www.madridiario.es
Mudanza en la Gran Vía durante el confinamiento.
Ampliar
Mudanza en la Gran Vía durante el confinamiento. (Foto: Chema Barroso)

Empresas de mudanzas e inmobiliarias, casi paralizadas y empujadas a ERTES

domingo 29 de marzo de 2020, 09:00h

La crisis sanitaria por el Covid-19 se ha diversificado en un conjunto de sectores que han quedado condenados a graves pérdidas económicas. A pesar del cese de la actividad en múltiples servicios y establecimientos, los empresarios deben seguir con el pago religioso de sus impuestos, los alquileres de los locales y las nóminas de los trabajadores. Unas obligaciones inasumibles para muchas empresas, como las inmobiliarias o las de mudanzas. En su caso, el Estado permite a ambas seguir operando, pero las condiciones en las que deben desempeñar su trabajo apenas les reportan ingresos.

La Confederación Española de Transporte de Mercancías (Fedem) confirma que cuentan con autorización para realizar mudanzas, siempre bajo estrictas medidas de seguridad como el empleo de equipos de protección individual y la desinfección minuciosa de los camiones. Sin embargo, estas apenas se producen por una cuestión de responsabilidad sanitaria y desconocimiento de la población. Salvo excepciones, se limitan “a las pactadas previamente”, señalan a Madridiario desde la Organización Castellana de Empresas de Mudanzas (OCEM). Las compañías se han enfrentado estos días a cancelaciones y algunas “han cerrado por su cuenta”.

La indefinición en cuanto a qué tipo de mudanzas están permitidas ha generado confusión entre los madrileños. En consecuencia, desde OCEM trasladan su indignación ante la “desinformación y la falta de uniformidad en el criterio” por parte del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid. Confiados en que no existía impedimento legal para funcionar con normalidad, denuncian sanciones a pesar de cumplir con todas las medidas de seguridad exigidas.

Al respecto, fuentes del Consistorio de la capital aseguran que las restricciones “las marca el Gobierno central” y que la Policía Municipal se limita a “controlar que cuentan con la documentación oportuna y cumplen con las medidas de protección”. Por su parte, la Policía Nacional deja claro que “si la mudanza se puede posponer, mejor”. Los agentes están aplicando cierta “flexibilidad” y autorizan aquellas de carácter urgente. No concretan cuáles son estos supuestos, pero aseguran que si este traslado no se puede retrasar por el vencimiento de un contrato o por la imposibilidad de pagar el alquiler de dos viviendas al mismo tiempo, se puede considerar causa justificada.

“Si se termina el contrato mañana, sí; si quieres llevar cosas a la casa del pueblo, no”, ejemplifican. Además de “sentido común”, también piden a los ciudadanos que lleven consigo los documentos que acrediten el motivo de urgencia de la mudanza cuando esta se lleve a cabo. Sobre las multas que se han establecido, explican que “en determinadas circunstancias la sanción es a priori y se puede comprobar después si es el traslado es necesario cuando aporten toda la documentación”. Desde la Policía Nacional apelan a la comprensión de los caseros en esta situación sobrevenida y a que sepan entender que quizá deben dar más margen a los inquilinos para abandonar la vivienda.

En el desplazamiento de los muebles y enseres personales, los trabajadores de las empresas de mudanzas tienen autorización para viajar de dos en dos en el camión. Si se requiere la ayuda de más mozos, estos irán en furgonetas de apoyo también con uno o dos ocupantes que respeten la distancia mínima entre ellos. Los contratantes se dirigirán a su nuevo domicilio por separado.

“Ingresos cero” en las inmobiliarias

A pesar de las excepciones citadas, la actividad del sector se reduce a mínimos y OCEM considera que quedarán “muy tocados” al término de la cuarentena. De hecho, recuerdan que “muchas empresas aún no se han recuperado de la crisis del 2008”. Pero no están solos. Las inmobiliarias arrastran años difíciles y ahora ven cómo la pandemia les obliga a acogerse a ERTES para conseguir que los negocios sigan a flote.

Jesús Manuel Martínez Caja, secretario general de la Asociación Madrileña de Empresas Inmobiliarias (Amadei), expone a este medio el crudo panorama al que se enfrentan estos días con sus oficinas cerradas: “Ingresos cero y, sin embargo, necesidad de abonar gastos de alquiler, salarios y seguros sociales, suministros, proveedores informáticos, portales inmobiliarios y asesoramiento profesional, básicamente jurídico, contable y laboral”.

Grandes inmobiliarias como Idealista cuentan con un poco más margen al poseer infraestructura para ofrecer visitas virtuales de un alto porcentaje de sus viviendas. Desde el año 2000 han efectuado más de 25.000, especifica la compañía, que da la posibilidad de hacer un tour online en más de 20.000 casas mediante videos inmersivos. No obstante, como puntualiza Martínez Caja, esta opción “solo es posible si se ha hecho el reportaje antes de que se decretase el estado de alarma”. Asimismo, considera que “no sirven” para cerrar una venta o un alquiler porque el consumidor “necesita ver in situ la que será su futura casa o local de negocio”.

El trabajo de los agentes inmobiliarios en estos momentos es “residual” ya que no pueden cerrar operaciones. “Su actividad principal es pisar los inmuebles para captarlos, tasarlos o efectuar visitas con los posibles compradores o inquilinos”, recuerdan desde Amadei. A estas restricciones se suma que las notarías solo escrituran operaciones urgentes. “Las que tengan hipoteca concedida antes del estado de alarma se podrán firmar si las partes consientes; el resto no”, precisa su el secretario general de la organización.

Al igual que la asociación que engloba a las empresas de mudanzas, Amadei augura que su sector “quedará muy tocado dependiendo de cuándo vuelva a la normalidad”. Jesús Manuel Martínez estima que “como mínimo dos tercios de las operaciones en curso se han visto de una forma u otra afectadas” y están haciendo “juegos malabares para salvarlas”.

Ante este escenario, exigen a las administraciones que les “faciliten la concesión de ERTES por fuerza mayor” al tiempo que les piden que actúen de forma “ágil y tendente a paralizar las rentas de oficinas y locales creando un fondo de compensación o similar” para evitar perjudicar también a los propietarios. Además, inciden en la importancia de que se simplifique la “farragosa” burocracia y se eliminen las trabas, a empresas y autónomos, para acceder a líneas de crédito. A las agencias que no pertenezcan a ningún colectivo, les recomiendan que se asocien a uno para luchar juntos por estas ayudas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Empresas de mudanzas e inmobiliarias, casi paralizadas y empujadas a ERTES

    Últimos comentarios de los lectores (4)

    20227 | Lida - 03/04/2020 @ 16:36:47 (GMT+1)
    Buenos días! Tenemos la hipoteca concedida y necesitamos cambiar de domicilio.Vivimos en Barcelona y la casa esta a 47 Km .Podemos hacer la mudanza?
    19973 | Adela - 30/03/2020 @ 09:29:19 (GMT+1)
    Buenos días las mudanzas están permitidas?
    19954 | Beatriz - 29/03/2020 @ 16:38:51 (GMT+1)
    Buenas tardes, entiendo de este artículo que a partir de mañana 30 están permitidas las mudanzas si tienes que cambiarte de casa por vencimiento del contrato? Me gustaría que me aclarasen si esto es así, o la publicación aún no tiene en cuenta las nuevas medidas. Gracias!
    19950 | Manuel - 29/03/2020 @ 15:43:46 (GMT+1)
    Creo que es lo mejor pero las personas que tienen que salir son las que tendrían que facilitarles el tema porque después se harán estas mudanzas gracias

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.