www.madridiario.es
A la derecha, con ladrillo visto, el edificio de Prado 30.
Ampliar
A la derecha, con ladrillo visto, el edificio de Prado 30. (Foto: Chema Barroso)

Vecinos y Consistorio perfilarán el uso cultural de Prado 30 en una reunión el 25 de febrero

lunes 07 de febrero de 2022, 07:40h

El futuro como centro de salud del edificio ubicado en el Paseo del Prado, 30 quedó blindado en el acuerdo de Presupuestos firmado por el Gobierno municipal y Recupera Madrid. El pacto cerrado con los carmenistas recogió también el compromiso de PP y Cs de destinar parte del inmueble a un equipamiento cultural, atendiendo así una demanda vecinal histórica. Un mes después, la Asociación de Vecinos Sol-Barrio de Las Letras ha recibido una citación del concejal-presidente de Centro, José Fernández, para reunirse el próximo 25 de febrero y comenzar a perfilar qué dotaciones se instalarán en el inmueble, según ha podido conocer Madridiario y confirman fuentes consistoriales.

El alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, avanzó el pasado 13 de enero que iniciarían de forma "inmediata" los trámites para ceder a la Comunidad de Madrid este bloque de su propiedad a fin de que albergue un nuevo centro de Atención Primaria que sustituya al colapsado de la calle Alameda, 5. Mientras el traspaso se formaliza, los vecinos no han perdido el tiempo y remitieron una carta a la Junta Municipal del Distrito Centro solicitando un encuentro para negociar el uso cultural de parte del inmueble. Según explica a este medio el presidente de la AV Sol-Barrio de las Letras, Víctor Rey, trasladarán al Consistorio una propuesta concreta, aunque "no está bloqueada".

Su proposición se compone de tres ejes. El principal, una biblioteca. "No al estilo clásico, sino abierta a que la gente vaya a coger un libro y sentarse a leer, a estudiar", precisa Rey. Como ejemplo han tomado el Centro Cultural Mercado de Ibiza, en Retiro. Ligado a este espacio, plantean abrir una sala en la que puedan desarrollarse cursos, talleres, conferencias y proyecciones. Como tercera pata del proyecto, una ludoteca a la que puedan acudir mayores hasta las 17 horas y reservada a los niños por las tardes. Esta última instalación, expone, daría cobertura a las necesidades del cercano colegio Palacio Valdés, con un patio "pequeñísimo", y que no dispone "de ninguna zona para que los escolares realicen actividades".

Tampoco se olvida el Ayuntamiento de las carencias de este centro educativo. Una semana antes de verse con los vecinos, el concejal del distrito se entrevistará con el colegio porque "quiere involucrarlo también en el uso que se le dé" a Prado 30, informan fuentes municipales. El planteamiento inicial de la Junta Municipal respecto al edificio que durante dos años okupó La Ingobernable es crear "una sala de lectura, ludoteca y sala de internet", por lo que no se aleja de las sugerencias del vecindario. En todo caso, desde el Gobierno madrileño apuntan que están "dispuestos a escuchar las propuestas que les trasladen en las reuniones".

"Todo lo que mejore nuestras ideas, estupendo", responde Víctor Rey, quien ve imprescindible aclarar primero la superficie de la que dispondrán para definir los usos concretos del recinto. "Parece que el centro de salud ocupará 1.700 metros cuadrados, así que hablaríamos de 1.500 para la dotación cultural", indica. Cuando lo sepan, esperan trabajar con la Junta en la configuración del nuevo equipamiento. Las ideas que presentarán son fruto "de un proceso participado por mucha gente" a lo largo de los años en los que han reclamado una infraestructura así para el barrio al no contar con ninguna similar en un radio bastante amplio.

Una lucha vecinal imparable

El barrio de Las Letras se acerca a la meta que hizo suya todo el vecindario. El hecho de que Recupera Madrid condicionara su apoyo a los Presupuestos de 2022 en la instalación de un centro de salud y un espacio cultural en Prado 30, entre otras peticiones, "ha ayudado a acelerar el proceso", admiten los vecinos. No obstante, Víctor Rey incide en su convencimiento de que "tarde o temprano lo íbamos a conseguir". "No contemplábamos el no", remarca. Más después de ver peligrar la promesa electoral que les hizo Almeida en 2019. "Había que hacerle cumplir su palabra", subraya.

El líder 'popular' manifestó en campaña su intención de convertir el inmueble en una biblioteca y un centro de salud. Sin embargo, faltó a su compromiso y, tras desalojar al colectivo La Ingobernable, anunció en febrero de 2020 que cedería la edificación durante 50 años a la Fundación Hispanojudía para acoger un museo judío. La operación no fructificó y el propio regidor justificó meses después el archivo del expediente de cesión al "no haberse aportado la documentación" necesaria.

La movilización vecinal por conseguir sus reclamos se remonta a hace más de un lustro, pero intensificaron sus manifestaciones durante la pandemia tras sufrir la precariedad del centro de salud de Alameda, 5, respaldados por los grupos de la izquierda y la Fravm. Los vecinos han denunciado sin descanso que su estado es "indigno y terrible". "Un sótano sin la ventilación, la accesibilidad ni la capacidad adecuadas", han insistido este tiempo. Unas condiciones lamentables, en definitiva, que José Luis Martínez-Almeida reconoció este mes de enero al sostener que "no cumple con los requisitos". Sus más de 20.000 usuarios temían que el nuevo servicio de Atención Primaria se trasladara lejos del actual cuando el Ayuntamiento tenía un bloque de su propiedad justo al lado y sin uso desde 2012. Finalmente, han logrado que se quede a 100 metros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
4 comentarios