www.madridiario.es
Una mujer camina por el área peatonal de la calle Alcalá entre Cibeles y Barquillo.
Ampliar
Una mujer camina por el área peatonal de la calle Alcalá entre Cibeles y Barquillo. (Foto: Chema Barroso)

El Ayuntamiento aplaza hasta fin de año la ampliación permanente de aceras entre Cibeles y Barquillo

sábado 11 de enero de 2020, 09:00h

La belleza del Instituto Cervantes contrasta con la singularidad de varias vallas del modelo ‘new jersey’ que están instaladas a pocos metros de su fachada. Las puso allí el Gobierno de Manuela Carmena en octubre de 2018 con la intención de ampliar la superficie peatonal -eliminando así un carril para vehículos- durante el período navideño. Sin embargo, la actuación ha terminado siendo definitiva.

El único problema que se da ahora es que ese área peatonal se ha convertido en una especie de ‘isla’ poco transitada por quedar dividida entre las vallas de la acera original y las del tramo nuevo, como ya ocurriese cuando Ahora Madrid decidió ampliar el pavimento de la Gran Vía. Y así seguirá, al menos, durante unos meses más.

Tal y como explican desde el departamento de Obras y Equipamientos dirigido por Paloma García Romero (PP), dicha actuación no cuenta aún no una fecha definida, aunque sí aclaran que “en ningún caso” se llevará a cabo “antes de final de año”. A preguntas de Madridiario, el área cuenta que tampoco se ha calculado el presupuesto de la obra, aunque sí se ha decidido que “no solo se quitarán las vallas y se adecuará la zona”, sino que habrá “una intervención más amplia” que no concretan.

Área peatonal de la calle Alcalá entre Barquillo y Cibeles. (Foto: Chema Barroso)

Con todo, este será el siguiente paso de los trabajos que se están llevando a cabo en el Paseo de Recoletos. Fue en septiembre cuando el Ayuntamiento comenzó la peatonalización permanente del nuevo carril para peatones entre la calle Prim y Cibeles en la acera de los impares y entre Salustiano y Cibeles, en la contraria. Con un plazo de cuatro meses y un millón de euros, se están ensanchando las aceras y pavimentando con el mismo tipo de losas y bordillos de granito existentes.

Asimismo, se está instalando “un refugio peatonal” en el paso de peatones de la calzada central situado frente a la escultura de la diosa griega para separar ambos sentidos de circulación y “aumentar la seguridad”. También se establecerán marquesinas en las paradas de autobús que no cuentan con ellas, cinco nuevos bancos y aparcabicicletas. En total, la superficie que quedará remodelada casi alcanzará los 3.800 metros cuadrados, de los que 1.175 serán peatonales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.