www.madridiario.es

ORDENANZA DE MOVILIDAD SOSTENIBLE

La nueva ordenanza entrará en vigor en los próximos días.
Ampliar
La nueva ordenanza entrará en vigor en los próximos días. (Foto: Rosa Lorenzo )

Madrid, a 30 km/h: así puede incidir en la contaminación y las averías

jueves 11 de octubre de 2018, 07:22h
Con el foco informativo sobre Madrid Central, sigue el debate alrededor de la Ordenanza de Movilidad Sostenible, pendiente de entrar en vigor tras su aprobación en Pleno el pasado viernes. Mientras el Ayuntamiento apela a un calmado de tráfico que haga la ciudad más humanizada y más sana, algunos expertos dudan de la eficacia de una de las medidas más noticiables: la reducción de la velocidad máxima a 30 km/h en un 85 por ciento de las calles de la capital.

Aprobada el pasado viernes en Pleno, la Ordenanza de Movilidad Sostenible entrará en vigor en los próximos días. Cuando lo haga, cambiará la manera de moverse por Madrid: el peatón será uno de los grandes protagonistas, junto a los medios de transporte sostenible; el vehículo privado, se quejan muchos, el gran relegado.

El nuevo texto que regulará la movilidad madrileña introducirá numerosos cambios; uno de los que más titulares ha levantado ha sido la reducción de la velocidad máxima a 30 km/h en un 85 por ciento de las calles de la capital. ¿A menor velocidad, menos contaminación? ¿Sufren más los vehículos circulando a velocidades bajas?


"Puede mejorar la seguridad, pero no el consumo y la contaminación"

"La reducción de la velocidad puede tener un efecto sobre la seguridad o para la movilidad, pero va a ser contraria con respecto a la contaminación y el consumo de los vehículos", resume Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), en conversación con Madridiario.

Si bien "en las velocidades más altas sí se puede obtener una reducción del consumo, no ocurre lo mismo en las muy bajas, ya que el consumo por kilómetro vuelve a subir". Dicho de otro modo: "A velocidades muy bajas, el rendimiento del motor es más bajo y, por tanto, el consumo es mayor".

Cuestión diferente es la contaminación, en buena medida porque "no todos los contaminantes que salen de un tubo de escape están relacionados con el consumo". El presidente de AEA pone ejemplos: "Sí ocurre con el CO2, presente en los vehículos de gasolina; pero no con el dióxido de nitrógeno o las partículas, de los diésel, que dependen de otros factores, como la combustión en el motor, el catalizador o el tipo de carburante, y no de la velocidad".

El resumen de Arnaldo es que la nueva norma "puede mejorar la seguridad, pero no el consumo y la contaminación". Respecto a las averías, "un vehículo sufre más en el régimen de vueltas de 30 km/h con marchas cortas".


"El consumo se incrementa notablemente en los atascos"

Desde la Asociación de Talleres de Madrid (Asetra), el responsable de su Área Técnica, Juan Carlos García, parte de la base de que "las repercusiones de circular a 30 km/h dependen en gran medida del tipo de vehículo, la motorización y el estilo de conducción de cada persona".

A partir de ese "depende", García amplía sus explicaciones a Madridiario. Las posibles repercusiones en el vehículo variarán en función del tipo de propulsor. Mientras que en un motor de gasolina apenas tendrá consecuencias, en un motor diésel que cumpla con la norma Euro V o VI, si circula de forma continuada a esa velocidad, tendrá problemas para efectuar una autorregeneración del filtro de partículas cuando alcance su punto de saturación, ya que se requiere una velocidad, régimen de giro y condiciones que no se dan a esa velocidad". Por tanto, "el vehículo deberá acudir a un taller para realizar una regeneración forzada". Sin embargo, "el resto de los elementos no se resentirán por circular a velocidad más baja". De hecho, "a menor velocidad, menor desgaste de neumáticos, frenos, suspensión...".

El consumo arroja otro "depende": "La velocidad no es determinante para que sea mayor o menor, sino que dependerá de múltiples factores, pero las revoluciones a las que gire el motor, el recorrido y la velocidad con la que utilicemos el acelerador sí determinarán el consumo". Un ejemplo: "Un vehículo actual que circule a 90 km/h sin pisar el acelerador tendrá un consumo de combustible inapreciable, mientras que ese mismo vehículo subiendo a 30 km/h por una carretera de montaña tendrá un consumo elevado".

Traemos ese coche de la montaña al centro de Madrid: "El mayor incremento de consumo se suele producir cada vez que hay que iniciar el movimiento del vehículo, ya que estando parado la inercia es cero, motivo por el que el consumo se incrementa notablemente en los atascos debido a las continuas arrancadas y paradas, y no por el hecho de circular a baja velocidad". Es decir: si la bajada de velocidad máxima en un 85 por ciento de las calles de la capital se traduce en más retenciones, sí aumentará el consumo, que, recuerda García, también se ve afectado por la aerodinámica, "que ofrece mayor resistencia a medida que aumenta la velocidad".

¿Conclusión? "Circular a 30 km/h no supone ningún incremento en el consumo si se mantiene la velocidad de forma continua y se utiliza la marcha adecuada para cada modelo; otra cuestión es que circular a esta velocidad genere atascos y tengamos que estar arrancando y frenando, por lo que, además de incrementar el consumo, se verán afectados diversos elementos mecánicos, como el embrague o los frenos. Circular a baja velocidad también tiene ventajas: el impacto medioambiental será menor"; en caso de accidente, "las consecuencias serán menores"; y "el nivel de contaminación acústica se reducirá notablemente".


"Lo importante de la conducción eficiente es llevar el coche en bajas revoluciones"

Jorge Castellanos, coordinador de Seguridad Vial del RACE, lo tiene claro: "Reducir la velocidad tiene sentido desde el punto de vista de la seguridad", pues las probabilidades de sobrevivir en caso de accidente aumentan.

En términos de contaminación, "no tiene ninguna lógica". "Lo importante de la conducción eficiente es llevar el coche en bajas revoluciones". Eso pasa por "anticipar el tráfico, usar el freno y el acelerador lo menos posible, así como aprovechar la sinergia del coche". Una fórmula que es independiente de la velocidad. Pero "reducirla a 30 km/h puede conllevar el efecto contrario, que es contaminar más por llevar el vehículo más revolucionado en segunda, en vez de en tercera o en cuarta en una vía a 50 km/h".

Castellanos incide en que "lo importante es llevar el coche holgado, es decir, conducir en marchas amplias. De lo contrario, cuanto más se revolucione el coche, sucede como con el corazón, más se le hace trabajar". Eso significa "exigir más al motor", lo que puede derivar en "más averías". "Cuando más se estropea un vehículo es en un atasco", apunta.

Y si la menor velocidad se traduce en un motor más revolucionado, la contaminación también aumenta porque hay un mayor consumo de carburante y más emisión de CO2.

Por todo lo anterior, Castellanos concluye: "Así como la reducción de velocidad tiene todo el sentido en una vía residencial, donde la prioridad la tiene que tener el peatón y circular a 30 km/h está más que justificado, en las vías principales hay que ser muy cuidadosos con las medidas que se toman".

"Estamos a favor de un uso racional del vehículo, pero si hay 4 millones de coches en Madrid y un vehículo entra todos los días en la ciudad no se hace por capricho", diagnostica. Y da la receta: para lograr un menor uso del coche "hay que favorecer alternativas, como aparcamientos disuasorios y la mejora del transporte público". La lucha contra la contaminación conlleva "fomentar el cambio a vehículos nuevos. Un coche de 20 años contamina como 36 nuevos. En vez de prohibir a quien no ha podido cambiar, hay que ofrecer ayudas". Madrid cuenta los días para circular a 30 km/h en el 85 por ciento de sus calles.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Madrid, a 30 km/h: así puede incidir en la contaminación y las averías

    Últimos comentarios de los lectores (3)

    11442 | Ippe - 12/10/2018 @ 19:18:04 (GMT+1)
    Como consume más el coche a 30 km/ h o metido en un atasco por gran afluencia de coches?
    11430 | provida - 11/10/2018 @ 11:29:46 (GMT+1)
    lo importante de esa medida es que salva vidas. Con un coche atropellándote a esa velocidad tienes muchas posibilidades de sobrevivir.
    11427 | manuel - 11/10/2018 @ 07:44:38 (GMT+1)
    El sinsentido de este AyuntaMIENTO sigue p´alante, a pesar de que expertos, como se pone de manifiesto en esta noticia, le demuestren que esas medidas no van a solucionar el grave problema de la contaminación y si se va a aumentar, y por supuesto, los que circulen por Madrid van a gastar mas tiempo y dinero y van a tener mas averias en sus vehiculos. En fin.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.