www.madridiario.es
Madrid defiende que la zona de bajas emisiones de Centro no es un paso atrás
(Foto: Kike Rincón)

Madrid defiende que la zona de bajas emisiones de Centro no es un paso atrás

viernes 04 de junio de 2021, 15:47h

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante, se ha mostrado convencido de que, "según los informes técnicos", la zona de bajas emisiones en Centro que plantean en la Ordenanza de Movilidad Sostenible "no es una regresión respecto a Madrid Central".

Carabante ha respondido así a la prensa tras interrogarle sobre unos informes de la Comunidad, fechados en febrero, adjuntos al proyecto de ordenanza alegando que "no se puede valorar de forma independiente una sola medida, como la incorporación de los vehículos de los residentes en una política global de sostenibilidad".

El delegado ha recordado que la modelización realizada por la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) en relación a Madrid 360, "establecía que el impacto de la Ordenanza de Movilidad de Madrid suponía una reducción de más de 1.500 toneladas de NO2, muy por encima de lo que suponía Madrid Central, según la modelización del anterior equipo de Gobierno, que indicaba que era el 0,78 de todas las emisiones, 112 toneladas de dióxido de nitrógeno".

A ello ha sumado que "las que se pudieran derivar de la supresión de Madrid Central no tendrían impacto regresivo en toda la ordenanza, tal y como establecen los informes técnicos del Ayuntamiento".

"No existe regresión puesto que existe una zona de bajas emisiones que es muchísimo más amplia, que establece políticas de restricción de los vehículos más contaminantes y que establece otro tipo de prohibiciones, como las calderas de carbón, que suponen más de 1.500 toneladas, frente a la posible impacto muy residual la autorización de esos vehículos de residentes", ha argumentado el titular de Medio Ambiente.

Sí reconoce que el informe de la Comunidad "hace la matización sobre una vez que se autorizan vehículos que no estaban autorizados, como los comerciantes, que se tiene que estudiar el impacto que tienen".

"Una vez estudiado, también por la UPM, se concluye que el impacto global de la ordenanza y de la estrategia de movilidad sostenible es muy superior al posible impacto de incremento de esos vehículos", ha aseverado.

Al ser cuestionado por las objeciones que pone la Comunidad en Plaza Elíptica sobre que el espacio reducido de restricciones, que además pueden generar un efecto adverso al rodear ese punto y podría suponer un aumento de la contaminación, Carabante ha rechazado este extremo porque el informe autonómico "literamente dice que es una decisión acertada".

"Dice que el impacto de una zona de bajas emisiones de ese tamaño puede tener un impacto relativo respecto a la contaminación de la ciudad pero que es una decisión acertada y que esa posible congestión del entorno es la misma congestión que se produciría con Madrid Central", ha argumentado.

El delegado ha aseverado que cuentan con estudios "que avalan que, a pesar de esa posible congesión que se pudiera producir en el entorno, (las restricciones en Plaza Elíptica) tienen un efecto positivo en la reducción de las emisiones y para la calidad del aire" y por eso no contemplan extender las restricciones a los vehículos con etiqueta B.

El PSOE ve un evidente retroceso ratificado por la Comunidad

El portavoz socialista de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Madrid, Ignacio Benito, ha defendido que hasta la "negacionista" Comunidad cree que la ordenanza de Movilidad es un "retroceso".

"Que la ordenanza de movilidad de Almeida es un retroceso lo sabe cualquier en esta ciudad. Pero cómo de retrógrada será que hasta la propia Comunidad de Madrid, gestionada por otra negacionista como Isabel Díaz Ayuso, reconoce que vamos claramente hacia atrás", ha señalado Benito.

Al PSOE le preocupa lo qué dirá Europa cuando el Gobierno municipal presente la Estrategia Madrid 360 "y comprueben que Madrid es la única capital europea que camina en sentido contrario en materia medioambiental".

El concejal ha apuntado que "con más de 2.000 muertes al año en Madrid por contaminación, parece que quienes hoy gestionan la ciudad trabajan por aumentar ese en vez de salvar vidas. Y eso denota una irresponsabilidad inaceptable".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios