www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

De 'hotel' para reyes a jardín de todos los madrileños
Ampliar
(Foto: Diego Sánchez)

De 'hotel' para reyes a jardín de todos los madrileños

jueves 08 de noviembre de 2018, 07:00h
Creado por Felipe IV en 1633 como finca de recreo para los Austria, los Jardines del Buen Retiro permanecieron plantados durante varios siglos como zona de paseo y uso exclusivo para la Familia Real y sus ilustres invitados. No sería hasta 235 años después, tal día como hoy, cuando su apertura se concedió en favor del pueblo madrileño a partir de un decreto de cesión al Ayuntamiento madrileño. Desde entonces miles de ciudadanos pasean y disfrutan de uno de los parques más emblemáticos del país.
En pleno Siglo de Oro, el Conde Duque de Olivares, bajo el sustento de Felipe IV, mandó iniciar la construcción de un complejo palaciego entorno al antiguo Cuarto Real y la Iglesia de los Jerónimos para que, en cojunto, conformase los entonces llamados, Jardines del Buen Retiro. Se trataba de un espacio monumental que servía, entre otras funciones, a modo de 'hotel' para la realeza; es decir, un palacete destinado a albergar a los visitantes ilustres que llegaban a la ciudad: reyes, embajadores, nobles o príncipes.

Como consecuencia, la construcción de los jardines fueron decisivos para la configuración urbana de la Villa de Madrid. Primero, gracias a su regio destino y segundo, por la amplitud tanto de su arquitectura como la extensión de sus frondosos jardines, el Buen Retiro determinó de manera histórica, gran parte de la composición de la capital de España.

Entrada ciudadana a cuentagotas

Si hasta ese momento, el Retiro era para uso y disfrute exclusivo de la Familia Real, a partir de 1767, Carlos III comienza a permitir, con grandes restricciones, el acceso limitado de ciudadanos a los jardines. Horarios y fechas concretas, sin animales, comida o bebida; sin asientos y guardando una decencia en el vestir.

Con el nuevo siglo, Los jardines del Buen Retiro sucumbieron a la inestabilidad. Las sucesivas demoliciones y los graves destrozos que sufrió durante la Guerra de la Independencia, el cual fue utilizado como fortaleza y acuartelamiento por los franceses, junto con el empuje del ensanche urbano de la ciudad durante el siglo XIX, acabaron por configurar la actual fisonomía de El Retiro.

y 235 años después...

Más de dos siglos tuvieron que pasar para que el público de la capital disfrutase al completo de este parque. Concretamente, fue un 8 de noviembre de 1868 cuando se oficializó la cesión del Estado al Consistorio madrileño, a través de un decreto emitido por el ministro de Hacienda, Laureano Figuerola. El Retiro, renombrado oficialmente 'Parque de Madrid', pasaba a formar parte del patrimonio municipal para que fuese disfrutado por todo el pueblo de Madrid y sus visitantes.

El tiempo no deja de correr y si tuvieron que pasar 235 años de restricción, este 2018 se celebra lo contrario: el 150 aniversario de su apertura a los ciudadanos. Siglo y medio ofreciendo su espacio para el ocio y el entretenimiento de los madrileños y madrileñas. Ya sea a pie, en patinete, en barca o en la bicicleta de Carmena, el Parque del Retiro es la referencia natural para disfrutar del tiempo libre en el centro de la ciudad. Cinco kilómetros de perímetro, 15 millones de visitantes al año, 118 hectáreas, 18 puertas, unos 20.000 árboles y cerca de 200 especies vegetales que acompañan a estatuas y esculturas firmadas por los artistas de la época.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.