www.madridiario.es
Un barrendero recoge cajas de cartón en Villaverde
Ampliar
Un barrendero recoge cajas de cartón en Villaverde (Foto: Kike Rincón)

Madrid tendrá 500 barrenderos más tras retirar las empresas de limpieza los ERTE

martes 29 de septiembre de 2015, 10:36h
Madrid contará con 500 trabajadores más para limpieza viaria y mantenimiento de zonas verdes, según ha anunciado la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Tras más de dos meses de negociación, las concesionarias van retirar los ERTE por los que cada día se pierden alrededor de 450 efectivos. Además, la única empresa que no ejecutó un expediente contratará a 40 empleados más para la zona centro. Se trata del primer paso para mejorar el aseo de la ciudad, una prioridad del nuevo Gobierno municipal ante las numerosas quejas vecinales.

Los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) de tres de las cuatro concesionarias de la limpieza viaria en Madrid (OHL, FCC y Valoriza) tienen sus horas contadas. La exigencia de retirarlos por parte del Gobierno municipal ha dado sus frutos tras meses de reuniones e incluso amenzas de remunicipalizar el servicio. Este martes la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha anunciado que las concesionarias están dispuestas a anularlos. Además, la empresa adjudicataria de la limpieza en el centro de la ciudad, Ferrovial, que no hizo expediente de regulación de empleo, ha comunicado al Ayuntamiento que contratará a 40 empleados más. En total, el Ayuntamiento cifra el aumento de personal en 500 efectivos y ha pedido que se trate sobre todo de barrenderos, aunque el contrato también incluye el mantenimiento del arbolado y las zonas verdes de barrio. Los sindicatos, que han apluadido la gestión del Ayuntamiento, habían calculado que los ERTE de 45 días por trabajador al año restaban más de 700 trabajadores al día en Madrid.

Carmena y su edil de Medio Ambiente, Inés Sabanés, han insistido en la rueda de prensa en la que han realizado el anuncio que no habrá ninguna contraprestación a las empresas por estas contrataciones y que se intensificaran los controles para supervisar el cumplimiento del contrato. Así se rechaza una de las ideas iniciales, que era compensar la retirada de los ERTE con el dinero que ahora se resta a las empresas por los incumplimientos de los criterios de limpieza. Según Carmena, las empresas "han asumido, porque era evidente," que no se puede limpiar Madrid con tan poco personal. El Ayuntamiento también realizó una inspección sorpresa para demostrar que había menos trabajadores en los cantones de los que las empresas aseguraban. "La primera claúsula es que tienen la obligación de limpiar", ha recordado la alcaldesa, quien también ha señalado que "si quieren limpiar es porque les interesa".

La retirada del ERTE sería un primer paso para acabar con la suciedad en Madrid, pero todas las partes -Ayuntamiento, empresas y sindicatos- coinciden en que son necesarios más empleados para volver a la situación anterior a los recortes, que han llegado al 47 por ciento del presupuesto, según el propio Ayuntamiento. La retirada de los ERTE "no supone una vuelta a la situación anterior a los contratos, pero sí un avance importante", ha asegurado Inés Sabanés. Los trabajadores se irán incoporando el próximo mes de octubre y el día 15 ya se conocerá con exactitud la cifra de incorporaciones. Carmena espera que en Navidad se note que la ciudad está más limpia. Para ello, se van a poner en marcha 147 actuaciones intensivas en los distritos durante tres meses.

Estas actuaciones irán acompañadas de un plan de concienciación que se presentará en los próximos días. Incluirá, por ejemplo, compensaciones a aquellos que "recojan latas", según ha apuntado Carmena. "Lo de los umbrales (criterios para penalizar a las empresas si Madrid no está limpia) es un lío absoluto y lo mejor es que la colilla no esté en el suelo", ha señalado la alcaldesa, que se propone cambiar la mentalidad de los madrileños en dos años con la participación de escuelas y universidades, y un presupuesto de unos 25.000 euros.

Barrenderos en prácticas

Además, el Ayuntamiento va a realizar a través de las Agencias de Empleo Local programas de formación dual sobre limpieza, de tal modo que los inscritos realicen sus prácticas en las empresas que prestan servicio a la capital. La cifra de personal en prácticas, que obtendrá un certificado de profesionalidad, tampoco está cerrada, pero podrían ser tantos como nuevas contrataciones.

Los ERTE fueron el resultado de los contratos integrales de limpieza viaria que se adjudicaron en un concurso en el que las empresas hicieron ofertas a la baja para conseguir las adjudicaciones. En primer lugar, las empresas presentaron un ERE para despedir a más 1.000 trabajadores, pero tras 13 días de huelga se pactaron los ERTE entre compañías y sindicatos. Con Ana Botella como alcaldesa, el Ayuntamiento introdujo un nuevo concepto, el contrato integral, que aglutina servicios como jardinería, limpieza o mantenimiento de zonas infantiles a la vez que elimina los criterios técnicos, como los recursos humanos y materiales mínimos, para seleccionar las ofertas de las empresas. A la bajada del precio de licitación del 10 por ciento por parte del Consistorio se sumaron las de las empresas, que de media fueron del 16 por ciento.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios