www.madridiario.es

Condenan al SERMAS por daños a un bebé

Por MDO/E.P.
miércoles 25 de julio de 2012, 00:00h
El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha condenado por mala praxis al Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) con el pago de una indemnización de 217.576 euros a una familia cuyo bebé nació con una parálisis braquial por no haber realizado una cesárea a tiempo.
La sentencia, tramitada por la Asociación del Defensor del Paciente, responde a la estimación de un recurso presentado por la familia contra una primera resolución y concluye que en el presente caso "y en atención a una debida aplicación de la lex artis, cabe concluir que estaba indicada la cesárea en lugar de parto vaginal".

"Incluso, una vez iniciado el parto vaginal, ante la posición y las características del feto, debió interrumpirse el parto para realizar una cesárea", añaden el juez, que considera que "si se hubiera actuado así se habrían evitado las secuelas que actualmente padece el hijo de los recurrentes".

Así, entiende como acreditados distintos daños como la necesidad de tres intervenciones quirúrgicas al niño, una realizada el 22 de agosto de 2006 para la corrección quirúrgica de la parálisis diafragmática derecha; otra el 15 de diciembre del mismo año de plexo braquial derecho con colocación de escayola; y otra el 3 de enero del 2007, bajo anestesia general, para recambio de escayola.

Secuelas permanentes

También reconocen secuelas de carácter permanente, tal y como las describe el perito judicial en su informe, como la parálisis del plexo braquial derecho que hace que no pueda mover el brazo derecho y se encuentre en un tratamiento de fisioterapia; o que se le haya quedado más corto que el brazo izquierdo.

Esto también conlleva un "perjuicio estético derivado de la actitud pegada al cuerpo del miembro superior derecho con atrofia muscular y acortamiento del mismo", así como una cicatriz en zigzag de 14 centímetros desde el cuello hasta la clavícula y la disminución leve de la hendidura palpebral derecha.

140 días de hospitalización
A todo esto se le añaden los días de hospitalización, que suman 140, desde el 20 de mayo hasta el 9 de septiembre de 2006 y desde el 14 de diciembre de ese mismo año hasta el 11 de enero del 2007. También se contabilizan los días no impeditivos, un total de 96.

Entre los daños se reconoce una minusvalía del niño del 40% por lesión del plexo braquial, posibles cirugías posteriores, sugeridas por el perito judicial, para sustituir las funciones perdidas productos de la lesión, y perjuicios morales para los padres. El TSJM admite la indemnización teniendo en cuenta "el carácter permanente de las secuelas y la edad del niño".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios