www.madridiario.es

UNIVERSIDAD ALFONSO X EL SABIO

Los alumnos de la UAX celebraron su graduación saludando con sus diplomas.
Ampliar
Los alumnos de la UAX celebraron su graduación saludando con sus diplomas. (Foto: Chema Barroso)

Más de 2.000 alumnos se gradúan en la UAX dispuestos a "conquistar" el mundo

miércoles 12 de junio de 2019, 15:42h
El exministro socialista y expresidente del Parlamento europeo Enrique Barón fue el padrino de la última promoción de la Universidad Alfonso X el Sabio. 2.200 alumnos de todas las carreras celebraron su fiesta de graduación el pasado fin de semana en el campus de Villanueva de la Cañada en la que no faltaron actuaciones musicales, copas y pinchos, birretes, togas, diplomas y, sobre todo, el orgullo familiar.

"El futuro no es un regalo; es una conquista". Con esta frase de Robert Keneddy despidió el presidente de la Universidad Alfonso X el Sabio (UAX), Jesús Núñez, a la última generación de graduados que el fin de semana pasado celebró su salida de la institución para incorporarse a... la vida.

Un total de 2.200 alumnos recibieron sus diplomas en una fiesta de graduación que se celebró en dos jornadas. En la primera, el viernes, en el campus de Villanueva de la Cañada no faltaron las risas, la música, las copas y, sobre todo, la ilusión de quienes empezaban una nueva etapa, ya como adultos a punto de enfrentarse a distintos desafíos.

Su padrino, Enrique Barón, les deseo suerte y les instó a defender "la paz y los Objetivos del Milenio"."Lo importante es cómo se ha forjado nuestro carácter y cómo hemos desarrollado nuestra responsabilidad y personalidad en la etapa universitaria", destacó en su discurso el exministro socialista y expresidente del Parlamento europeo. Él, que ahora preside la Fundación Yehudi Menuhin, insistió en que lo más relevante de la Universidad no es "lo memorizado", que quedará obsoleto con el paso de los años, sino el carácter adquirido. "La formación universitaria contribuye de una forma positiva a una mejora de nuestra sociedad, a un mundo mejor, a un mundo en paz", concluyó.

Enrique Barón: "Lo importante es cómo hemos desarrollado nuestra personalidad"

Núñez, por su parte, compartió las reflexiones del padrino de promoción: "La meta de la UAX es la excelencia humana y profesional", sentenció. Y recordó cómo la Universidad nació hace 25 años "con vocación de formación académica y humanista". Un cuarto de siglo después, la institución cuenta con centros sanitarios y veterinarios propios, con una modernización tecnológica que le ha permitido ser puntera en investigación y, también, en formación online. Pero si de algo presume su presidente es de sus estudiantes, buena parte de ellos -un 30 por ciento-, internacionales.

"Hay más de 40.000 titulados formados en la UAX desde su fundación. Ellos son nuestro mayor éxito y nuestro mejor aval ante la sociedad", continuó con su discurso. Y concluyó con un consejo a los 2.200 alumnos de la nueva promoción: "No tengáis prisa, disfrutad del viaje, confiad en vosotros mismos y escribid vuestro propio guion. Rebelaos contra la comodidad y la mediocridad", zanjó Núñez entre los aplausos de los aludidos en su mensaje.

Aun más emotivas fueron las palabras de Guglielmo Romano, representante de los graduados en la jornada del viernes, que recordó su etapa universitaria con "más felicidad que sufrimiento". Y a sus compañeros les instó a hacer lo mismo que una vez le pidió a él mismo su sobrino de cuatro años: luchar para "alcanzar la luna". "Cualquier cosa que tengáis en la cabeza, nunca penséis que es demasiado grande lograrla. Con la escalera adecuada, nada es inalcanzable", les animó en un español con dejes de su italiano natal.

Núñez: "La meta de la UAX es la excelencia humana y profesional"

Pero si hubo algo que arrancó las lágrimas del público fue, en realidad, la propia entrega de diplomas. 680 alumnos de las Facultades de Estudios Sociales, Música y Artes Escénicas, la Politécnica o Ciencias de la Salud -en las ramas de Farmacia, Nutrición y Veterinaria- subieron uno a uno al escenario a recoger sus títulos de grado o máster en las distintas especialidades de dichas escuelas. En las gradas, fuera de ellas -a través de pantallas- o incluso desde casa -gracias a la retransmisión online del evento- sus familiares esperaban expectantes oír el nombre de su hijo, prima, amiga o nieto. Gritos, aplausos y llantos calentaron una noche fría en la que la UAX incluso repartió mantas para cubrir las ropas de gala de los invitados.

Pese a la emoción, no faltó la solemnidad del protocolo universitario. La comitiva de profesores, ataviados con sus togas y birretes, entró en el salón al aire libre a ritmo de Veni Creator y salió con el Gaudeamos Igitur mientras los protagonistas de la noche se despedían de ellos agitando sus diplomas. En medio, las actuaciones del coro y la orquesta de la UAX hicieron las delicias de los presentes, que empezaron en el photocall haciéndose fotos de familia, selfies y vídeos con las becas que distinguían su especialidad. Al final, todos disfrutaron de un cóctel de celebración. Así se despidieron, como todos los veranos, del campus que les acogió durante el curso. Esta vez, sería la última...

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.