www.madridiario.es
    18 de noviembre de 2019

ruina

Mirando a bulto y en conjunto, el próximo PRISMA, se notará poco si lo comparamos con sus antecesores. Los municipios de la Comunidad de Madrid van a aprovechar masivamente la ventana abierta por el Ejecutivo de Cristina Cifuentes para sanear sus muchas veces perjudicadas cuentas. Durante los próximos años, esta megainyección de hasta 700 millones de efectivo usada tradicionalmente con vocación ladrillera pagará mucho gasto corriente.

Cenicientos, uno de los municipios más endeudados por cabeza de España, deberá entregar a la Cámara de Cuentas toda su contabilidad de los últimos años para que el órgano fiscalizador explique cómo un municipio de poco más de 2.000 empadronados ha podido superar los 11 millones de euros de deuda.

Atlas de la ruina

A Baltasar Santos le debió de parecer en algún momento de sus veinte años como alcalde de Navalcarnero que, más de tres siglos después de la boda de Felipe IV, el pueblo merecía bordar un segundo gran nombre en su memoria. El suyo. Quizás por eso, excavó el subsuelo de la mejor plaza castellana para construir un cavernoso parque temático, compró un palacio de cristal, levantó barrios en la nada, sembró cruceiros y convirtió la localidad en un museo de pilas bautismales de granito. La furia megalómana terminó con una deuda para un siglo y él desaparecido. Madridiario inicia así una serie de reportajes que recorrerá los municipios más arruinados de la región, un atlas colmado de excentricidades, pagarés sin fondos, alcaldes sin freno y generaciones que morirán sin conocer otra cosa que la crisis.

La alcaldesa de Moraleja de Enmedio, María del Valle Luna, ha reclamado este jueves que la Cámara de Cuentas fiscalice al Ayuntamiento así como ha solicitado el trabajo de un interventor dado que están "arruinados" y completamente "a cero", al ser una localidad afectada por la trama 'Púnica'.
  • 1