la bici” debido al descenso en un 71 por ciento de la circulación, según datos de la Dirección General de Tráfico. Además, Conbici incide en la importancia de fomentar la movilidad “activa, inclusiva y social tras un largo periodo de confinamiento” y señala a la bicicleta como un instrumento que puede aportar “autocuidado” en el desarrollo de la salud física y mental. Sin embargo, a pesar de que los adultos podrán salir a hacer deporte desde el próximo sábado, la Alcaldía capitalina ya ha anunciado que no abrirá los parques de la ciudad, por lo que las sendas ciclistas de la Casa de Campo o Madrid Río siguen bloqueadas.

“Deberían abrirse hoy mismo”, declara un portavoz de En Bici Por Madrid. Se quejan de que quienes huyen del transporte público se encuentran con sus itinerarios cortados. “Los puentes ciclistas que permiten atravesar autopistas están precintados y no tiene sentido alguno porque son recorridos necesarios para que la gente llegue a trabajar”, afirma. Por su parte, Pedalibre ve incompatible promover el uso de la bicicleta con que muchos tramos del anillo ciclista continúen cerrados. “Otra cosa es que la zona de columpios de los parques lo esté”, precisan.

Por el momento, el acalde, José Luis Martínez-Almeida, ha sido claro al respecto: “La pandemia no está vencida y no podemos bajar la guardia, se están dando pequeños pasos en el proceso de desescalamiento y tenemos que acompañarlos, pero no adelantarnos”. “Se qué es una decisión difícil y puede ser incomprendida, pero es muy necesario ser prudentes porque hemos pasado lo peor y no queremos volver a pasar por lo que, desgraciadamente, ha sufrido la Comunidad de Madrid”, ha zanjado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios