www.madridiario.es
Constitución de la Comisión Municipal de investigación del presunto espionaje a Isabel Díaz Ayuso.
Ampliar
Constitución de la Comisión Municipal de investigación del presunto espionaje a Isabel Díaz Ayuso. (Foto: Europa Press)

Las claves de la investigación del espionaje: la ausencia de Carromero y la actitud de Cs

lunes 28 de marzo de 2022, 07:00h

La primera comisión de investigación de la legislatura en el Ayuntamiento de Madrid arranca este lunes con expectativas mínimas de los partidos en cuanto a su utilidad. Las ausencias, tanto de comparecientes como de documentación del caso, amenazan con condenar el proceso al fracaso en su propósito: esclarecer si el Partido Popular se sirvió de recursos públicos municipales para espiar al entorno de Isabel Díaz Ayuso. Los 'populares' instan a "no llegar a conclusiones antes incluso de que comience la comisión", pero los "obstáculos" encontrados por la oposición en las averiguaciones invitan a esta a no confiar en que los hechos se aclaren y a reflexionar sobre las represalias que debería reportar a José Luis Martínez-Almeida.

Las informaciones periodísticas que destaparon la trama de espionaje y su presunta vinculación con el Consistorio y dos de sus empresas, la de la Vivienda (EMVS) y la Transporte (EMT), apuntan a Ángel Carromero como 'cabecilla'. La participación del exdirector general de Coordinación de la Alcaldía se presume como clave para la investigación, pero su dimisión lo exime de ser obligado a declarar. Desde el equipo del alcalde recuerdan que este ha pedido tanto en público como de manera formal su comparecencia, pero no les consta que haya descolgado el teléfono para animarlo personalmente. Nadie confía en verlo por la Casa de la Villa.

Las ausencias

De los seis citados para la primera sesión de esta tarde tan solo acudirá Diego Lozano, consejero delegado de la EMVS, que no puede eludir el requerimiento por ostentar un cargo en el Ayuntamiento. El aún presidente del PP, Pablo Casado, los exministros Alberto Ruiz Gallardón y Rafael Catalá, el actual ministro socialista de Presidencia, Félix Bolaños, y la presidenta de la Comunidad de Madrid han rechazado asistir. En próximas jornadas no se espera un mayor éxito de convocatoria. De las 45 personas que componen la lista solo se puede exigir su presencia a apenas una veintena y en Vox creen que "pocos más" de los que tienen libertad para decidir irán.

"Cada compareciente que no venga y cada documentación que no se nos entregue es un pasito al precipicio de Almeida, una demostración de que ni tiene palabra ni autoridad", lanza Rita Maestre, portavoz de Más Madrid. Toda la izquierda coincide en recordar al primer edil su compromiso con que los miembros del Partido Popular participarían en el proceso, una promesa que sus compañeros de filas no ayudarán a cumplir. Recupera Madrid, por su parte, pone el acento en la asistencia de Carromero, cuya ausencia confirmaría que la comisión "no tiene sentido y está muerta".

El papel de Ciudadanos

De hecho, esta circunstancia debería ser el detonante de la moción de censura al Partido Popular que vienen defendiendo en las últimas semanas. "Si Carromero no comparece, ¿qué van a hacer Ciudadanos, Más Madrid y el PSOE, seguir como si no pasara nada o sentarnos para sacar al PP y acordar un Gobierno de transición que encabece Begoña Villacís y sea útil a los madrileños?", reflexiona el concejal José Manuel Calvo. El primer paso lo delega en Cs, a quienes pregunta si aceptarán el "intento" de sus socios de "obstruir el funcionamiento de la comisión".

Se refiere así a las dificultades con las que se han topado los grupos para acceder a la información que pueda arrojar luz al caso y que debería haber entregado el Gobierno. Tanto Más Madrid como el Partido Socialista han elevado a la Presidencia de la Comisión dos quejas formales al no habérseles facilitado los informes, contratos o agendas de cargos pedidos, "información fundamental" para la investigación. El Grupo Municipal Popular lo justifica en una decisión de los servicios jurídicos, que han estimado que "hay alguna documentación que no se puede entregar".

Esta situación fuerza al PSOE a mostrarse "pesimista" ante cómo pueda transcurrir la comisión. Para evitar que pase sin pena ni gloria y no arroje resultados contundentes sobre la implicación o no del Consistorio en el espionaje, la líder socialista Mar Espinar llama a Villacís a asumir galones demostrando "que no es un apéndice de Almeida". "No se me ocurre mejor oportunidad que la que tiene ahora Ciudadanos. Siendo optimistas, puede ser el inicio de sus remontada y siendo pesimista no hay mejor manera que morir que defendiendo la legitimidad de la institución que representas", manifiesta.

Con el foco sobre su actitud, y por su condición de presidentes de la comisión, en Cs se ofrecen como garantes de que el proceso no se convertira "en un espectáculo", como augura el Partido Popular. No obstante, deberán demostrar en los próximos meses cuan permisivos será con sus compañeros de coalición. Por ahora, la vicealcaldesa solo los ha presionado a instar a sus miembros a comparecer. "Si eres el PP y quieres limpiar el nombre del Ayuntamiento deberías convencer a los políticos del PP para que vengan", expuso el pasado viernes. La sesión inaugural, con solo un declarante, debería servir, dijo Villacís, "para que los partidos reacciones y se den cuenta de que así están quedando fatal ante la ciudadanía".

Un "tribunal de telediario"

No se dan por aludidos en el Partido Popular, que ve en los comparecientes solicitados "un disparate" y las peticiones de información "fuera de lugar". "Los madrileños quieren saber qué ha pasado y algunos grupos lo que quieren obtener es un beneficio partidista", indican fuentes del Grupo Municipal Popular, sumándose al discurso que marca el propio Almeida, quien ha afeado a la oposición que procure hacer de la comisión una "causa general basada en cotilleos".

En una línea similar se pronuncia Vox, que "espera mucho ruido y pocos resultados" del proceso averiguador. "La izquierda pretende realizar un tribunal de telediario y obtener su tajada mientras se pierde la perspectiva sobre lo principal: saber si se han utilizado fraudulentamente recursos humanos o económicos del Ayuntamiento de Madrid en turbios asuntos internos de un partido político", exponen los de Javier Ortega Smith.

Más Madrid ofrece "rigurosidad" para aclarar los hechos y "llegar hasta el final" mientras el PSOE asegura que "va a darlo todo" por que los ciudadanos sepan también "todo". En el caso de Recupera Madrid temen que el PP consiga "tener distraída a la oposición con una comisión fake". En apenas unas horas se podrá tomar el pulso al devenir de una comisión que busca proteger la imagen del Consistorio, pero que con sus controversias puede emborronarla aún más.

Funcionamiento de la comisión

Los grupos municipales acordaron dividir las comparecencias en 10 sesiones, agendando la última el 9 de mayo. Las normas también se pactaron en Junta de Portavoces, estableciendo el formato de pregunta-respuesta pese a la oposición del Partido Popular, que prefería una exposición sin interrupciones del declarante. Así, el compareciente dispondrá de tres minutos para una intervención inicial y después comenzará un turno de diálogo de 15 minutos con cada partido. Si se agota el tiempo máximo se alcanzaría un total de una hora y 33 minutos por entrevistado.

Comparecientes por sesión:

- Lunes 28 de marzo. Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. Rafael Catalá, exministro del PP. Alberto Ruiz Gallardón, exministro y exalcalde de Madrid. Pablo Casado, expresidente del PP. Félix Bolaños, ministro de Presidencia. Diego Lozano, consejero delegado de la EMVS.

- Lunes 4 de abril. Ángel Carromero, exdirector general de Coordinación de la Alcaldía. Julio Gutiez, detective. Mercedes González, delegada del Gobierno en Madrid. María Teresa Peral, jefa de contratación de la Comunidad de Madrid. José Antonio Acosta, generente de la EMVS. Beatriz Fanjul, presidenta de Nuevas Generaciones del PP.

- Miércoles 6 de abril. Pablo Montesinos, exvicesecretario de Comunicación del PP. Teodoro García Egea, exsecretario general del PP. David Fernández, exjefe de prensa de la EMVS.

- Martes 19 de abril. Mariano Fuentes, delegado de Desarrollo Urbano y vicepresidente de la EMVS. Carlos Granados, director de la Oficina contra el Fraude y la Corrupción. Carlos Salgado, presidente de la Cámara de Cuentas de la Comunidad.

- Viernes 22 de abril. Miguel Ángel Rodríguez, jefe de Gabinete de Ayuso. Javier Fernández Lasquetty, consejero de Hacienda. Vicente Javier Segura, vocal asesor de la Alcaldía.

- Lunes 25 de abril. Joaquín Vidal, jefe de comunicación de la EMT. Representante del Comité de Empresa de la EMVS. Carlos Medina, director de Servicios Jurídicos de la EMVS. Tomás Díaz Ayuso, hermano de la presidenta regional. Chen Shengli, empresario. Juan Díaz Alonso, alcalde de Higueruela.

- Viernes 29 de abril. Julieta de Micheo, directora de Relaciones Institucionales de la EMT. Paloma García Romero, delegada de Obras y Equipamientos. Álvaro González, delegado de Vivienda y presidente de la EMVS.

- Miércoles 4 de mayo. Daniel Hidalgo, director general de Comunicación del Ayuntamiento de Madrid. Juan Pablo Martín, senador del PP por Ávila. Ana Dávila, vicenconsejera de Asistencia Sanitaria de la Comunidad. Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid. Inmaculada Sanz, portavoz del Gobierno municipal. Andrea Levy, expresidenta del Comité de Garantías del PP.

- Viernes 6 de mayo. Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid. Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad. Borja Carabante, delegado de Medio Ambiente y presidente de la EMT.

- Lunes 9 de mayo. Matilde García, coordinadora general de la Alcaldía. Enrique López, consejero de Justicia. Daniel Alcázar, empresario amigo de Ayuso. José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid. Daniel Bardavío, jefe de prensa de Almeida. Manuel de la Puente, director general de Procesos Integrados de Salud de la Comunidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios