www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Plaza de toros de Fuente del Berro.
Ampliar
Plaza de toros de Fuente del Berro. (Foto: J. Laurent)

La musa de Jean Laurent

Por Alba Cabañero Aina
sábado 14 de octubre de 2017, 09:00h
La plaza de toros de la Fuente del Berro fue una de las más amplias y bellas de la ciudad de Madrid hasta la llegada de la plaza de Las Ventas en los años 30.

La tauromaquia ha estado siempre muy presente en Madrid. La plaza Mayor, la plaza de toros de Puente de Vallecas, la de Alcalá o Las Ventas han sido –y en el caso de la última sigue siendo– punto de reunión de los mejores toreros españoles e internacionales. Durante 60 años, la plaza de toros de la Fuente del Berro fue la plaza más importante de la capital, que vino a sustituir a la plaza de Alcalá.

La denominada plaza de toros de la Fuente del Berro, de Goya o de la carretera de Aragón fue inaugurada en 1874. De estilo neomudéjar, los arquitectos que se encargaron del proyecto de construcción fueron Emilio Rodríguez Ayuso y Lorenzo Álvarez Capra. Descrita como “amplia, cómoda y bellísima”, tenía un ruedo de 60 metros de diámetro y capacidad para más de 13.000 espectadores.

Por ella pasaron numerosos toreros de primer nivel como Lagartijo, Frascuelo, Bocanegra, Chicorro, Currito, José Sánchez del Campo ‘Cara Ancha’, Nicanor Villalta, Manuel Mejías ‘Bienvenida’, Cayetano Ordóñez, Manuel García ‘Espartero’ o José Gómez Ortega ‘Joselito’, entre otros.

El último matador que toreó en el ruedo de la Fuente del Berro fue el madrileño Marcial Lalanda el 14 de octubre de 1934. Al día siguiente, comenzó el derribo de la que era la plaza de toros más importante de la capital hasta la llegada de Las Ventas. En su lugar, se encuentra desde 1960 el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid (WiZink Center), reformado y renombrado en varias ocasiones.

Su recuerdo perdura a través de la fotografía

Su belleza fue inmortalizada por el fotógrafo Jean Laurent, que poco antes de la inauguración del coso, cuando todavía se estaban ultimando las obras, se adentró en él y realizó un amplio reportaje de la plaza. Años después, sus sucesores repitieron los pasos del maestro de la cámara y fotografiaron varias corridas de toros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios