www.madridiario.es

ENTREVISTA

El edil, cuya apuesta sigue siendo Ahora Madrid, se presentará a las primarias de IU.
Ampliar
El edil, cuya apuesta sigue siendo Ahora Madrid, se presentará a las primarias de IU. (Foto: Silvia Aguilar)

Mauricio Valiente: "Una oposición que alabe al Gobierno está destinada al fracaso"

miércoles 09 de mayo de 2018, 07:43h
Sin olvidar que su fuente política es Izquierda Unida, Mauricio Valiente (Madrid, 1966) parece remar cómodo en aguas de Ahora Madrid. Tercer teniente de alcalde y concejal-presidente de Chamartín, su día a día es un constante equilibrio entre la perspectiva que impone el Palacio de Cibeles y la gestión de un distrito, marcada por la cercanía y la relación directa con los vecinos. Esta entrevista es un buen ejemplo: el edil atiende a Madridiario en el corazón de la ciudad justo antes de acudir a la última reunión preparatoria del Pleno de Chamartín que tiene en su agenda unas horas más tarde.

¿Cuál es su balance de estos tres años como concejal-presidente de Chamartín?

Es un trabajo muy pegado a la realidad cotidiana de los vecinos. Contrastar una experiencia de Gobierno de una ciudad como Madrid con la atención a problemas del día a día es muy necesario. Además, el estilo de gobernar que hemos desarrollado, de una relación muy directa con la gente, ha cuajado bien, por lo que es uno de los grandes logros. En ese sentido estoy contento. Es cierto que hay problemas estructurales de ciudad que requieren de una inversión en políticas y en medios a largo plazo. Y también que a veces es desesperante no poder actuar con más rapidez, que es otro aprendizaje de estos años. La Administración va muy lenta; eso también lo he aprendido a mi pesar. Pero es positivo que haya comunicación directa. Además, me parece que es una forma de dignificar la actividad política: que los máximos representantes en un barrio, en este caso del Ayuntamiento, expliquen por qué se hacen las cosas o por qué no.

"Hemos insistido en la recuperación del gasto social"

Desde ese prisma, ¿cuáles considera que son los asuntos prioritarios para abordar en el distrito?

Un primer aspecto que hemos abordado con mucha fuerza durante estos años es una mayor igualdad. Chamartín es un distrito de renta alta en la comparación de toda la ciudad, pero con una gran diferencia entre Prosperidad o Castilla y El Viso, por ejemplo. Hemos insistido en la recuperación del gasto social porque es lo que permite igualar aspectos cotidianos de la vida en un barrio. También destacaría, por ejemplo, que hayamos ampliado y generalizado los campamentos escolares durante todos los días lectivos. O que hayamos sido capaces de atender la situación de emergencia habitacional de las personas que se quedaban sin vivienda. Son grandes necesidades que siguen existiendo y que pongo siempre por delante. Luego hay una serie de actuaciones que tienen que ver con el viario, las calles o los parques, que hemos empezado a abordar con inversiones que no existían por los años de recortes. Ahí partíamos de una gran demanda acumulada. Los avances se van notando, pero se van a notar sobre todo en este último año.

El transporte suele ser una demanda vecinal importante. En el caso de Chamartín, además, podríamos unirlo a la entrada a la ciudad por el Nudo Norte...

El Nudo Norte es un gran agujero negro en la movilidad de la ciudad. Tiene que ver con la 'operación Chamartín', con todo el desarrollo de ese espacio, pero es un problema. Por otro lado, hemos desarrollado bien las grandes vías ciclistas. Tenemos pendiente, que pienso que este año se podrá concretar, la ampliación de las estaciones de BiciMAD. Además, hay un aspecto que siempre se ha reivindicado, en general en todos los distritos, que es la conexión con los centros hospitalarios. Es algo pendiente, pero no depende solo del Ayuntamiento, sino también del Consorcio Regional. Y otro asunto pendiente es la accesibilidad de Metro, sobre todo en la línea 4, que recorre López de Hoyos, una de las principales arterias de Chamartín.

"El Nudo Norte es un agujero negro de la movilidad en la ciudad"

Chamartín es también sinónimo de Madrid Nuevo Norte...

