www.madridiario.es
    29 de noviembre de 2020

recogida de basura

A principios de julio, el Ayuntamiento de Madrid comenzó a instalar papeleras en el barrio de Valdebebas.

Trabajadores de la empresa pública Esmasa han aprobado en Asamblea General continuar la huelga de recogida de residuos en Alcorcón hasta que el Ayuntamiento presente una propuesta por escrito, sea ratificada en Pleno y recoja que, a excepción del vidrio, el resto de los servicios continuarán en manos de los propios trabajadores de la empresa pública.

La empresa pública Tragsa ha empezado la mañana de este viernes a trabajar con normalidad en la recogida de la basura de las calles de Alcorcón en dos rutas distintas, después de acumular las islas ecológicas entre 700 y 800 toneladas de basura en el undécimo día de huelga convocada por los sindicatos de Esmasa, empresa pública responsable de los servicios de recogida de residuos urbanos.

Alcorcón ha aprobado este jueves en un pleno extraordinario un decreto de alerta sanitaria para recoger la basura que se acumula en las calles tras diez días de huelga en el servicio de recogida de basuras del municipio, que presta la empresa pública Esmasa. El Ayuntamiento ha contratado a Tragsa para que recoja la basura depositada en las calles.

Los sindicatos CGT, CSIF y CCOO en la empresa pública Esmasa han decidido mantener la convocatoria de huelga indefinida de recogida de residuos en Alcorcón, que se iniciará a partir de este martes, 21 de enero, a las 6.00 horas, contra la externalización del servicio de retirada de vidrio, tras no alcanzar acuerdo con la empresa.

Cinco camiones de recogida de basura de una empresa se han sumado en los últimos días a los dos de la empresa municipal de Servicios (Aserpinto) para retirar más de 175 toneladas de basura acumuladas en las calles de Pinto tras la huelga de diez días en este servicio, paros que finalizaron el pasado día 19.

El Ayuntamiento de Pinto ha decretado un incremento superior al 50 por ciento en los servicios mínimos de la recogida de basuras en casco urbano y polígonos ante la proliferación de desechos y para prevenir "problemas de salud pública" ante la huelga indefinida en la empresa municipal de Servicios (Aserpinto).

El comité de empresa de Aserpinto cifra en un 100 por ciento el seguimiento de la huelga en la quinta jornada, en todos los servicios de limpieza viaria y jardinería excepto en el de limpieza de edificios en el que ha sido de un 55 por ciento. Según la Delegación del Gobierno en Madrid, un total de 30 guardias civiles, apoyados por antidisturbios, trabajan para evitar incidentes y altercados durante los paros indefinidos.

La basura y la suciedad se acumulaban este jueves en las calles de Pinto en el cuarto día de huelga indefinida de limpieza, recogida de basuras y jardinería. El Ayuntamiento ha acusado a los sindicatos de actos vandálicos y estos de manipulación informativa al Gobierno municipal.

Desde este domingo por la noche los trabajadores de Aserpinto están secundando una huelga en los servicios municipales de limpieza en protesta por la privatización del servicio. Temen la pérdida de al menos 40 empleos, pero el Ayuntamiento asegura que la adjudicataria garantiza los empleos.

Los trabajadores del servicio de recogida de basura de Madrid ratificaron este martes por amplia mayoría, tanto en la asamblea de por la mañana como la de por la tarde, el preacuerdo alcanzado por la mesa negociadora, cuyo mayor número de representantes ostenta UGT, y la Empresa adjudicataria del servicio FCC.

Los trabajadores de limpieza viaria comenzaron el pasado martes una  huelga indefinida que pocas horas después ya se dejaba notar ya que el aspecto de las calles mostró un aspecto más sucio. Los trabajadores protestaban por el ERE que inicialmente iba a afectar a 1.144 trabajadores
cifra que la patronal ofreció reducir un 12 por ciento. Aunque fueron fijados unos servicios mínimos del 40 por ciento, el miércoles Botella atribuyó la suciedad a "actos vandálicos"  y, 24 horas después, anunció que el  Ayuntamiento descontará a las adjudicatarias de la basura en función del número de trabajadores de huelga. El viernes, Botella exigió el cumplimiento de los servicios mínimos de limpieza mientras la Policía Municipal empezaba a escoltar a los trabajadores.de los servicios mínimos. Vea la evolución de la huelga en imágenes: martes, miércoles, jueves y viernes.

Efectivos de limpieza del Ayuntamiento de Madrid han recogido un total de 32,7 toneladas de basura tras las fiestas de La Paloma, celebradas en los últimos días en el barrio de La Latina.