www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Grabado de la montaña rusa y plaza de toros de los Campos Elíseos de Madrid en 'Un concierto en los Campos Elíseos', en El Periódico Ilustrado (Siglo XIX).
Ampliar
Grabado de la montaña rusa y plaza de toros de los Campos Elíseos de Madrid en "Un concierto en los Campos Elíseos", en El Periódico Ilustrado (Siglo XIX). (Foto: Ricod (Dominio público))

Los Campos Elíseos de Madrid abren sus puertas

martes 18 de junio de 2019, 07:39h
El 18 de junio de 1864, abrieron sus puertas en la zona en la que hoy se sitúa el barrio de Salamanca los jardines Campos Elíseos. Se trataba de un lugar de recreo con distintas actividades para sus visitantes y atracciones diversas entre las que se incluían una plaza de toros y una montaña rusa.
El nombre 'campos elíseos" traslada fácimente a aquel que lo escucha a la conocida avenida parisina que conforma una de las principales arterias de la ciudad francesa. Sin embargo, Madrid tuvo unos jardines con este mismo nombre en el siglo XIX, formándose un lugar pensado para el recreo de multitud de madrileños de la época. Sus puertas abrieron un día como hoy, en 1864.

Fue una propuesta del empresario José Casadesús y, para su creación, se tomó como referencia el estilo de algunos espacios de otras ciudades europeas como París o Londres. Sin embargo, su duración ya estaba fijada en un máximo de 15 años según el contrato con el Ayuntamiento de Madrid, ya que ese terreno formaría parte del proyecto del 'ensanche de Castro', que posteriormente sería conocido como barrio de Salamanca.

Una vez abrieron sus puertas, los Campos Elíseos de Madrid contaban con distintas atracciones y actividades en su interior como un teatro de verano, una montaña rusa o distintos edificios para billares, cafés, restaurantes y un salón de baile. Además, en su interior, estos jardines llegaron a albergar dos plazas de toros. La primera, estuvo activa desde 1860 y fue demolida en 1874; y la segunda, inaugurada en 1879, fue destruida por un incendio en 1881.

La entrada a estos jardines no era gratuita, de manera que existían diversas tarifas para los asistentes. Existía una tarifa de dos reales para la permanencia en el parque hasta las cinco de la tarde, un precio que se doblaba para las estancias más allá de esa hora. Doce duros era el precio de una especie de "abono" anual para el parque, aunque el precio de las atracciones del interior no estaba incluido.

A pesar de su corta historia, los Campos Elíseos de Madrid se convirtieron en el lugar elegido por multitud de madrileños de aquellos años, así como de distintas personalidades ilustradas del país. Esta popularidad creció gracias a los conciertos, bailes, representaciones teatrales y novilladas que allí se realizaban. Sin embargo, su decadencia llegaría en los últimos años del contrato.

Con la llegada de la década de 1880, la expansión de la ciudad con el que sería el barrio de Salamanca empezó a afectar al propio parque y tuvo que ser demolido, tal y como se había acordado con el Ayuntamiento. Poco a poco, muchos de sus elementos empezaron a desaparecer y, actualmente, el único resto de aquellos jardines se encuentra en el palacio de la marquesa de Zafra, en forma de templete griego.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.