www.madridiario.es
Matadero de Buitrago del Lozoya, actualmente cerrado
Ampliar
Matadero de Buitrago del Lozoya, actualmente cerrado (Foto: Ayuntamiento de Buitrago del Lozoya)

La burocracia obliga a que la remodelación del Matadero de Buitrago se retrase aún más

Por Alba Cabañero Aina
martes 26 de octubre de 2021, 07:40h

El proyecto de renovación del Matadero de Buitrago del Lozoya fue, en su momento, un plan aplaudido por los ganaderos de la zona, puesto que “acercará a los madrileños, quienes consumen cerca de 382.000 toneladas de carne anuales, producto de cercanía reduciendo costes económicos y medioambientales del transporte”, señalaban desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Madrid (UPA Madrid) en 2018.

A día de hoy, y casi cuatro años después de este anuncio, la Unión de Agricultores, Ganaderos y Silvicultores de la Comunidad de Madrid (UGAMA) denuncia que, todavía, las puertas del matadero siguen cerradas.

Y no es la primera vez. A finales de 2020 UGAMA hizo una llamada de atención a la Comunidad de Madrid: “UGAMA pone en evidencia a la Comunidad de Madrid que, tras haberlo considerado infraestructura imprescindible para el desarrollo rural tanto de la comarca como de la misma Comunidad, reflejado, además en el Plan Terra como acción para apoyar y consolidar las estructuras frágiles para mejorar la competitividad del sector, no ha movido un solo ladrillo”.

Cerrado y abandonado

Una inspección de Sanidad fue la que obligó al cierre de este edificio y fue en marzo de 2018 cuando empezaron a hacerse los primeros movimientos para acometer su reforma. En total, la Comunidad de Madrid destinó una subvención nominativa para el Ayuntamiento de 500.000 euros.

El principal proyecto pasaba por demoler el matadero, algo que, cuenta el actual alcalde de Buitrago del Lozoya, Tomás Fernández, estaba incluso licitado.

Tras el cierre del Matadero de Buitrago, solo hay un matadero público en toda la Comunidad de Madrid (Foto: Ayuntamiento de Buitrago del Lozoya)

“Cuando llego como alcalde (en el año 2019) me encuentro que había un proyecto del Ayuntamiento. En aras de agilizarlo, se hizo un primer proyecto de demolición del actual matadero para empezar a justificar la subvención. La Comunidad de Madrid dice que eso no vale y que tiene que ser un proyecto completo. Cuando llego está incluso licitada la obra de demolición”, indica a Madridiario.

Tras esto, comenzó el baile de reuniones, solicitud de informes y Plenos. “Lo que nosotros hacemos es ponernos en marcha. En agosto-septiembre de 2019 se pasa por Pleno y con el proyecto básico pedimos informes para poder desarrollar el proyecto de ejecución. La sorpresa es que tenemos informes desfavorables por parte de Medio Ambiente y de Urbanismo”, explica Fernández.

“A raíz de ahí nosotros no podemos adjudicar la obra que estaba licitada de demolición y no podíamos continuar, así que empezamos a moverlo”, agrega.

Un Plan Especial que no sirve

La lentitud del proceso llevó a que en una reunión en junio de 2020, se acordase llevar a cabo un Plan Especial, que agilizaría todo: la demolición del edificio y la posterior construcción del matadero, con las nuevas salas de sacrificio y despiece.

El 26 de octubre de 2020, el Ayuntamiento de Buitrago del Lozoya aprobó en Pleno Extraordinario el Plan Especial del Matadero para su remisión a la Comunidad de Madrid, y así comenzar a tramitar esta reforma.

Pero en febrero de 2021, explica UGAMA, en la reunión mantenida entre el actual Viceconsejero, Director General de Agricultura y Ganadería, Director General de Urbanismo, Director General de Medio Ambiente, el alcalde de Buitrago de Lozoya y la asociación, se determinó que solo faltaba un informe de carreteras del Estado y un Informe de Medio Ambiente para que la reapertura del matadero fuera posible.

Al remitir el Consistorio la documentación y los informes favorables, la respuesta de la Dirección General de Urbanismo fue que existía “la necesidad de tramitar el instrumento de Planeamiento adecuado”.

“El problema llegó cuando una vez comprobada la ubicación y situación urbanística del matadero se comprobó que, con el informe en fase de aprobación definitiva por parte de la Comunidad de Madrid, en este momento aún no es sistema general, por lo que no puede usarse la figura del Plan Especial. Debe ir, según la ley, por una modificación puntual de las normas de Buitrago, competencia del Ayuntamiento”, comentan a Madridiario desde la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid.

“En julio, Urbanismo nos mandó una notificación en la cual nos dice que un Plan Especial no es la figura urbanística que lo tiene que contemplar, que tenemos que hacer una modificación puntual. Hemos perdido un año y medio”, se lamenta el alcalde.

“Conviene recordar que en la primera reunión mantenida con las partes implicadas el año pasado, nos explicaron que el edificio destinado a matadero estaba en una ubicación que estaba calificado como sistema general y requería ordenación urbanística. Ante esta situación, la figura adecuada era indudablemente la del Plan Especial recogido en el artículo 50.1 (entendiendo que se trataba de un suelo que ya era urbano)”, añaden desde Medio Ambiente.

Fernández se reunió con Administración Local para conseguir una nueva subvención que ayude a sacar adelante el proyecto, donde le instaron a solicitar otro nuevo encuentro: “Lo hice el día 13 a través de Administración Local para que asistieran técnicos de todas las direcciones generales para desbloquear la situación y nos dijeran que qué hay que hacer, y a día de hoy todavía no he recibido la confirmación de esta reunión. La Consejería de Medio Ambiente no funciona. Cuesta muchísimo tener reuniones con ellos”.

Desde la propia Consejería aseguran a este diario que “desde la Comunidad de Madrid se está prestando toda la colaboración y ayuda necesarias para que el Ayuntamiento pueda aprobar cuanto antes esa modificación y así contar por fin con un equipamiento que es muy necesario para la zona de la Sierra”.

Un proyecto esencial para reactivar la zona

“Estamos todos los grupos políticos con el interés de desarrollar el matadero”, indica Fernández. Y a ellos se unen los ganaderos de la zona, que han de trasladarse hasta otros mataderos en San Agustín del Guadalix e incluso en Segovia, “en contraposición a lo que nos quieren inculcar desde Europa con lo de ‘la granja a la mesa’”, critica Alfredo Berrocal, portavoz de UGAMA.

“Nos prometieron que se iba a intentar poner una sala de despiece colindante, cosa que es lo que venimos demandando desde tiempos prehistóricos. Ahora mismo con esto de la pandemia, con la venta online, supondría un antes y un después. Se creó una cooperativa de ganaderos que vende carne online, pero sí que es verdad que todo el proyecto estaba enfocado a que ese matadero funcionara y que además la sala de despiece fuera una realidad a no tardar mucho tiempo. La idea era muy buena, pero no hay infraestructuras”, manifiesta el portavoz.

Desde UGAMA también se ha intentado concertar nuevas reuniones, pero, al igual que el Ayuntamiento, no han recibido respuesta. “Este es uno de los dos únicos mataderos de titularidad pública que existían en la Comunidad de Madrid y, además, era un matadero que estaba en pleno corazón de la ganadería de la Comunidad de Madrid, una zona que es la más deprimida, la mal llamada ‘Sierra pobre’. Si vamos a repoblar la España Vaciada la verdad es que estamos haciendo todo lo contrario”, subraya.

“Con cuatro años de espera y ni un solo ladrillo tocado, los ganaderos se preguntan si nos han tomado el pelo, porque no vemos ningún avance, pero hay una cosa que está clara: los avances se producen cuando las partes se reúnen y hay un grupo de trabajo”, sentencia Berrocal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios