www.madridiario.es
    19 de agosto de 2022

ocio nocturno

La discoteca Shoko, situada en el número 86 de la calle Toledo, quería realizar obras de ampliación de una de sus entreplantas para casi doblar su aforo y pasar de acoger de 670 personas a 1.082. Sin embargo, el Ayuntamiento ha frenado sus planes al inadmitir su licencia por incumplir normas de protección del patrimonio histórico y de contaminación acústica. Los vecinos, por su parte, celebran la decisión municipal e incluso sueñan con el cierre del local.