www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Vistas de Madrid desde Telefonica: la Real Casa de Correos en Sol con su árbol navideño y más allá las iglesias de Santa Cruz y San Isidro, al fondo Carabanchel.
Ampliar
Vistas de Madrid desde Telefonica: la Real Casa de Correos en Sol con su árbol navideño y más allá las iglesias de Santa Cruz y San Isidro, al fondo Carabanchel. (Foto: Juan Luis Jaén)

La iglesia desde cuya torre el Diablo Cojuelo observaba Madrid reabrió tras un trágico inedio

jueves 08 de agosto de 2019, 07:44h

Un día mas de verano en Madrid, un 8 de agosto de 1767, la Iglesia de Santa Cruz, conocida por protagonizar numerosos episodios de historia de la ciudad, fue reabierta al culto tras su reparación debido a un incendio que hizo desplomarse la cúpula.

El incendio al que se debió la reapertura del templo tuvo lugar el 9 de septiembre de 1683, cuando solo 3 años atrás se había terminado de reconstruir la torre debido a previos incendios e incidencias. Aun así, este incendio sería protagonista de una de los episodios trágicos de Madrid, ya que al arder la iglesia, se desplomó la cúpula, sepultando a 50 personas. El fuego arrasó con el templo, destrozando todos los objetos, cuadros o reliquias que se hallaban en su interior, dejando solo los muros principales en pie.

Este, por desgracia, no fue el primer incendio que sufrió el templo, el cual había sido remodelado, restaurado y reconstruido en numerosas ocasiones desde su construcción datada en el siglo XIII. La actual parroquia es, entre otros, heredera de una ermita del medievo, y se alza sobre lo que fue el Monasterio de Santo Tomás. El primer templo que albergó esta parroquia fue construido por José Jiménez Donoso, y lucía en su interior un retablo de Claudio Coello que representaba el triunfo de la Santa Cruz.

La torre de la madrileña iglesia fue el lugar elegido por el Diablo Cojuelo para observar la ciudad. Este curioso personaje, creado por el escritor Luis Vélez de Guevara, decía ser el primer ángel caído en la tierra. Así fue, que al ser el primero en caer, el resto de ángeles cayeron sobre él, aplastándole y causándole la cojera por la que es conocido. El autor le describía casi como un personaje entrañable, al ser más ‘travieso’ que malvado.

Además, esta torre tan significativa, sería denominada la ‘Atalaya de Madrid’, al ser uno de los picos mas altos de la ciudad de la época, la cual contaba con un reloj que lucía en su altura, a cargo del Ayuntamiento. La torre consagraría su título como pico más alto de Madrid hasta la construcción de La Telefónica en 1926.

Hoy en da la iglesia de la Santa Cruz es la sede de varias cofradías de la ciudad y alberga en su interior un fragmento de la cruz de Cristo o Lignum Crucis.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.