www.madridiario.es
Pegatinas que indican que en ese espacio se da la bienvenida a la lactancia
Ampliar
Pegatinas que indican que en ese espacio se da la bienvenida a la lactancia (Foto: Teta&Teta)

Espacios donde dar el pecho no es tabú

sábado 09 de diciembre de 2017, 09:00h
Una iniciativa puesta en marcha por unas emprendedoras madrileña invita a las madres que alimentan con lactancia materna a sus hijos a entrar en locales para darles el pecho. Se trata del 'Breastfeeding Welcome' (Bienvenido el dar de mamar), un proyecto a que se han adherido numerosos locales y establecimientos de Madrid que pretende acabar con la censura para visibilizar algo tan natural como es el amamantar.

Son las 18.00 horas, el sol se comienza a esconder y Mateo, de cinco meses, tiene que estar a punto de despertar berreando para pedir su comida. Sin perdonar ni un minuto,el bebé abre los ojos en plena calle, mira a su madre y comienza a llorar. Es su hora pero hace frío para sacar el pecho en la calle, piensa la mujer que lo engendró. A pocos pasos de donde se encuentra, en la calle Hernán Cortés,7, encuentra una librería donde quizás la dejen sentarse a dar el pecho a su hijo. Allí, aunque ella no lo sabe, siempre dan la bienvenida a las mujeres que alimentan con lactancia a sus bebés. Siempre lo han hecho pero desde hace unos meses, muestran en el exterior del escaparate una pegatina que indica que ese espacio se une a algo tan natural como es dar de mamar. Así lo ven y lo sienten en Panta Rhei, una librería ubicada en el centro de Madrid que se ha unido a la iniciativa 'Breastfeeding Welcome' (Bienvenido el dar de mamar): "Es algo de la vida cotidiana. Lo fantástico es que ningún espacio tuviese que utilizar la pegatina. El día que consigamos esto, es que habremos alcanzado la normalidad", explica Ingrid Acebal, propietaria de este templo de los libros.

Como Ingrid, numerosos establecimientos se han sumado a una iniciativa que no ha hecho más que comenzar. Con la mirada puesta en el futuro, María Ruflilanchas -fundadora del estudio Molaría- y Karen Maza-Madrazo -estudio Eres lo más tú más-, trabajan juntas en el espacio de coworking Teta&Teta. Hace ya tiempo que unieron sus fuerzas para hacer despegar una proyecto social que luche por normalizar el concepto de la lactancia materna: "El 65 por ciento de las mujeres que sacan el pecho en la calle se sienten incómodas". Aunque parezca imposible que algo tan natural siga recogiendo, a día de hoy, censura en cualquier parte del mundo es lo que animó a estas emprendedoras a invitar a las madres que pasaran por delante de su espacio a subir a dar el pecho. "Madres que quieren dar de mamar a sus bebés alejadas del frío, el calor, la contaminación o los ruidos de la ciudad", cualquier razón es buena para sentirse cómoda mientras comen los bebés, opina María.

Teta & teta es un estudio compartido por profesionales independientes que "maman" los unos de los otros

"Todavía hay quienes ven una obscenidad que una madre saque el pecho", denuncia. De hecho, muchos locales se amparan en su política de admisión para invitar a las madres a salir del establecimiento: "No olvidemos el caso del Museo Picasso de Málaga donde obligaron a una madre lactante a abandonar una exposición o en algunas tiendas de ropa que, aunque defienden el feminismo, también echan a la calle a mujeres que amamantan a sus bebés". Casos que se repiten día tras día y aunque cambiar la mentalidad es "tarea complicada", la sociedad no debe dejar de contribuir a un intento de cambio.

Así lanzaron la pegatina que a día de hoy ya lucen un centenar de establecimientos en España. En el centro de Madrid, más de una veintena de locales animan a las madres a dar de mamar en su interior: "La idea inicial es hacerlo por Chueca y Malasaña , pero lo cierto es que estamos recibiendo infinidad de solicitudes". Tiendas, floristerías, bares, cafeterías, librerías y ópticas son algunos de los espacios que en un futuro formarán parte de una app que recogerá todos los puntos 'Breastfeeding Welcome'.

Y es que el objetivo principal es que en un futuro haya tantas pegatinas que al final los establecimientos tengan que retirarlas porque se haya conseguido "normalizar algo tan natural", explica la creadora de la iniciativa. Visibilizar la lactancia sin que las madres aprecien la mirada inquisidora de alguien o se sientan juzgadas. Pablo Caballero, propietario de Hola Coffee (calle del Dr. Fourquet, 33) también se ha adherido al proyecto: "Antes de disponer de la pegatina, ya entraban las madre para dar de mamar. Aquí se sienten cómodas y a gusto".

"Debemos visibilizar la lactancia como algo natural"

"Desmitificar el tema del pecho femenino" es lo que llevó a Henar Serrano a pegar en su escaparate el distintivo. Su óptica (Alohe Óptica -calle de San Andrés, 2) siempre está abierta para aquellas mujeres que tienen que amamantar a sus hijos: "Es una cosa que no debería ni preguntarse en los comercios". Algo similar impulsó a Felipe Carvallo a no pensárselo ni dos veces el incorporar la pegatina en su floristería (Orquídea Drácula -calle Amaniel 20). De hecho, ha preparado un espacio con sillas para que las madres se sientan cómocas en un entorno agradable: "Todo sea por normalizar la lactancia y echar un cable a la iniciativa".

En el espacio de coworking Teta&Teta no es el único proyecto que se nace de la colaboración de todos los que allí trabajan. Para el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama confeccionaron un sujetador deportivo que vendieron para recaudar fondos que donaron a la Fundación Geicam."Un sujetador que te recuerda, cada vez que lo utilizas o lo ves, que debes hacerte revisiones y palpar las mamas para comprobar que no existen bultos", explica María, que además nos cuenta que continúa en venta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios