www.madridiario.es
Tierra y vegetación quemada tras el incendio en Cadalso de Los Vidrios.
Ampliar
Tierra y vegetación quemada tras el incendio en Cadalso de Los Vidrios. (Foto: Kike Rincón)

El 'factor humano', principal hipótesis en el incendio de Cadalso y Cenicientos

miércoles 03 de julio de 2019, 19:43h

Las pesquisas para esclarecer las causas del incendio que ha arrasado más de 2.500 hectáreas en Las Rozas de Puerto Real, Cadalso de los Vidrios y Cenicientos apuntan hacia la mano del hombre. Así, mientras los bomberos refrescan el terreno calcinado, la investigación sigue su curso. "No tenemos datos para decir al cien por cien la autoría, pero trabajamos con la hipótesis de que el factor humano pudo haber intervenido", ha señalado Julián García, teniente del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona).

En paralelo al fuego desatado el sábado en Almorox (Toledo), y que pronto se propagó por los citados municipios de la Comunidad de Madrid, en España se han registrado otros significativos en Cataluña o Ávila. Juntos suman más de 10.000 hectáreas quemadas y la Guardia Civil sospecha que todos ellos fueron provocados por el hombre, bien por una negigencia, por un accidente o intencionados. Circunstancias que se han repitido en gran parte de los incendios forestales acaecidos en 2019.

Sin ir más lejos, la tarde de este miércoles se ha declarado un fuego en la localidad madrileña de Navalafuente que ha quemado entre 20 y 30 hectáreas. El mismo ha sido controlado horas después y, como ha apuntado el alcalde en la Cadena Ser, el factor humano también se vislumbra en el origen del suceso a tenor de "los tres focos diferentes en el radio de un kilómetro" que han sido hallados.

El número de estos delitos medioambientales ha registrado un aumento del 140 por ciento en los primeros cinco meses del año con respecto al mismo periodo del pasado. En concreto, se han producido 84 incendios intencionados. "Las cifras que manejamos en las comparativas no son nada halagüeñas en cuanto a previsión de número de incendios que se pueden producir al cabo del año, y más concretamente en esta estación estival", ha advertido García en declaraciones a Europa Press.

Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, del 1 de enero al 23 de junio las llamas han abrasado 38.544 hectáreas de superficie, más del triple que en 2018. Otro factor generado por los ciudadanos, el cambio climático, tampoco ayuda a la reversión de estos alarmantes datos. "Puede influir en la propagación y en la extensión del incendio y hacer que sea mayor", ha explicado el teniente.

Refuerzos e investigaciones exhaustivas

La falta de concienciación del uso del fuego juega un papel determinante. La sobreconfianza en el control que se puede ejercer sobre él desencadena consecuencias nefastas para el medio ambiente. Por ello, la Guardia Civil quiere terminar con la extendida sensación de impunidad que existe en la sociedad. La investigación policial o criminal se ha endurecido porque el Seprona considera que esto constituye un importante efecto disuasorio y evita conductas negligentes.

El número de detenidos o investigados por delitos en relación a incendios forestales ha ascendido a 178 personas, frente a los 95 del año pasado. Además, la Benemérita ha reforzado los equipos del Seprona de las comandancias con mayor índice de estos siniestros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.