www.madridiario.es
Ayuso y Aguado, dos Gobiernos en uno aunque no lo quieran
Ampliar
(Foto: Chema Barroso)

Ayuso y Aguado, dos Gobiernos en uno aunque no lo quieran

viernes 14 de febrero de 2020, 07:33h

Hace tan solo dos días, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, negaba a los medios de comunicación que la Abogacía General madrileña estuviera estudiando querellarse contra el director general de Telemadrid. Las declaraciones del líder regional de Ciudadanos situaban así a su grupo del lado contrario al que desde hace meses defienden sus socios de Gobierno, el Partido Popular.

Desde su llegada a la Presidencia, Isabel Díaz Ayuso ha mostrado su disconformidad con respecto a la labor de la cadena pública de televisión y el trato que recibe de esta, al tiempo que se ha enfrentado a su director general, José Pablo López. Este último compareció esta semana ante la comisión de Telemadrid en la Asamblea y, a raíz de la referencia que hizo a dos informes de la Abogacía General y del presunto uso partidista de la institución, fuentes de Sol indicaron a varios medios de comunicación que la Abogacía planeaba querellarse contra López.

Las palabras de Aguado volvían a poner en duda la relación que mantiene con sus socios de Gobierno. Y es que han sido múltiples los hechos que han dado muestra de la distancia que mantienen ambas partes del Ejecutivo madrileño.

A esta cita semanal en la Asamblea de Madrid que comparten ambas formaciones se suma la reunión del Consejo de Gobierno que Isabel Díaz Ayuso preside cada martes -a partir de la próxima semana cada miércoles- y cuyo contenido tan solo en tres o cuatro ocasiones ha sido trasladado de manera conjunta a los medios de comunicación por parte de ambos líderes políticos. Si bien este hecho se excusa en que la Portavocía del Gobierno recae únicamente sobre Ignacio Aguado, es notable el hecho de que desde el día 19 de agosto de 2019, la agenda de Gobierno registra únicamente dos ocasiones en las que la presidenta y el vicepresidente hayan protagonizado un acto público de manera conjunta.

El primero tuvo lugar el día 28 de noviembre de 2019, cuando Díaz Ayuso y Aguado hicieron balance de los primeros 100 días de Gobierno regional. El segundo y último fue poco tiempo después, cuando ambos presentaron el día 10 de diciembre la propuesta navideña de la Real Casa de Correos, sede de la Presidencia regional, momento en el que el espíritu navideño hizo su efecto y mostró sonrisas y cierta cercanía.

No fue lo mismo aquella mañana de noviembre, cuando el patio del edificio de la madrileña Puerta del Sol dio muestra de la desconfianza total y de que aquello de “tanto monta, monta tanto” parece no cumplirse en absoluto entre el matrimonio PP – Ciudadanos. Ya habían sido varias las ocasiones en las que las dos partes habían tratado de negar los “feos” que unos y otros se habían dedicado, pero aquel día fue evidente.

Dos discursos, cada uno presumiendo de las medidas promovidas por sus propias consejerías, y ni un solo guiño, sonrisa, felicitación. Distribución diferenciada de las intervenciones de cada uno a la prensa, sin previa coordinación ni acuerdo, y casi ni una sola imagen conjunta en el vídeo corporativo que se hizo para el evento en cuestión. Tampoco dio la sensación de que aquel día hubiera cercanía entre los diferentes consejeros, los cuales se sentaron según el orden establecido por protocolo y disimularon de alguna manera dicha brecha gubernamental.

El primer Gobierno de coalición de la Comunidad de Madrid se mostró nuevamente distante durante el acto de la Constitución celebrado en el mismo escenario, el 2 de diciembre, cuando los de Ciudadanos se mostraron molestos por el lugar en el que Ignacio Aguado debía sentarse: en el lateral, a la derecha de la fila principal, donde se encontraba Isabel Díaz Ayuso y varios expresidentes regionales y portavoces parlamentarios. Curiosamente, las tornas se dieron la vuelta cuando, de regreso de la Navidad, Ignacio Aguado -en traje- apareció en el patio del colegio en el que la presidenta -en chándal- presentaba presuntamente junto al consejero de Educación, Enrique Ossorio -tambien en chándal-, la 'Tercera hora de Educación Física'.

Pero el inicio del rifirrafe público tiene un nombre propio: Avalmadrid. La Comisión de Investigación sobre las presuntas actividades ilícitas realizadas por la entidad semipública Avalmadrid fue creada tras la solicitud de los grupos de Unidas Podemos, Más Madrid y PSOE en septiembre de 2019. Para sorpresa de todos, los grupos parlamentarios Ciudadanos y Vox anunciaron poco después el apoyo a la creación de la comisión de investigación, la cual solicitaba la declaración de Ayuso respecto a las presuntas irregularidades de su padre.

“Le pese a quien le pese, y caiga quien caiga”, sentenció entonces Aguado respecto a lo que su partido iba a hacer desde el Gobierno por acabar con la corrupción en la Comunidad de Madrid. Así de sustancial se mostró el de Ciudadanos también en relación con su posición hacia las propuestas de Vox, partido gracias al cual se llevó a cabo la formación del Ejecutivo madrileño. Ha sido ahora, con el debate sobre el 'pin parental', cuando se ha visto algo más de distancia por parte del PP con los de Monasterio, a quienes se unieron en la negativa de leer una declaración institucional en la Asamblea de Madrid sobre la situación de los denominados 'menas'.

Los medios de comunicación no solo han sido testigos como espectadores de estos hechos, también han recogido en sus espacios muestras de las diferencias entre ellos. En particular, la Cadena SER ha registrado dos de estos momentos: el primero, cuando Isabel Díaz Ayuso indicó aquello de “somos dos Gobiernos en uno”, y el segundo, cuando la presidenta sentenció que "nadie ha muerto tampoco de esto [contaminación atmosférica]. No quiero que se genere una alarma de salud pública, porque no la hay”.

De estas poco tardaron en desmarcarse desde Ciudadanos a través de su portavoz en la Asamblea de Madrid, César Zafra. “No puedo estar de acuerdo con las declaraciones de la presidenta. Yo hago caso a los expertos y creo que tenemos que ser serios a la hora de hablar de contaminación", indicaba Zafra en una entrevista concedida esa mañana a Onda Madrid, en la que añadió que "la emergencia climática es una realidad".

A pesar de los intentos, como en el Desayuno Informativo de Europa Press en el que Ignacio Aguado presentó a Isabel Díaz Ayuso, parece estar resultado muy difícil mostrar ninguna simpatía entre ambos. Después de pocos días de aquel café, Isabel Díaz Ayuso anunció la vuelta de Miguel Ángel Rodríguez a la Puerta del Sol como su jefe de Gabinete, una decisión sobre la que el propio Aguado declaró estar en desacuerdo. No es para menos teniendo en cuenta que Rodríguez -portavoz y secretario de Estado de Comunicación del expresidente José María Aznar- protagonizaba varias polémicas a través de la red social Twitter que han señalado directamente a Aguado.

Sobre el vicepresidente, Rodríguez publicó un mensaje en el que le tachó de "desleal" y aludió a un supuesto contrato de 102.000 euros que "le dieron" a su padre "por la cara" en la Asamblea de Madrid. En ese momento, desde el parido 'naranja' aseguraron que dichas declaraciones eran "impresentables" y que no tenían "ningún tipo de fundamento". “Acordamos que los nombramientos de cada consejería y en concreto de cada partido dependerían exclusivamente de ese partido y de los consejeros. Por lo tanto, yo no entro a valorar la oportunidad o no de ese nombramiento, es algo le pertenece en exclusiva a la presidenta”, expresaba al respecto Aguado.

De esta forma cabe pensar que si poco más de seis meses de Gobierno han generado una grieta así de visible, qué no puede pasar en los tres años que quedan por delante, con una negociación de Presupuestos incluidos. Azul y naranja suman marrón en lo cromático, esperemos que no en lo político.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.