www.madridiario.es
Obra ‘El médico de su honra’
Ampliar
Obra ‘El médico de su honra’ (Foto: Antonio Castro)

‘El médico de su honra’, reconstrucción escénica

jueves 10 de junio de 2021, 11:13h

El Festival Iberoamericano del Siglo de Oro -Clásicos en Alcalá- comienza la edición de este año con el estreno de un montaje singular: El médico de su honra, de Pedro Calderón de la Barca. Pero este espectáculo tiene una singularidad: se ha reproducido fielmente el que dirigiera Adolfo Marsillach en 1986 para iniciar la aventura de la Compañía Nacional de Teatro Clásico.

En el mundo de la lírica es absolutamente normal, y frecuente, que se repitan montajes de éxito a lo largo de los años. Hay producciones que firmó Zeffirelli que se reponen periódicamente gracias a la documentación existente y al trabajo de profesionales que estuvieron junto a él.

En España, y en teatro, reponer una obra no es noticia. Sí lo es hacerlo con los mismos mimbres que hace más de tres décadas.

El médico de su honra fue una apuesta de Marsillach, ejecutor de la idea de crear una compañía clásica, para presentarse al público y a la crítica. Esta última, por cierto, no trató nada bien el montaje del estreno. Aquel maltrato hizo dudar al director sobre la viabilidad de la compañía. Inmediatamente después vinieron dos títulos ejemplares: Los locos de Valencia y Antes que todo es mi dama. La respuesta del público fue contundente y masiva. Aquellos clásicos, vistos con la mirada del siglo XX, revolucionaron la manera de poner en escena el Siglo de Oro. Han pasado treinta y seis años y la CNTC es un puntal de la escena española. Desgraciadamente para el teatro, Marsillach murió el año 2002. Y produce un cierto escalofrío revisar el programa de mano de El médico de su honra y comprobar que gran parte de su equipo ya no está con nosotros. Han muerto los protagonistas, Pellicena, Marisa de Leza, Ángel de Andrés… el figurinista Carlos Cytrynowski. Este último, que también diseñó el vestuario, murió en 1995 poco después de reponer el montaje, nuevamente en La Comedia. La música es original de Tomás Marco.

El festival alcalaíno, que dirige Mariano de Paco, acierta con este proyecto que, afortunadamente, puede contar con una persona que estuvo al lado de Marsillach en su creación, Roberto Alonso Cuenca. En su momento fue ayudante y ahora lo dirige, además de firmar la versión junto a Pérez Sierra. Los archivos teatrales han permitido recuperar los diseños originales de escenografía, vestuario e iluminación. Es, por tanto, una auténtica reconstrucción. Esta vez el reparto está encabezado por José Manuel Seda, Antonia Paso, Verónica Ronda, Sergio Otegui, Alex Gadea y Jorge Mayor. También interviene Manuel Navarro, que actuó en la reposición de 1995 y que lleva unos cuantos años alejado de la escena española.

El médico de su honra va a representarse solo hasta el sábado en el teatro salón Cervantes de Alcalá de Henares. Suponemos -y esperamos- que un esfuerzo artístico y económico de este calado tenga correspondencia con una programación posterior en otros espacios. Puesto que es una producción de la Comunidad de Madrid, parece lógico que haga temporada en teatros del Canal y también debería recorrer los escenarios de la red de teatros de la Comunidad. Así los madrileños, que financian esta empresa, podrían disfrutar de su inversión.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios