www.madridiario.es
‘Descendimiento’, la vuelta de Marquerie
Ampliar
(Foto: Antonio Castro)

‘Descendimiento’, la vuelta de Marquerie

martes 06 de abril de 2021, 18:41h

Carlos Marquerie fue uno de los pioneros del llamado ‘teatro alternativo’ madrileño. El año 1990 protagonizó, junto a Juan Muñoz, la apertura de la sala Pradillo, totalmente alejada de los circuitos tradicionales de exhibición. La inauguración se hizo con Los hombres de piedra a cargo de su compañía, La Tartana. Llevaba trabajando con ella desde 1977 y todavía la mantendría hasta 1996. Después, y tras salir de Pradillo, fundó la compañía Lucas Cranach. Lear o El rey de los animales es idiota fueron algunas de sus creaciones.

Desde sus comienzos estuvo interesado en explorar nuevos lenguajes escénicos e integrar en sus montajes distintas disciplinas artísticas. Tras más de cuarenta años de trabajo presenta en La Abadía un espectáculo que nos devuelve sus postulados y que, como casi siempre, se aleja del teatro convencional.

Descendimiento nos sumerge en un mundo poético inspirado en el cuadro de ese nombre, una de las obras maestras del Prado firmada por Van der Weyden. Una tabla perturbadora que Felipe II veneraba. La contemplación de esta obra inspiró a la poeta Ada Salas una serie de textos que presentó en 2019 junto al cuadro. Allí los conoció Marquerie y durante todo el confinamiento estuvo trabajando en la forma de llevarlos a la escena.

--Al salir del museo -escribe Marquerie- me di cuenta de que quería trabajar sobre ese texto, pensar en la posibilidad de llevarlo a la escena. No montarlo, ni tampoco ponerlo en escena; solo llevarlo, cuidarlo en su camino hacia la escena, trasportarlo hasta ella. No hacerlo teatro, teatralizarlo. Tampoco explicarlo, ni buscar en él una narración lineal determinada. Solo, y no es poco, darle sentido en la escena.

En la dramaturgia han colaborado la propia Ada Salas, Elena Córdoba, Cecilia Morano y el Niño de Elche. El resultado es una pieza ceremonial, cercana al oratorio o al teatro de Juan de la Encina, que tan certeramente ha recuperado Ana Zamora.

Marionetas, danza, recitado y música se ensamblan en torno a un retablo que recuerda a la pintura original. Hay que destacar la participación musical del Niño de Elche, un cantaor flamenco que colabora con algunos de los artistas más interesantes y rompedores del panorama escénico español. Los actores Fernanda Orazi, Lola Jiménez y Emilio Tomé dan voz a los poemas y textos de Salas. Marquerie es el manipulador de las marionetas y el acompañamiento musical corre a cargo de Joaquín Sánchez y Clara Gallardo.

Descendimiento se ofrece en el teatro de La Abadía del 8 al 25 de abril.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios