www.madridiario.es
Purificación Causapié, diputada del PSOE en la Asamblea de Madrid.
Ampliar
Purificación Causapié, diputada del PSOE en la Asamblea de Madrid. (Foto: Rosa Lorenzo)

El PSOE pide más recursos para las residencias y critica la actuación “tardía” de la Comunidad

"Faltan equipos de protección y personal”

sábado 28 de marzo de 2020, 09:00h

En las residencias de mayores se concentran algunos de los episodios más dramáticos de la crisis del coronavirus. En la Comunidad de Madrid, los gestores de estos servicios se han visto desbordados ante la ingente cantidad de contagios registrados en las últimas semanas. La escasez de material de protección para internos y personal, denunciada por los propios trabajadores, ha facilitado que el virus se haya propagado con rapidez entre ambos colectivos, los más vulnerables a la pandemia. La Consejería de Sanidad asumió este jueves el mando único de estas instalaciones para supervisar la salud de los usuarios, una decisión que el PSOE califica de “acertada” a la par que “tardía”.

Puri Causapié, portavoz de los socialistas en la Comisión de Política Social Familias, Igualdad y Natalidad, expone a Madridiario que el Ejecutivo regional “no ha actuado con la celeridad requerida” ante la situación de emergencia que viven las residencias de ancianos. “Era evidente desde el principio que son espacios prioritarios y no han trabajado planteando esa prioridad”, ha afeado al equipo que lidera Isabel Díaz Ayuso.

Tanto testimonios de empleados como los sindicatos que los representan han planteado un escenario muy complejo que se ha traducido en “datos escalofriantes de contagio”, como apuntan desde la Secretaría General de Sanidad de CCOO Madrid. Una “sangría” que se ha visto agravada por personal “aislado y contagiado que no está siendo sustituido”. Al respecto, la diputada del PSOE en la Asamblea ha pedido a “más recursos” tanto de equipamientos como de refuerzo en las plantillas para que los geriátricos recuperen su condición de “espacios seguros” y para que “quienes aún no se han infectado no lo hagan”.

“Desde el inicio de esta crisis hemos pedido a la Consejería de Políticas Sociales actuación sanitaria, porque faltan equipos de protección y personal que se ha contagiado”, señala Causapié. No obstante, confía en que la llegada del suministro “se acelere” ahora que la Comunidad se ha hecho con el control directo de estas instalaciones. La política socialista se ha mostrado de acuerdo con esta medida, adoptada de forma conjunta por las áreas que dirigen Enrique Ruiz Escudero y Alberto Reyero, aunque cree que ha sido motivada por la presión del Estado. “Afortunadamente, ha habido una instrucción del Gobierno de España en esa línea y han forzado este plan de intervención”.

Desinfección de infraestructuras y traslado de pacientes

Causapié espera que este “sea efectivo”, pero desconoce el plan de trabajo concreto. Por el momento, el Ejecutivo regional ha dictado una actuación inmediata de Bomberos, Protección Civil y Unidad Militar de Emergencias (UME) en tareas de desinfección en las residencias y en el traslado de pacientes sin patologías y no infectados a hoteles cercanos o domicilios de familiares si estos lo autorizan. El Samur y los Bomberos del Ayuntamiento de la capital también han sido movilizados para colaborar en estas labores.

Asimismo, la Comunidad de Madrid ha informado que desde el pasado 5 de marzo se ha aprobado la contratación de 2.278 profesionales para las residencias entre médicos, técnicos en enfermería y personal auxiliar. Sin embargo, parece que este aumento de personal no resulta suficiente y Ayuso ha pedido al Gobierno nacional otras 1.000 incorporaciones.

La preocupación por “los ciudadanos más vulnerables” que traslada Causapié también es compartida por el resto de los grupos de la oposición en el Parlamento autonómico. En la reunión telemática mantenida entre la presidenta y los portavoces del resto de formaciones el miércoles, se alzaron varias voces intranquilas con el estado crítico de las residencias. Pablo Gómez Perpinyà -Más Madrid- instó a dar una respuesta “a la situación de extrema urgencia que están viviendo”, incluidas las privadas. Por su parte, Jacinto Morano -Unidas Podemos- pidió que se “rectificase” el planteamiento mantenido hasta entonces con respecto a los geriátricos. Un día después, la Comunidad comenzó a intervenir las residencias.

Más de 1.000 ancianos fallecidos en marzo

La Consejería de Políticas Sociales reconoció el pasado jueves que desde el inicio de marzo y hasta esa fecha habían fallecido en los geriátricos madrileños un total de 1.065 personas. De ellas, 760 murieron en los propios centros, mientras que 305 lo hicieron en el hospital. Pese a que los inspectores de este órgano autonómico no han confirmado cuántos fallecieron víctimas del Covid-19, fuentes gubernamentales explicaron a El País que en el mismo periodo de 2019 murieron 460 ancianos en residencias públicas y concertadas (la mitad de las de la Comunidad).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

6 comentarios