www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Don Juan Carlos preside la inauguración de las primeras Cortes.
Ampliar
Don Juan Carlos preside la inauguración de las primeras Cortes. (Foto: Archivo del Congreso de los Diputados)

Franco se salta el orden dinástico y nombra a Don Juan Carlos como sucesor

lunes 22 de julio de 2019, 07:00h

La edad hacía mella en Francisco Franco y su decadencia física ya se dejaba notar. Sobrepasaba los 75 años y, aunque la lucidez lo acompañaba, sus fuerzas estaban muy mermadas. Sabedor de que su gobierno personalista moriría con él, a finales de la década de los 60 comenzó a barajar las opciones con las que contaba para su sucesión. Por un lado Don Juan de Borbón, heredero legítimo al trono; por otro Alfonso de Borbón-Dampierre, sobrino de este, y descartado de la terna de candidatos el aspirante carlista, Carlos Hugo de Borbón-Parma. En la cabeza del dictador solo rondaba un nombre al que confiar el régimen: Juan Carlos de Borbón.

La relación con su familia había estado marcada por los altibajos. "Yo estaba como una bola de ping pong: cuando las cosas estaban bien entre mi padre (Juan de Borbón) y Franco, yo estaba en España. Cuando empeoraban, me mandaban a Portugal", reconocería el hoy Rey Emérito. No obstante, lo conocía desde pequeño y guardaban buena relación. "Era una persona que no hablaba mucho, pero conmigo sí, se reía y comentábamos cosas. Con el resto de la gente era hermético", llegaría a confesar el monarca en una entrevista para el documental documental 'Yo, Juan Carlos I, rey de España', emitido en la televisión francesa.

En junio de 1969, los mentideros se hacían eco del rumor en torno al elegido para suceder al Generalísimo. Meses antes, Carrero Blanco había apremiado a este para que tomara una decisión, la cual había sido comunicada al propio príncipe en el mes de enero. Un secreto que se destapó el 22 de julio, cuando Franco perpetró el salto en la continuidad dinástica que las Cortes lo ratificaron a pesar de que en el seno del régimen no recibieron de buen agrado la noticia.

La idea de que el nieto de Alfonso XIII se sentara de nuevo en el trono no caló entre parte de los ministros y de los procuradores más influyentes, que trataron de que el dictador se ausentase en la votación, además de que esta fuera secreta. Pero Franco descartó estas sugerencias y presidió la sesión de las Cortes, que se ejecutó de forma nominal. Así, casi nadie se atrevió a verbalizar su verdadero sinsabor con la elección del 'heredero' y la sucesión se aprobó con 9 votos negativos, dos abstenciones y 491 votos afirmativos.

Salvado este escollo, el entonces príncipe juró su nombramiento como sucesor de la Jefatura del Estado. Asimismo, prometió cumplir y hacer cumplir las Leyes Fundamentales del régimen y los Principios del Movimiento, es decir, la legislación franquista. Tras ello, pasaron seis años hasta el fallecimiento de Franco. "El día antes de morir, Franco me cogió la mano y me dijo: 'Alteza, la única cosa que le pido es que preserve la unidad de España'. Y eso quiere decir muchas cosas", explicaría décadas después el padre de Felipe VI. Dos años más tarde, Don Juan renunciaba a sus derechos el 14 de mayo de 1977 en un acto en la Zarzuela.

Las primeras Cortes de la Monarquía

De nuevo un 22 de julio marcaría un antes y un después en la vida de Don Juan Carlos, y por ende de los españoles. En el de 1977, presidió la inauguración de las primeras Cortes de la actual democracia y pronunció un discurso en el que hizo un especial hincapié en la soberanía del pueblo español, la cual había estado retirada durante la dictadura anterior.

"La Corona, después de las últimas elecciones legislativas, se siente satisfecha al comprobar la forma en que se van logrando los fines que no hace mucho tiempo formuló. Hemos conseguido que las Instituciones den cabida en su 6eno a todas aquellas opciones que cuentan con respaldo en la sociedad española", señaló en alusión a la legalización de partidos como el Comunista.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.