www.madridiario.es
    26 de octubre de 2020

contrato integral de limpieza

El Ayuntamiento de Madrid va a revisar la actual relación de calles principales y secundarias a efectos de limpieza. Esta es una de las medidas adoptadas en el marco de la Mesa de Limpieza, creada para mejorar el aspecto de la ciudad. Además, se intensificará la inspección tanto de los comportamientos de los ciudadanos como de las empresas.

La Mesa de la Limpieza, constituida este lunes por mandato plenario y presentada por la delegada de Medio Ambiente, Inés Sabanés, se presenta como "la última bala, el último cartucho" para dar solución a uno de los principales problemas de la ciudad, en palabras del concejal socialista Chema Dávila, y ante las dudas sobre su operatividad mostradas por el PP y el rechazo a una hipotética remunicipalización del servicio desde Ciudadanos.

UGT, CCOO y CSIF han aplaudido el acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento de Madrid y las empresas concesionarias de limpieza para anular los expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que afectaban a los trabajadores del servicio. Junto a las nuevas contrataciones también anunciadas, supondrá que habrá 500 trabajadores más en la calle cada día.

Madrid contará con 500 trabajadores más para limpieza viaria y mantenimiento de zonas verdes, según ha anunciado la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Tras más de dos meses de negociación, las concesionarias van retirar los ERTE por los que cada día se pierden alrededor de 450 efectivos. Además, la única empresa que no ejecutó un expediente contratará a 40 empleados más para la zona centro. Se trata del primer paso para mejorar el aseo de la ciudad, una prioridad del nuevo Gobierno municipal ante las numerosas quejas vecinales.

El Ayuntamiento de Madrid y las empresas contratistas de la limpieza viaria negocian cómo mejorar el aspecto de la ciudad con el actual contrato de limpieza integral. Desde la patronal del sector, Aselip, aseguran que "no se pueden pedir milagros, sí esfuerzos".

El Ayuntamiento de Madrid está negociando con las empresas concesionarias de los servicios de limpieza de Madrid suspender el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de sus trabajadores para iniciar un plan de choque de limpieza intensa de todas las calles de la capital a principios de otoño.

La posible remunicipalización de los servicios públicos por parte del Ayuntamiento de Madrid ha abierto una brecha entre los sindicatos de limpieza viaria y recogida de basura. CGT acusa a CCOO y UGT de posicionarse en contra de la gestión pública de estos servicios basicos, mientras que estos sindicatos explican que sería "bienvenida" pero solo si se respetan los puestos de trabajo y las condiciones laborales. Este jueves, la portavoz municipal, Rita Maestre, lanzó un mensaje que puede calmar la tensión que hay en el sector. Las remunicipalizaciones se harían "manteniendo e incluso mejorando" las condiciones laborales.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha advertido este lunes que remunicipalizará el servicio de limpieza viaria de la capital si las empresas adjudicatarias no cambian de "actitud" de forma inmediata porque, ha insistido, "Madrid está muy sucio". Carmena también ha asegurado que la Oficina de Intermediación Hipotecaria ha conseguido paralizar todos los desahucios que le han llegado y que han detectado su sobrecoste de 9 millones en el alquiler de edificios. Asimismo, ha confirmado que no habrá una reestructuración de la deuda.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y la edil de Medio Ambiente, Inés Sabanés, han mantenido su primera reunión con las empresas concesionarias de la limpieza en Madrid para mejorar el aseo de la ciudad, cuya situación ha generado "alarma" entre los vecinos en los últimos tiempos. El resultado es la creación de grupos de trabajo con las concesionarias para aplicar medidas de choque de aquí a la Navidad y mejorar el servicio utilizando el dinero que Madrid ahorra al penalizar a las empresas por la suciedad.

Hace un año que cambió el sistema de limpieza y jardinería en la ciudad de Madrid. Desde entonces, el nuevo contrato integral, de casi 2.000 millones de euros, no ha abandonado la polémica. Tras la huelga de limpieza y el expediente temporal de regulación de empleo en las empresas contratistas, siguieron las quejas por la suciedad y ahora por el mantenimiento del arbolado.

El 85 por ciento de los lectores de Madridiario consideran que Madrid está más sucia, después de la implantación del contrato integral de limpieza, hace un año.

El servicio de limpieza y jardinería de la ciudad de Madrid cuenta con 782 empleados menos una vez que se ha empezado a aplicar el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) de 45 días por año que firmaron patronal y sindicatos, y que puso fin a la huelga que duró 13 días, según ha informado UGT.

El Grupo Municipal de IU en el Ayuntamiento de Madrid ha alertado este miércoles de que con la entrada en vigor del nuevo contrato integral el pasado 31 de julio, toda la plantilla destinada al mantenimiento de las zonas infantiles de la ciudad, formada por 97 trabajadores, ha sido despedida. Unos 350 trabajadores han perdido su empleo, según IU.

  • 1