www.madridiario.es
Corta abusiva realizada en el Parque Regional del Curso Medio del río Guadarrama
Ampliar
Corta abusiva realizada en el Parque Regional del Curso Medio del río Guadarrama (Foto: Ecologistas en Acción de Villaviciosa de Odón)

Denuncian el trasmocho de una fresneda en pleno Parque Regional del río Guadarrama

Por David Martínez
jueves 24 de marzo de 2022, 07:45h

Popularmente son conocidos como fresnos pero su nombre científico es ‘Fraxinus angustifolia’. Estos árboles, pertenecientes a la familia de las oleáceas y que pueden llegar a medir hasta 25 metros de altura, se configuran como una de las piezas clave en el medioambiente de la Comunidad de Madrid, sobre todo en zonas como los ejes de los ríos Henares, Tajo, Jarama y Manzanares. Sin embargo, a pesar de su importancia en la región y de no tratarse de una especie ni protegida ni en peligro de extinción, la presencia de estos ejemplares ha sufrido una preocupante diminución con el paso de los años.

En los últimos días, este árbol se ha situado en el foco de la polémica tras una denuncia emitida por parte de Ecologistas en Acción de Villaviciosa de Odón sobre una corta realizada en una fresneda ubicada en la finca de Sacedón, en el Parque Regional del curso medio del río Guadarrama. Tal y como afirman desde la organización, entre 250 y 300 ejemplares fueron cortados entre mediados de febrero y los primeros días de marzo a través del trasmocho, una técnica muy habitual décadas atrás pero nada recomendable en la actualidad.

Corta abusiva realizada en pleno Parque Regional del Curso Medio del río Guadarrama (Autor: Ecologistas en Acción)

Esta práctica, que se ha desarrollado tradicionalmente con el principal objetivo de alimentar al ganado, se realiza hoy en día para la obtención de madera, debido al alto grado de flexibilidad y resistencia de ésta. Tal y como denuncian desde Ecologistas en Acción de Villaviciosa de Odón, se trata de una técnica que, en este caso, ha sido llevada a cabo únicamente con el objetivo de obtener un beneficio económico y sin tener en cuenta las consecuencias negativas tanto para el entorno como para los propios ejemplares.

“El trasmoche es muy agresivo. Cuando se realiza, queda solo el tronco. A veces algunos fresnos rebrotan, pero esa técnica hace al árbol más vulnerable a las enfermedades y hace que tenga un crecimiento desequilibrado. Acorta su supervivencia”, explica Juan Carlos, miembro de la agrupación. Desde Ecologistas en Acción consideran que lo ocurrido va en contra del Plan de Ordenación de Recursos Naturales del Parque Regional, publicado en el BOCM de 1 de marzo de 2019, por el cual se resalta que los aprovechamientos forestales no están permitidos dentro de las zonas de “mejora y protección” y de “máxima protección”.

Las fresnedas ocupan el 0,13 por ciento de la superficie

El fresno de hoja estrecha se trata de un ejemplar de entre los 10 y los 15 metros de altura caracterizado por su corteza de color grisáceo. Las hojas puestas, sus flores desnudas y el fruto aplastado que ofrece son algunas de las características que lo identifican y ensalzan entre el resto de los árboles del entorno. Además, cabe destacar que es una especie que soporta bien tanto las altas como las bajas temperaturas y que en los fondos de los valles da lugar a comunidades mixtas con otros ejemplares como álamos o sauces y formando así los famosos bosques galería. Tal y como se expone en el Plan de Gestión del espacio protegido Red Natura, las fresnedas ocupan únicamente el 0,13 por ciento de la superficie, por lo que están catalogadas como hábitats de interés comunitario. En lo relativo a la publicación del BOCM del 8 de septiembre de 2014, se destaca también la importancia de conservar estos hábitats de gran valor para la región, siendo necesario "un escrupuloso respeto de la zona de dominio público hidráulico y el mantenimiento de la zona como zona de protección de hábitat".

Parque Regional del Curso Medio del río Guadarrama (Autor: Ecologistas en Acción)

Desde Ecologistas en Acción denuncian esta acción como una “corta abusiva” en contra de la normativa y sobre la que piden que se investigue desde la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura. “Se trata de una finca de un particular. El dueño tiene que pedir permiso a la Comunidad de Madrid porque se encuentra en una zona protegida. Si ha habido un permiso hay que saber quién lo ha dado y las razones por las que han permitido esa actuación. Hay mucho grado de protección en la zona para hacer una corta de este tipo. Queremos ver los permisos y en qué se basan”, explica Juan Carlos, miembro de Ecologistas en Acción de Villaviciosa de Odón.

Efectos negativos en la flora y fauna del entorno

Además de las consecuencias de la propia corta, desde esta asociación destacan los efectos dañinos de haberse llevado a cabo precisamente durante esta época del año. Tal y como afirma Juan Carlos, las fresnedas dependen del nivel de los ríos y este año el invierno se ha caracterizado por la ausencia de lluvias en la Comunidad. “La corta se ha realizado en marzo y quitando estos días de lluvia hemos tenido un invierno muy seco. Las fresnedas están menguando por el cambio climático y hay que proteger el medioambiente. Se vulnera la normativa y, además, la época elegida ha sido de las peores”.

Los efectos nocivos de esta corta no solo perjudican a la flora del propio Parque Regional del curso medio del río Guadarrama, sino también a la fauna que habita en él. “En marzo hay muchas aves anidando y es una época muy poco propicia para hacer esta práctica. Si cortas eso creas un problema para toda la fauna que vive en ese entorno. Hay un impacto muy negativo por la supervivencia de la fresneda y por los animales”, apunta Juan Carlos.

La Comunidad la autorizó al amparo del Plan de Aprovechamientos

Tal y como ha podido conocer Madridiario a través de fuentes de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, la corta realizada en esta finca privada fue autorizada por la Comunidad de Madrid al amparo del Plan de Aprovechamientos. A pesar de que afirman que se trata de una poda “muy llamativa” por el grosor de las ramas, quitan hierro al asunto asegurando que se ha realizado a través de un “método tradicional”. Según dichas fuentes, la corta de la fresneda en Villaviciosa de Odón se realizó bajo la supervisión de los técnicos y afirman, además, que se llegó incluso a acudir al Parque Regional con los miembros de Ecologistas en Acción para ofrecerles una explicación al respecto antes de retirar los ramales.

Una afirmación que desde la organización desmienten por completo explicando que, a pesar de ser cierto que acudieron con los técnicos al terreno, no se ha recibido por el momento ningún tipo de información sobre el motivo por el que se han concedido los permisos y se mantienen a la espera de una respuesta firme por parte del Gobierno regional.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios