www.madridiario.es
Creadores del proyecto X-COV, ganador del Hackathon CodeTheCurve organizado por la Unesco.
Ampliar
Creadores del proyecto X-COV, ganador del Hackathon CodeTheCurve organizado por la Unesco.

Una herramienta española predice la evolución de pacientes con COVID

domingo 17 de mayo de 2020, 09:06h

Cuando comenzó a expandirse el coronavirus, la saturación de los hospitales madrileños cada vez era más crítica y cientos de personas morían a diario en la Comunidad de Madrid a causa de la enfermedad. Una de estas personas era una tía abuela del profesor de la Facultad de Ciencias Físicas de la UCM, Joaquín López Herráiz. A raíz de lo ocurrido, el físico comenzó a plantearse cómo podía ayudar desde su campo, la imagen médica y la inteligencia artificial, a mejorar la crisis sanitaria.

Herráiz ya tenía un grupo de trabajo formado, así que gracias a las nuevas tecnologías y de forma telemática, con integrantes del grupo repartidos por varias partes de España y mediante correos electrónicos y videollamadas, comenzaron a trabajar a contrarreloj.

Pero, ¿por dónde podían empezar? El equipo comenzó a hablar con médicos y encontraron un objeto de estudio del que podían tirar: varios radiólogos les contaron que lo que más tiempo se demoraba era el análisis de las radiografías de tórax, a raíz del cual decidían si el paciente necesitaba ser ingresado o no, o podían ver la evolución de la enfermedad.

Comenzaron a trabajar entonces en el proyecto X-COB, formado por una página web y un software y que tiene como objetivo facilitar el trabajo a los sanitarios, pues predice la evolución de pacientes con coronavirus gracias a la inteligencia artificial.

En qué consiste X-COV

X-COV es una herramienta doble y de uso gratuito, cuyo fin es evaluar el nivel de gravedad de pacientes sospechosos de tener COVID-19 a partir de sus radiografías de tórax e información básica como su edad o el número de días con síntomas, todo ello usando técnicas de Inteligencia Artificial y Deep Learning. Por un lado, está la versión web, que permite obtener un diagnóstico inmediato a través del propio navegador. Por otro, han creado un software para implantar en los hospitales que, tras obtener todas las certificaciones técnicas pertinentes, podrán utilizar los médicos para reforzar sus decisiones.

Para su entrenamiento han usado imágenes y datos de enfermos reales atendidos en diversos hospitales de la Comunidad de Madrid. Su objetivo es ayudar a los médicos a tener una visión más completa en la toma de decisiones respecto a pacientes con síntomas moderados, así como la evaluación de su progreso. También permitiría decidir el momento adecuado del alta hospitalaria.

En ese momento, la Comunidad de Madrid lanzó el hackathon #vencealvirus, en el que científicos, universitarios, profesionales innovadores y sociedad civil trabajan para encontrar una solución a la crisis del coronavirus, y el equipo de la Complutense decidió apuntarse. El proyectó quedó entre los 20 finalistas, por eso cuando salió la convocatoria del hackathon de la Unesco CodeTheCurve no se lo pensaron; “ya teníamos los contactos de los profesionales médicos y la idea en la cabeza, así que, en tiempo récord, conseguimos la documentación necesaria para poder inscribirnos”, apunta Herráiz.

Fue el único proyecto español seleccionado entre 40 grupos de 25 países

Fue el único proyecto español seleccionado entre 40 grupos de 25 países y, lo que el grupo de la UCM no se esperaba era que su estudio iba a proclamarse el ganador absoluto (Master winner) del hackathon, además de recibir el primer premio en la categoría "Social and health issues" (Problemas sociales y de salud). El estudio fue calificado por un jurado de líderes de opinión de la Unesco, la Unión Internacional de Telecomunicaciones, IBM Z, SAP y otras organizaciones prestigiosas. El profesor explica que "en un principio nuestro objetivo era simplemente pasar el filtro inicial, que eran 40 grupos a los que les daban una formación sobre diferentes temas varias compañías importantes. No nos esperábamos ganar para nada”.

Herráiz asegura que lo mejor del proceso ha sido el trabajo en equipo pues el grupo "no está formado solo por estudiantes, hay una doctora en Bellas Artes, somos perfiles muy distintos... Algunos ni nos conocíamos, pero hemos trabajado muy bien juntos”. Y añade que otra de las cosas inesperadas ha sido que empresas han querido colaborar en el proyecto, ya que Google les ha proporcionado 20.000 dólares y Repsol Brasil, recursos informáticos.

Isabel Gallego, una de las estudiantes participantes en el proyecto recalca la suerte que ha tenido de poder participar en el hackathon: “Ha sido una oportunidad que no me hubiera imaginado nunca y que me ha permitido trabajar con grandes profesionales. Además, me ha hecho estar muy concentrada y entretenida, lo cual me ha venido muy bien para desconectar un poco del confinamiento”.

Implantación en hospitales

El equipo de X-COV reconoce que hay que ser precavidos y para poder usar la herramienta hace falta la supervisión de un médico, al menos hasta que esté validada y homologada por las autoridades sanitarias. Herráiz explica que este es un proceso largo, pero que están contemplando hacerlo "en vista del interés que genera, tanto en los organizadores de los hackathon como en los hospitales", donde les han animado a pasar por todo el proceso de certificación. Aún así, se trata de un proceso que demora tiempo y, aunque están tratando de acelerarlo, se encuentra todavía en trámite de aprobación.

“Desde el Clínico quieren hacer un piloto para usar y hacer la parte de evaluación. Esperamos que, para final de año, momento en el que se habla de que pueda haber un segundo repunte, esté totalmente instalado”, asegura el líder del grupo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios