www.madridiario.es
Pilar Bardem, mucho más que la madre de Javier
Ampliar
(Foto: Antonio Castro)

Pilar Bardem, mucho más que la madre de Javier

domingo 18 de julio de 2021, 10:55h

A Pilar, en las últimas décadas, siempre se la llamó “La Bardem”. Así tituló también la biografía que publicó en 2005 en colaboración con su hijo Carlos.

La actriz Pilar Bardem pertenecía a una saga de actores que estableció Mercedes Sampedro a final del siglo XIX. Pero no serían de ella, sino de su hermana Catalina, de quienes descienden todos los actores posteriores. Catalina Sampedro y Miguel Muñoz fueron los padres de las famosas Muñoz Sampedro: Matilde, Guadalupe y Mercedes. Una cuarta hermana, Natividad, se dedicó a la enseñanza musical. Las hermanas actrices fundaron sus respetivas familias artísticas. Matilde Muñoz Sampedro se casó con el actor Rafael Bardem y fueron los padres de Juan Antonio, director de cine, y de Pilar Bardem.

Pilar Bardem ha sido una mujer luchadora, tanto en la vida como en los escenarios. Su matrimonio con Carlos Encinas cortó de raíz la entonces incipiente carrera teatral y televisiva de la esposa. Fueron los padres de Mónica, Carlos y Javier.

Sin haber cumplido los veinte años Pilar empezó a trabajar en el teatro y en el cine. Hizo pequeños papeles en la escena con la compañía de Manuel Gómez Bur: Las tres me quitan el sueño, 1960 y Las mujeres y yo, 1960. En aquella compañía estaban Margot Cottens, Lola Herrera y María Jesús Lara. Durante casi diez años, entre 1960 y 1970, desapareció prácticamente de la actividad profesional. Cuando volvió hizo café teatro y perteneció a Los Títeres, la compañía juvenil que dirigía Fernández Montesinos con sede en el María Guerrero. El niño Javier Bardem llegó a intervenir en algún montaje.

De vuelta a Madrid siguió compaginando todos los medios artísticos. Hizo en teatro Todo en el jardín, 1970; Harold y Maud, 1975; La piel de limón, 1976; Violines y trompetas, 1977; Ana... en la urbe se muere uno de risa, 1979; María la mosca, 1980; Sublime decisión, 1984; El Hotelito, 1985; Punto y coma, 1987, Usted tiene ojos de mujer fatal, 1989; Eloísa está debajo de un almendro, 1991; Feliz aniversario, 1991 , La viuda es sueño, 1992; El cianuro ¿solo o con leche?, 1993…

Juan Carlos Pérez de la Fuente, en el Centro Dramático Nacional, le proporcionó uno de sus grandes papeles en Pelo de tormenta, 1997. Coincidió con otro importante trabajo cinematográfico que acabó por otorgar a Pilar la consideración de primera actriz.

Y es que su carrera dio un gran paso a mitad de los noventa gracias a la película Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto, 1995, a partir de la cual ha sido justamente tratada como protagonista. Pero en su filmografía ya figuraban títulos como El mundo sigue, 1965; Buenos días, condesita, 1967; La descarriada, 1972; El puente, 1976; Vivir mañana, 1983; Todo por la pasta, 1991; Como ser infeliz y disfrutarlo, 1993; Sálvate si puedes, 1994; Cuernos de mujer, 1994 y Siete mil días juntos, 1994. Más recientemente rodó Mirada líquida, 1996; Carne trémula, 1997; Mamá preséntame a papá, 1998; Pantaleón y las visitadoras, 1999; Sexo por compasión, 1999; Cosa de brujas, 2002; María querida, 2004; 20 centímetros, 2005, La bicicleta, 2005; La vida en rojo, 2008; Esperpentos, 2009 y La vida empieza hoy, 2009.

Muy numerosas han sido sus apariciones en televisión desde el comienzo del medio: El jardín de las horas perdidas, 1965; Romance en noche de lluvia, 1972; Papá se enfada por todo, 1973; Esta noche, tampoco, 1979; Sublime decisión, 1985 y series como Antología lírica, 1971; Los libros, 1974; La señora García se confiesa, 1976; Cuentos y leyendas, 1976; El jardín de Venus, 1983; La comedia musical española, 1985, y Brigada Central, 1989. Grabó ciento treinta capítulos para Amar en tiempos revueltos, con la que volvieron las series de sobremesa.

Pilar Barden ha mostrado una faceta política muy combativa durante todo lo que va del siglo XX. Su presencia –junto a sus hijos- en manifestaciones o actos de protesta no ha dejado indiferente a nadie, ganándose por ello numerosos detractores en los sectores políticos derechistas.

Por si no hubiera tenido dificultades suficientes, en la primera década del siglo XXI padeció dos cánceres en pocos años. Los superó y tras las consiguientes recuperaciones, siguió trabajando, sobre todo en el cine. La última interpretación teatral fue el año 2008 con La sospecha.

Entre tanto sus hijos fueron tomando el relevo en las carteleras. Mónica se dedicó mucho tiempo a la hostelería, Carlos alternaba la interpretación con la escritura y Javier se consagraba como el gran actor joven de España. La carrera de Javier tomó dimensiones internacionales a partir de la película Antes que anochezca, 2000. Siete años más tarde Bardem se convertía en el primer actor español en ganar un Oscar por No es país para viejos. Fue a recogerlo del brazo de una legítimamente orgullosa Pilar. Para el público internacional fue la mamá de Bardem, pero nosotros sabemos que fue mucho más.

En los últimos años de su vida, Pilar se dedicó prácticamente a la presidencia de AISGE, la entidad que gestiona los derechos de imagen de los intérpretes. Fue elegida en 2002 y estuvo en el cargo hasta 2018 cuando fue sustituida por Emilio Gutiérrez Caba.

Pilar Bardem Muñoz nació en Sevilla el 14 de marzo de 1939. Ha fallecido en Madrid el 17 de julio de 2021, a los 82 años.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios

Noticias relacionadas