www.madridiario.es
Reunión entre el consejero de Transportes y el alcalde de San Fernando de Henares
Ampliar
Reunión entre el consejero de Transportes y el alcalde de San Fernando de Henares (Foto: Comunidad de Madrid)

La Comunidad reclama a San Fernando que declare en "ruina" a los edificios afectados por la 7B de Metro

Por MDO/E.P.
lunes 04 de abril de 2022, 19:10h

La Comunidad de Madrid exige al Ayuntamiento de San Fernando de Henares que decrete la "ruina física" de los edificios afectados por la línea 7B de Metro de Madrid para que se pueda acometer el derribo de las viviendas, requisito indispensable para los futuros realojos y las futuras indemnizaciones. Según fuentes de la Consejería de Transportes, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid ya ha validado el proyecto de demolición de estos edificios, proyecto que será enviado al Consistorio fernandino cuando este declare la "ruina" de los inmuebles y no antes. Esta versión no es compartida por el Gobierno municipal, que insiste en que enviaron un documento hace más de siete meses con dicha declaración, hecho que niegan desde la Administración regional.

Detallan fuentes de la Consejería que llevan dos meses esperando a la orden de ruina del Ayuntamiento. Por su parte, el alcalde socialista Javier Corpa insiste en que la declaración de ruina física está en manos de la Comunidad desde "el pasado mes de septiembre". Sin embargo, según la Consejería, dicho escrito presentaba "deficiencias" por su ambigüedad ya que instaba a "rehabilitar o demoler" en otras partes del contenido, por lo que acusan al primer edil de no aportar información verídica.

Desde la Comunidad alegan que no se concretaba "en qué caso se podía demoler ni con que alcance, que en ruina física inminente es muy excepcional", así que se comunicó a los técnicos municipales que la orden de ruina emitida para las viviendas situadas en la calle Presa, 4 y Rafael Alberti, 1 y 3 presentaba deficiencias que tenían que subsanar para poder proceder al derribo. Así, el 26 de enero de 2022 el Ayuntamiento de San Fernando inició el expediente de ruina legal urbanística donde volvió a instar en algunos apartados la demolición y en otros la rehabilitación. El 8 de febrero, la dirección general de Infraestructuras de la Consejería de Transportes e Infraestructuras presentó alegaciones diciendo que la única opción técnica era la demolición.

"Estamos a la espera que el alcalde de San Fernando de Henares, Javier Corpa, nos envíe el nuevo decreto que ponga fin al expediente para poder presentar el proyecto de derribo y así comenzar con la demolición controlada y garantizar en todo momento la seguridad de los vecinos de la zona", ha remarcado el consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez.

Pérez también ha asegurado que la Comunidad de Madrid lleva exactamente siete meses esperando a que el alcalde emita una certificación que permita demoler los edificios que los técnicos han señalado que deben ser demolidos. "No es un problema de capricho, no es un problema de opinión, es una cuestión técnica que establece que determinados edificios deben ser demolidos y no admiten rehabilitación". La última vez que lo hemos reclamado ha sido el pasado mes de febrero. Es absolutamente falso que haya emitido una orden de derribo, ya que ese certificado no concretaba si debían ser demolidas o rehabilitar las viviendas y habiendo ya una expresión clara de que tienen que ser demolidas no es justificable que el alcalde tarde meses en tomar una decisión", ha reprochado.

La versión del Ayuntamiento

Por su parte, Javier Corpa (PSOE) ha aclarado a través del documento enviado a la Consejería de Transportes que la declaración de ruina física de los edificios de las calles Rafael Alberti 1 y 3, así como la de Presa 4, están en manos de la Comunidad desde "el pasado mes de septiembre", por lo que entienden que, "si necesitan actuar con carácter inmediato, pueden hacerlo", ha zanjado.

Desde el Consistorio han subrayado que en la página cuatro del documento, la 'Conclusión Primera' se señala que "de acuerdo con los extremos indicados, procede incoar expediente de ruina física inminente del edificio inspeccionado, dado que concurre urgencia y peligro en la demora, de acuerdo con lo determinado en el artículo 172 de la Ley 9/2021, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid".

Además, en el 'Resuelve Segundo' (página siete) de este documento se describe que "a los efectos de evitar daños y perjuicios para terceros o para su persona y bienes, que pudieran derivarse del estado de conservación y situación en que se encuentran todas las edificaciones, a los efectos de que, por la Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, se proceda a ejecutar las obras precisas y necesarias para la reforma, reestructuración y consolidación de las edificaciones o, en su caso, se proceda a la demolición y reconstrucción".

“La realidad es que hay 200 viviendas afectadas, la realidad es que tenemos a 30 familias fuera de sus casas y a otras 14 que, todavía, no saben dónde serán realojadas, ni por cuánto tiempo, ni en qué condiciones; la realidad es que contamos con espacios públicos cerrados ‘a cal y canto’; la realidad es que necesitamos a un consejero que se esfuerce por dar soluciones", ha zanjado Corpa.

Por su parte, la Comunidad de Madrid insiste en que estos fragmentos del documento son una muestra parcial de la totalidad del texto, ya que en otras partes del escrito se refleja la ambigüedad sobre el derribo o la rehabilitación de algunas de las viviendas, rehabilitación que ha quedado descartada por parte de los técnicos de la Consejería de Transportes.

El domingo, la Consejería de Transportes e Infraestructuras notificó al regidor de la localidad que una dotación de Bomberos de la Comunidad de Madrid acudió a las 11:.30 horas para valorar la necesidad de tomar alguna actuación urgente y proceder a demoler de forma inmediata y controlada la vivienda para salvaguardar la seguridad de los vecinos ya que se detectaron nuevos hundimientos relativos, mayores a los habituales. El edificio situado en la calle Presa, 4 y Rafael Alberti, 1 y 3 lleva desalojado desde el pasado 22 de septiembre del 2021 al presentar graves daños y con peligro de derrumbe afectado por la Línea 7B de Metro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios