www.madridiario.es
El director general de la Mallorquina, Ricardo Quiroga, ha presentado los actos del aniversario y la relación de la pastelería con la ciudad de Madrid.
Ampliar
El director general de la Mallorquina, Ricardo Quiroga, ha presentado los actos del aniversario y la relación de la pastelería con la ciudad de Madrid. (Foto: Kike Rincón)

La Mallorquina celebra su 125 cumpleaños con la apertura de dos nuevas tiendas

miércoles 26 de junio de 2019, 19:22h

La Mallorquina resiste a la gentrificación del centro de Madrid y continúa con su apuesta por los sabores tradicionales que la han encumbrado como una de las pastelerías más singulares de la capital. Este miércoles ha celebrado un acto para conmemorar su 125 aniversario y ha aprovechado una fecha tan señalada para anunciar un plan de expansión en la ciudad.

Así, han apostado por una zona castiza como El Rastro para abrir un nuevo local el próximo 14 de julio. En concreto, se situará en la calle Mira el Río Baja, 21 y, por el momento, solo despachará los domingos. En el mes de septiembre han programado otra apertura, en este caso en el barrio de Salamanca, en la calle Hermosilla,30 esquina con Velázquez. Esta última con un obrador propio que se convertirá en el 'laboratorio' de su nueva línea de productos.

Entre estos, destaca el lanzamiento de una nueva edición de napolitanas, uno de sus dulces estrella, que estarán a la venta en el segundo trimestre del año. Con ellas y otros artículos, esperan conservar el nicho de mercado de la "pastelería tradicional evolucionada", como ha explicado Ricardo Quiroga, su director general, a Europa Press. Eso sí, aunque su clientela no merma, lo que sí lo hace es la cantidad de azúcar que añaden a sus elaboraciones. "La hemos rebajado y se han buscado elementos sustitutivos que se mejorarán en las nuevas tiendas", ha señalado.

(Foto: Kike Rincón)

Tres siglos de dulces en Sol

La Puerta del Sol ha sido testigo de excepción de la amplia trayectoria de La Mallorquina. Un enclave al que llegaron poco después de su nacimiento en la calle Jacometrezo en 1894. Tres socios de origen mallorquín, Balaguer, Coll y Ripoll, exportaron la gastronomía balear a Madrid y pronto popularizaron sus hoy míticas ensaimadas y sobrasadas, aunque los embutidos y bombones tampoco faltaban en sus vitrinas.

Con ellos han endulzado momentos amargos de la historia, como relataba uno de sus trabajadores con más veteranía a Madridiario. Durante la Guerra Civil vivieron años complicados en los que los acuciaba la escasez de alimentos básicos para sus creaciones, como el azúcar o la harina. Al término del conflicto bélico, la familia Quiroga y la familia Gallo -actuales propietarias- reflotaron el negocio y en la década de los 60 remodelaron el establecimiento que, no obstante, conserva sus señas de identidad tradicionales.

Con los nuevos dueños llegaron también las tartas y las trufas, como ha recordado el director general en la celebración de su cumpleaños, que en realidad se festeja el 4 de febrero. Quienes las disfrutan, no han cambiado. Como se enorgullecen en su web, alcaldes, escritores, futbolistas, actores, presidentes de gobierno e incluso miembros de la Casa Real se mezclan como uno más con los demás clientes -madrileños y turistas- en sus pasillos y en el salón de la planta superior.

Para deleitarlos, 25 personas trabajan cada día en su obrador, algunos desde hace más de 40 años. Ellos conocen y conservan la esencia de los inicios, sin renunciar a los nuevos tiempos. "Estamos intentando mejorar, estar en tendencia", argumentaba Quiroga. Al parecer, ni Madrid Central ni otras restricciones al tráfico en el centro de Madrid han incidido en sus ventas, por lo que continuarán siendo "historia viva" de la capital.

Ricardo Quiroga, director general de La Mallorquina. (Foto: Kike Rincón)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.