Sí. Hay un componente que personalmente me ha ocupado por la relación con los vecinos, que es el abandono que durante tanto tiempo ha tenido la zona. Lo que no puede ser es que siga así. Hay un segundo aspecto, que es el desarrollo de la operación. Lo decía antes: el Nudo Norte es un agujero negro de la movilidad en la ciudad. Pero afecta también al distrito en cuanto a ruido, contaminación... Necesitamos el cierre de ese espacio, que es una herida abierta. En este sentido, el Ayuntamiento ha actuado de manera responsable. Frente a tantos años de paralización, intenta poner en marcha un proyecto. Pero queda mucho por hacer: está muy bien hablar con las empresas y las Administraciones interesadas, pero hay que escuchar a los vecinos y a las organizaciones sociales. El modelo de un urbanismo saturado en cuanto a movilidad y concentración de vivienda no es sostenible. El proyecto de Madrid Puerta Norte, el inicial que presentó el Ayuntamiento, era muy razonable. Desde luego, como Gobierno no podíamos dejar que esta situación permaneciera así. Ahora es muy importante que el proceso de consulta que se va a hacer atienda las demandas ciudadanas para que el resultado no sea improvisado. Que la prisa que yo comparto por atender una situación de abandono no lleve a soluciones que traigan más problemas que los que pretende solucionar.

¿Le gusta cómo se está gestionando el proyecto actual?

Tiene aspectos relevantes que hay que mejorar. Y hay que mejorar en diálogo con vecinos y movimientos sociales. A mí me gustaba, y lo compartí al 100 por cien, el proyecto de Madrid Puerta Norte. Eso era lo que defendimos y ese es mi punto de partida. Entiendo que no solo depende del Ayuntamiento, sino también de Adif, de la Comunidad, de los inversores... por lo que tiene que haber diálogo. También entiendo que hay un proceso donde todo el mundo tiene que defender sus intereses. Lo que reclamo, porque es mi obligación, es que en el resultado final se tenga más en cuenta ese punto de vista de los vecinos, que han expresado la FRAVM u organizaciones como Ecologistas en Acción.

El otro gran cambio en el distrito es el que concierne al estadio Santiago Bernabéu.

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ya ha dicho que se van a respetar las normas urbanísticas. Además, creo que es una gran oportunidad para ordenar ese entorno que no estaba preparado para una instalación con esa cantidad de personas que acuden cada vez que hay un evento. Hay que abordar las aceras, los espacios, las plazas, el aparcamiento, la movilidad, cómo se hacen los suministros al campo... Si la actividad tiene que desarrollarse, lo que no puede ser es que sea a costa de la salud y la calidad de vida de quien vive allí.

"Para mí ha sido un disgusto no haber sido capaz de evitar el derribo parcial del convento de las Damas Apostólicas"

El convento de las Damas Apostólicas y sus jardines también están en el punto de mira informativo. ¿En qué punto se encuentra ahora ese asunto? ¿Qué va a ocurrir?

Está pendiente de su catalogación. Para mí ha sido un disgusto y una de las grandes decepciones que he tenido en este periodo no haber sido capaz de evitar ese derribo parcial, que me parece un desastre. Hay que conservar ese tipo de espacios, no solo por el valor artístico, sino también por lo que suponen de pulmón en el medio de la ciudad. Vamos a trabajar todo lo posible para que se mantenga. Creo que prueba también que el tipo de urbanismo que se ha hecho ha desprovisto de instrumentos suficientes para que el poder público ponga coto a lo que pueden ser excesos de privados. Nos tiene que hacer reflexionar.

Otra noticia de los últimos días es la que se refiere a los cambios en el callejero de la capital.

Estamos haciendo una política de memoria histórica estructural. No son gestos coyunturales, sino que queremos que queden. Una ciudad saneada es una ciudad democrática que reconoce valores que son compartidos. De democracia, de lucha por los derechos y por las libertades... Eso se refleja bien en los cambios del callejero, en el conjunto de reconocimientos que vamos a hacer con las placas a distintas personalidades, en los memoriales en los cementerios... Todo forma parte de una política que viene para quedarse. Lo hemos hecho armándonos de toda la paciencia del mundo intentando un consenso; no ha sido por nuestra parte que no lo hayamos intentado.

Supongo que le duele esa falta de consenso...

El cambio del callejero solo tuvo la abstención del Partido Popular. Hay discrepancias y aspectos polémicos, pero lo fundamental ha salido con un acuerdo muy amplio. Me ha sorprendido que el PP a veces en su discurso haya caído en una justificación del franquismo. Me ha sorprendido y me duele porque no se corresponde con lo que luego muchos de sus dirigentes dicen en privado o en otros ámbitos. Pero creo que eso ha respondido más a un desnortamiento del Grupo Popular en una situación de mucha polémica interna en la que han priorizado fidelizar al sector duro de su organización a una política de ciudad. Estoy convencido de que, aunque podemos tener nuestros matices, muchas de las barbaridades que han dicho no las creen.

Otra de sus banderas es la de los Derechos Humanos...

Si este Gobierno ha puesto en marcha un Plan de Derechos Humanos, es porque somos conscientes de que hay que avanzar muchísimo. Por ejemplo, para que las personas con movilidad reducida o con diversidad funcional puedan vivir la ciudad. Y hay deficiencias importantes en los transportes, en el viario... pero se están haciendo cosas. Por eso el enfoque siempre es señalar lo que falta. Ese es el Plan de Derechos Humanos de Madrid: poner sobre la mesa los tratados internacionales que ha suscrito España, que nos marcan el camino que tenemos que desarrollar. La actuación no está para presumir, sino para exigir y exigirnos.

"Si este Gobierno ha puesto en marcha un Plan de Derechos Humanos, es porque hay que avanzar muchísimo"

¿Le está costando mucho avanzar en ese camino?

Creo que el Ayuntamiento tal y como estaba constituido no estaba preparado para una medida de este tipo. Porque no había sido una prioridad. Ahora bien, creo también que la reacción, no solo de responsables políticos, que obviamente respondemos a una orientación, sino de los funcionarios ha sido muy positiva. Porque han entendido el enfoque, la necesidad de ponerse unas gafas de Derechos a la hora de atender el conjunto de las políticas municipales. La acogida ha sido en algún caso sorprendente en cuanto a la disponibilidad para trabajar. Y los resultados hay que lucharlos en el día a día. Vamos avanzando, pero tenemos que seguir exigiéndonos. Como decía con la política de memoria histórica, creo que esto es algo que también quedará. Hay que introducir el discurso de los Derechos en lo cotidiano: en la educación, en el urbanismo, en la seguridad... Es un aporte que hemos hecho como Gobierno.

¿Qué balance hace de estos tres años como tercer teniente de alcalde?

La ciudad ha cambiado. Cuando uno logra cosas inmediatamente se olvida de lo que ha costado conseguirlas. Desde Presidencia del Pleno, el cargo que desarrollo en la Junta de Gobierno, trimestralmente estamos entregando un informe del cumplimiento de los acuerdos del Pleno. Fue un empeño porque queríamos darle importancia al Pleno. Uno tiene que recordar los años de rodillo donde el Ayuntamiento de Madrid no existía. Me estoy limitando simplemente a las cosas que tienen que ver con el Pleno porque es lo que gestiono más directamente. Cuando uno abre una institución, la abre para la crítica: hemos tenido voluntad de que fuera mucho más transparente.

La oposición, sin embargo, habla de falta de transparencia y de opacidad, dice que la alcaldesa no da la cara en el Pleno...

Sí, pero haciendo un análisis objetivo: ¿qué Gobierno de la ciudad de Madrid cada tres meses ha hecho una rendición de cuentas en un documento para que digan "de estos acuerdos, hemos cumplido este, este otro está en trámite, este no se va a hacer por este motivo..."? No se ha hecho nunca. Eso es una práctica que hemos instaurado nosotros. ¿Cuándo el Gobierno de la ciudad de Madrid ha hecho Plenos abiertos donde los vecinos pongan a caldo al Gobierno? Que el Partido Popular, Ciudadanos y el PSOE digan cuándo. Porque los Plenos abiertos que hemos hecho han sido para que colectivos muy cabreados exclamen frente a Manuela [Carmena]. Eso son realidades concretas. También entiendo que una oposición que alabe al Gobierno está destinada al fracaso.

¿Madrid necesitaba Ahora Madrid?

Creo que sí. En el diálogo que tenemos con las organizaciones sociales y con las personas en la calle hay un cierto reclamo de que esperaban mucho más. Efectivamente, venimos de un momento de una movilización social, de una candidatura que surge espontáneamente abriendo camino, experimentando formas, y nosotros mismos creíamos que podíamos cambiar las cosas mucho más rápido. Siendo esto cierto, y mirando para atrás, no hay color. La ciudad ha cambiado en inversión social, en transparencia, en los procesos de participación, en la capacidad del Gobierno de responder a demandas sociales... No me queda duda: es un buen balance.

¿Les da miedo que dentro de un año, en las próximas elecciones, pueda haber cierta decepción en la calle por la sensación de que no se ha hecho lo suficiente?

Miedo no, creo que es un aprendizaje. Y es un aprendizaje que no tenemos que hacer solo como Gobierno, sino como movimiento político. Eso lo quiero convertir en un proyecto a más largo plazo. Que para cambiar en profundidad todo lo que queremos cambiar no basta un Gobierno municipal. Si no hemos hecho más, es porque hemos tenido enfrente al Gobierno nacional. Montoro y el PP sabían el peligro que suponía que una ciudad tan importante como Madrid dijera que las cosas se pueden hacer de otra forma. Frente a ese reclamo de cierta decepción por la lentitud en los procesos de cambio, la fuerza que tenemos que tener es de decirnos que este proceso requiere conseguir un cambio también en la Comunidad, por el que vamos a pelear, y también que el país cambie. Es posible hacer otro camino.

Usted tiene previsto presentarse a las primarias de IU. ¿Y después qué?

Vamos a defender siempre la fórmula de la unidad popular, que es la que hace cuatro años fue muy polémica en Izquierda Unida porque había quien temía que fuéramos a desaparecer. Pero pusimos por delante la oportunidad de cambio en la ciudad y en el país. Siempre vamos a defender esa fórmula, que significa llegar a aglutinar a la mayoría social con fórmulas muy flexibles para conseguir la mayoría en las instituciones. Vamos a hacer todo lo posible por llegar a acuerdos políticos con otras formaciones. Pero también vamos a impulsar espacios amplios. El gran éxito de Ahora Madrid es que no solo participamos los representantes de los partidos políticos, sino también las organizaciones sociales y gente a título individual pudo construir el programa y participar en la campaña. Esa fórmula, que ha demostrado ser exitosa, es la que vamos a intentar. Haremos primarias en Izquierda Unida porque seguimos existiendo como organización y vamos a aportar a ese espacio más amplio lo que decidamos democráticamente en los procesos internos.

De cara a 2019, ¿esa fórmula es Ahora Madrid?

Sí, claramente. Ahora Madrid tiene que tener continuidad. Tuvo un gran éxito hace tres años en las elecciones y tiene que mantenerse. Obviamente, no tenemos la ingenuidad de llegar en una experiencia muy novedosa al Gobierno; ahora ya tenemos un balance. Para lo bueno y para lo malo. Tenemos un balance, que rendir cuentas, que explicar, tenemos una responsabilidad porque vamos a gobernar hasta el final. Hasta que demos el relevo. Y queremos continuar. No es lo mismo 2015 que 2019. Pero Ahora Madrid es nuestra apuesta.

¿Y el timón será manejado por Manuela Carmena?

Depende de ella, pero ha demostrado ser una alcaldesa excelente, que ha jugado además un papel no solo de gestión política, sino de liderazgo moral. En la ciudad e incluso me atrevería a decir que en el país. Depende de su decisión, de lo que supone también asumir un Gobierno y un proyecto de este tipo, que no es fácil porque es abrir camino. No había caminos para experiencias como las que hemos tenido. Pero en todo caso es un valor que nos representa a todos en Ahora Madrid.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Valiente: "Una oposición que alabe al Gobierno está destinada al fracaso"

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    9986 | MARIACARMEN BRIAS DIEZ - 10/05/2018 @ 09:40:46 (GMT+1)
    aplicate el cuento a ti y a los tuyos

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.