www.madridiario.es
El escritor Andrés García Trapiello.
El escritor Andrés García Trapiello. (Foto: Web Andrés Trapiello)

Andrés Trapiello: "Pepu Hernández y Mar Espinar tienen que pedir disculpas o dimitir"

miércoles 12 de mayo de 2021, 07:35h

La pandemia ha robado a Andrés García Trapiello parte de sus tradiciones personales por San Isidro. Por segundo año consecutivo, no se asomará a la verbena ni frecuentará la Feria del Libro Antiguo, pero sí tendrá ocasión de "brindar por Madrid" en el Palacio de Cibeles cuando el alcalde le cuelge la Medalla de Oro de la ciudad. La polémica surgida en torno a su distinción no le aguará la fiesta. "Ya quisieran", señala.

El PSOE se ha erigido en los últimos días como única voz discordante con este reconocimiento. La concejala Mar Espinar aludió al "revisionismo" del autor para justificar que desmerece la Medalla en el Pleno donde se ratificó su concesión. El portavoz del grupo, Pepu Hernández, recurrió al mismo argumento este martes en una entrevista con Onda Cero sin ser capaz de especificar con qué opiniones o puntos de su obra disiente por esta condición revisionista. "Ninguno de los dos sabe absolutamente nada de lo que hablan", sostiene Trapiello.

No obstante, no cree que esta 'campaña' en su contra la hayan orquestado ellos. "Me recuerda un poco a Gabilondo, cuando le han dicho lo que tenía que decir, y me da tristeza no por mí, sino por ellos, porque cuando hablas de lo que no sabes haces un ridículo que seguramente no mereces. Como Pepu, que al oírlo parecía un pato mareado", explica en una entrevista a Madridiario. El escritor afirma desconocer quién es el responsable de intentar ensuciar su homenaje dentro de las filas socialistas, pero apunta a un "pirado ignorante y sectario". Primero duda si dar nombres, pero más tarde describe como "deus de todo esto a un hombre fanático como Pedro Sánchez".

"Ninguno de los dos sabe absolutamente nada de lo que hablan"

Al escritor leonés, que ha hecho de la capital escenario de sus libros, le apena la "torpeza" con la que se ha planteado la oposición a su Medalla y pide disculpas al resto de premiados por "haber capitalizado" las suyas. "No ha sido culpa mía", remarca. No comulga con esta "costra de sectarismo" que a su juicio se ha tratado de imponer sobre el reconocimiento y anima al Grupo Municipal Socialista a "no olvidar que están en función pública". Su sentencia por saltarse esta máxima y hacer "política de partido" sobre un acto institucional es clara: "Pepu Hernández y Mar Espinar tendrían que pedir disculpas, no a mí, sino a todos los que le han dado la Medalla, o irse a sus casas y dimitir".

Silva afea sus "motivaciones políticas"

Para el edil socialista Ramón Silva Trapiello denota revisionismo por "hacer afirmaciones sobre la historia con motivaciones políticas", según traslada a este medio. Tras precisar que desde su formación respetan la creación literaria de cualquier autor, indica que "otra cosa es cuando un escritor quiere aparecer como historiador y hace revisionismo".

El concejal ejemplifica esta acusación en una intervención del escritor en el Comisionado para la Memoria Histórica del Ayuntamiento de Madrid en la que "salió públicamente a cuestionar el memorial con los nombres de los fusilados en el Cementerio del Este cuando encajaba perfectamente con los parámetros del informe del propio Comisionado". Silva lo culpabiliza a él, junto a José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís, de "arrancar los nombres de las víctimas" en la reconversión del monumento ordenada por el Ejecutivo local pocos meses después de llegar a la Alcaldía.

Silva: "Quieren que traguemos con todo"

Asimismo, el concejal tilda de "graves acusaciones" las pronunciadas por Andrés Trapiello sobre la figura de Francisco Largo Caballero, "vilipendiada también por el Gobierno y Vox con la rotura de su placa a martillazos". El partido "no puede tolerar" este comportamiento, expone el socialista, y por ello se habrían opuesto a su Medalla de Oro si la votación se hubiese ejecutado de forma individualizada -como reclamaron- y no en bloque con el resto de premiados.

Sobre este punto, Silva ha afeado al Consistorio "querer que traguemos con todo" a la par que ha desmontado la defensa exhibida por Pepu Hernández en Onda Cero, donde enfatizó que no habían incurrido en el sectarismo que se les achaca porque votaron a favor del reconocimiento al escritor al admitir que no lo hicieron por una cuestión de pluralismo político, sino porque "no queríamos ir en contra" de los otros tres galardonados en la categoría de Oro.

Trapiello lamenta revivir el clima guerracivilista

Por su parte, Andrés Trapiello, advierte de que los dos temas que aduce el PSOE "son mentira". "Quizá Pepu o Mar no lo sepan, pero sí quien mueve los hilos siniestros", aclara. Respecto a la cuestión del Memorial de la Almudena, cuenta que "el Comisionado desaconsejó a Carmena un mural solo para unas víctimas", las 3.000 ejecutadas por el régimen franquista en el periodo 1939-1944. "Dijimos que fuera para las dos partes, pero no nos hizo caso y por eso se nos disolvió", mantiene.

De Largo Caballero señala que fue "nada más que un político incompetente que alentó la revolución y la Guerra Civil". En consecuencia, considera probado que "tenía que aplicarse sobre él la Ley de Memoria Histórica aprobada también por los socialistas". De hecho, el autor llama a "no olvidar que la mitad del Partido Socialista no era largocaballerista y repudiaba sus formas".

"Es un don inesperado que no piensas merecer"

Trapiello zanja así dos jornadas en las que se ha convertido en epicentro del debate en la política madrileña y en la opinión pública, no sin antes lamentar que "una cosa bonita como celebrar Madrid se haya enloquecido para seguir con un clima guerracivilista que los ha llevado -al PSOE- a perder las elecciones". Ahora solo quiere que se hable de él por su agradecimiento, "con toda la humildad del mundo", a la ciudad que lo acogió hace ya medio siglo por poner en valor su trayectoria.

"Para un escritor que lleva 50 años en Madrid, que ha dedicado muchísimo tiempo a pasearla, a conocerla y a escribir miles de páginas sobre ella es un motivo de gratitud, un don inesperado que no piensas merecer", comenta. La capital y su generosidad se lo han dado todo, asegura, y él se siente en deuda porque apenas le ha devuelto "una mínima parte". Pese a esta creencia, para disfrute de los madrileños y de los provincianos atraídos por ella, queda el reconocerse en una obra que tanto abarca y en una palabra resume: Madrid.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

5 comentarios