www.madridiario.es
Teatro Barceló, en el distrito Centro.
Ampliar
Teatro Barceló, en el distrito Centro. (Foto: Chema Barroso)

El ocio nocturno se encierra para frenar su 'sangría' y pedir un plan de rescate

miércoles 23 de septiembre de 2020, 07:00h

El 25 por ciento de los locales de ocio nocturno madrileños ya han cerrado. Un total de 647 salas no han resistido los seis meses de clausura continuada que acumula el sector, maltratado sobremanera por la crisis del Covid. La patronal, España de Noche, arroja datos alarmantes: si no cambia el rumbo, antes de final de año el 70 por ciento de las pymes del gremio quebrarán. Ante este escenario, los empresarios y trabajadores de bares musicales y discotecas de toda la geografía nacional se encerrarán este miércoles en sus instalaciones para visibilizar el “maltrato que, de nuevo, nos da el Gobierno”.

Bajo el lema ‘Insomnio: nos habéis quitado el sueño’, la protesta comenzará a las 19:00 horas en Madrid en el conocido Teatro Barceló (Calle de Barceló, 11), y será secundada por decenas de locales en la región. En ellos se encerrarán músicos, disc-jockeys, camareros, relaciones públicas, animadores, directores de sala y responsables de estos establecimientos nocturnos para presionar al Ejecutivo nacional a abordar un plan de rescate que garantice su supervivencia. De no hacerlo, explican los organizadores, se destruirán 9.300 empleos directos en la Comunidad en los próximos meses.

En esta primera jornada de lucha en defensa del ocio nocturno y los espectáculos, se hará lectura de un manifiesto con las reivindicaciones del sector, y empezará una "intensa" campaña en redes sociales.

La principal preocupación que ronda al sector en este momento es la falta de concreción en la ampliación de los expedientes de regulación de empleo (ERTE), que expiran el próximo 30 de septiembre. “Nos enfrentamos a una cuenta atrás con las posiciones negociadoras enquistadas que impiden a las empresas tomar decisiones y debilitan y agravan, de forma innecesaria, la situación de las pymes y la inquietud de los trabajadores”, denuncia Ramón Mas, presidente de España de Noche.

En la misma línea se pronuncia Dionisio Lara, su homólogo en Noche Madrid, quien insta a las organizaciones empresariales del ocio, la hostelería y la cultura a “plantarse ante las maniobras del Gobierno, que pretende realizar una negociación ventajista que lleve la situación extrema al último minuto para forzar el acuerdo al margen de cualquier posición negociadora sensata y rigurosa”.

La vigencia de los ERTE concluye en apenas una semana y, por el momento, se desconoce qué tipo de compañías seguirán beneficiándose de esta ayuda extraordinaria y cuáles quedarán desprotegidas. No obstante, parece indiscutible que este escudo público cubrirá las actividades económicas relacionadas con el turismo y el ocio. Pese a la demora en el acuerdo, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, lanzó un mensaje esperanzador este martes sobre la continuidad de los ERTE a partir de octubre: “Estoy convencida de que no saldremos de la mesa sin acuerdo”, ha zanjado.

Un plan de rescate más allá de prolongar los Ertes

Sala Galileo Galilei

En la Comunidad de Madrid, el 69 por ciento de las pymes del ocio y el espectáculo se han acogido a los expedientes de regulación de empleo, una medida que los mantiene vivos, pero que, a su juicio, resultará insuficiente para frenar la cadena de cierres. Por ello, entienden que el Estado debería implementar un plan específico de subvenciones para el sector que incluya una bonificación del cien por cien de las cotizaciones a la Seguridad Social de los empleados que continúan en ERTE.

Asimismo, piden la ampliación de los plazos de amortización de los créditos ICO, la supresión de la cuota de autónomos y ayudas económicas directas para asumir el pago del alquiler. En este aspecto incide Germán Pérez, dueño de la mítica sala Galileo Galilei, con 35 años de historia. “Los negocios están cerrados, pero tenemos gastos fijos que afrontar todos los meses, además del lucro cesante”, recuerda.

"Lamento que se haya estigmatizado a las salas y discotecas como potencial foco de contagios"

Los 12 trabajadores de la plantilla de la sala Galileo se encuentran en ERTE y Pérez pide que estos cubran la totalidad de su salario. Su caso no se identifica como uno de los más dramáticos, pues cuentan con recursos económicos “para seguir una temporada” y no se han planteado el cierre definitivo “en ningún momento” pese a su veteranía. Sin embargo, admite que el plan de rescate que reclama la patronal “vendría muy bien”.

El propietario de este local de culto de la música en vivo lamenta que se haya “estigmatizado” a las salas y discotecas como potencial foco de contagios de coronavirus cuando los casos asociados a este área no superan “ni el 1 por ciento”. “Los positivos se han producido mayoritariamente en el ámbito familiar y en fiestas privadas y clandestinas, con alguna excepción puntual en locales de ocio que si nos enteramos somos los primeros en denunciarlo”, expone.

Por su parte, Miguel Garrido, presidente de la Confederación Empresarial de Madrid-CEOE (CEIM), ha censurado que las limitaciones se focalicen en este gremio cuando “se ha demostrado” que los rebrotes no se han dado en el área empresarial, sino en la familiar. Además, ha defendido que los en los locales de ocio nocturno es posible controlar los aforos y garantizar que se respetan las medidas sanitarias mientras que en los domicilios o en la calle “hay más peligro”. En consecuencia, ha mostrado su respaldo a que protagonicen manifestaciones como la de este miércoles. “No nos gustan, pero hay casos justificados”, ha puntualizado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios