www.madridiario.es
‘La bella Dorotea’, un Mihura poco representado
Ampliar
‘La bella Dorotea’, un Mihura poco representado (Foto: Antonio Castro)

‘La bella Dorotea’, un Mihura poco representado

lunes 28 de marzo de 2022, 19:08h

Miguel Mihura estrenó La bella Dorotea el año 1963 en el teatro de La Comedia. Desde entonces solo se ha repuesto tres veces en teatro profesional. La recientemente fallecida María Fernanda D’Ocon hizo una excelente creación para TVE. El teatro Español, donde Mihura se consagró como dramaturgo con Tres sombreros de copa (1952), presenta una nueva producción dirigida por Amelia Ochandiano.

Dorotea, rica heredera del cacique de una pequeña población en el norte de España, ve frustrados sus intentos de matrimonio porque su entorno siempre comenta que los pretendientes se acercan a ella por su dinero. La situación se hace insoportable cuando Fermín, el último novio del que se ha enamorado, la deja plantada al pie del altar. Entonces decide que nunca se quitará el vestido de novia hasta que encuentre a alguien con quien casarse. Parece que no va a llegar ese momento hasta que dos forasteros aparecen por el pueblo y dan un giro inesperado a la situación.

La directora ya se enfrentó a otro texto de Mihura, El caso de la mujer asesinadita, hace catorce años, con buena acogida de público. Ochandiano ha decidido ambientar la acción de su nueva propuesta en los años setenta del siglo pasado porque:

--Hay algunos que reivindicamos la labor del director de escena interpretando al autor, resaltando lo que nos parece emocionante e interesante de un texto e intentando compartir esa visión con los espectadores. Este enfrentamiento de Dorotea, y las consecuencias que provoca al salirse de lo establecido, marca y, en este caso, no para convertirla en una víctima sino en una mujer con sentido del humor que sigue adelante. He querido hacer una fiesta encima del escenario.

Manuela Velasco es Dorotea en este nuevo montaje. Figura reconocida de la televisión y el cine, se enfrenta al personaje de esta mujer que acaba por entender que es mejor estar sola que mal acompañada.

Las amigas -y cotillas- son Mariona Terés, Belén Ponce de León y María José Hipólito. Ellas aportan las reacciones, los comentarios y cotilleos de los vecinos sobre la actitud de Dorotea. Rocío Marín es la fiel criada de Dorotea, a la que une su destino. César Camino tiene un personaje muy particular (una de las sorpresas del montaje), además de ser uno de los inesperados forasteros. Su acompañante es Raúl Fernández de Pablo, que da vida a un feriante y barítono en decadencia.

Parece inevitable relacionar esta comedia con La señorita de Trevélez, que Arniches estrenó en 1916. También entonces la protagonista era una solterona, victima de los gamberros de su pueblo. Pero mientras que Florita acaba desolada por la cruel broma de que ha sido objeto, Dorotea asume su situación y aprecia su libertad. Dos formas teatrales de enfrentarse a unos acontecimientos similares. Sin embargo la obra de Arniches ha tenido más trascendencia y hasta sirvió de argumento a la excelente película Calle Mayor, de Juan Antonio Bardem.

La bella Dorotea se representa en el teatro Español del 30 de marzo al 1 de mayo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios