www.madridiario.es

UAX

Arturo Rodríguez Anadón Navarro, presidente de la Real Academia de Ciencias Veterinarias de España.
Ampliar
Arturo Rodríguez Anadón Navarro, presidente de la Real Academia de Ciencias Veterinarias de España. (Foto: Kike Rincón)

La resistencia a los antibióticos en la medicina moderna

jueves 15 de noviembre de 2018, 08:07h

El presidente de la Real Academia de Ciencias Veterinarias de España (RACVE), Arturo Ramón Anadón Navarro, ha inaugurado este lunes en la Universidad Alfonso X el Sabio el nuevo curso de la Cátedra Real Fórum de Alta Dirección. Bajo el título "Contribución a 'One Health' en la resistencia a antibióticos por la medicina veterinaria", la conferencia ha girado en torno a la utilización de los medicamentos por parte de la ciencia veterinaria en la medicina moderna.

“Los antibióticos son bienes públicos que deben ser utilizados". Así de contundente se ha mostrado Arturo Ramón Anadón Navarro, presidente de la Real Academia de Ciencias Veterinarias de España, en la conferencia inaugural de la Cátedra Real Fórum de Alta Dirección en la Universidad Alfonso X el Sabio.

En una mesa presidida por el decano de la Facultad de Veterinaria, Fernando Vázquez Fernández, el presidente del Real Fórum de Alta Dirección, Carlos Escudero de Burón, y el doctor Anadón Navarro, se ha transmitido a los alumnos -la mayoría estudiantes del Grado en Veterinaria- la importancia del buen uso de la medicina, en concreto de la veterinaria, para prevenir enfermedades.

“Todas las actividades de los científicos veterinarios afectan a la salud humana”. Apoyándose en estas palabras de Calvin Schwabe, el presidente de la Real Academia de Ciencias Veterinarias ha querido dejar claro que la salud veterinaria influye en la salud humana. Lo hace a través de dos maneras: directa (con la investigación biomédica o el trabajo de salud pública) e indirecta (gracias a la salud de los animales domésticos, la fauna silvestre o el medio ambiente).

Los científicos veterinarios tienen la responsabilidad de proteger la salud y el bienestar de los animales para que este no repercuta en la sociedad. Garantizar la seguridad y la protección de los alimentos que ingieren, tener un exhausto control de las zoonosis infecciosas (enfermedad animal que puede comunicarse a las personas) y regular el medio ambiente en el que los animales se crían, son algunas de las tareas principales que estos profesionales de la ciencia deben llevar a la práctica.

Una medicina para todos

El concepto ‘One Heath’, “Una Salud”, se entiende desde la creciente globalización de los riesgos para la salud. La importancia de la cadena hombre-animal-ecosistema debe calar en la población para conseguir un futuro sostenible. Esta idea nace de la necesidad de mejorar el conocimiento de la actividad humana en el ecosistema para así entender con mayor precisión la dinámica de ciertas enfermedades; el fin último consistiría en propiciar un cambio en políticas sanitarias públicas. Además, este planteamiento pretende que confluyan la salud animal y la salud humana. “No es de extrañar que dentro de diez años no haya una casa con un animal conviviendo. El enfoque de la medicina, en la medida de lo posible, debe aprovechar los enfoques para sacar el máximo posible a lo común, compartimos mucho con la medicina humana", matiza Anadón Navarro.

El siguiente paso es mejorar su uso. Para ello, una de las herramientas es la técnica llamada ‘Stewardship’, que consiste en el uso responsable (el veterinario reconoce las consecuencias de sus prescripciones), reduccionista (intentar reducir el uso de antimicrobianos) y refinado (incorporar en los regímenes de dosificación toda la información) de los productos médicos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.