www.madridiario.es
Atentado en Las Ramblas de Barcelona
Ampliar
Atentado en Las Ramblas de Barcelona (Foto: MDO)

Dos atentados, 14 muertos y más de 100 heridos en Cataluña

viernes 18 de agosto de 2017, 09:13h
La Rambla no era el único objetivo de los doce miembros que componen la célula yihadista que este jueves sembró la muerte en La Rambla de Barcelona. Los investigadores tratan de establecer la relación de ese atentado y del de Cambrils con la explosión de una vivienda el miércoles en Alcanar (Tarragona). Fuentes policiales informan de que se busca como presunto autor de la masacre a Moussa Oukhabir, hermano del detenido de Ripoll.

La Rambla amanece el viernes llena de gente, como cada día, pero ni suena igual ni huele igual. Catorce personas perdieron ayer la vida en ella y más de 100 permanecen ingresadas, 14 de ellas en estado crítico. Una "célula yihadista muy bien organizada", compuesta por doce individuos ha planeado estos atentados, según ha confirmado este viernes el consejero del Interior de Cataluña, Joaquim Form. Al más puro estilo de París, Londres, Estocolmo o Berlín, Barcelona ha entrado en esa macabra lista que ya estrenó Madrid hace 13 años.

En el día de después toca identificar a las víctimas mortales, que han sido trasladadas al Instituto de Medicina Legal, en la Ciudad de la Justicia, para practicarles las pruebas forenses pertinentes.

Los catalanes no se habían recuperado aún del horror de Barcelona cuando asistían horas después, en Cambrils, a un segundo atropello que acabó con cinco sospechosos abatidos y seis heridos. Un Audi A3 arrolló pasada la una de la madrugada a varias personas y se lanzó contra un control policial.

Los Mossos abrieron entonces fuego contra ellos y acabaron con sus vidas. El consejero del Interior de Cataluña ha confirmado a primera hora de la mañana que los terroristas portaban cinturones explosivos pero ha confirmado que eran falsos, según han constatado los Tedax.

Las autoridades tratan de establecer un posible vínculo entre estos sucesos y la explosión registrada el pasado miércoles en una vivienda en Alcanar (Tarragona). Dicha vivienda quedó destruida por completo y una segunda explosión se registró en ella al día siguiente durante las labores de investigación, por lo que se sospecha que esta vivienda escondía dos depósitos de explosivos.

En vista de los acontecimientos, la Policía trata de esclarecer un vínculo entre esa vivienda y los sospechosos detenidos o abatidos, lo que confirmaría su intención de causar muchas más muertes con un gran atentado que se frustró con la accidental explosión del miércoles.

Hasta el momento, tres sospechosos han sido detenidos y otros seis, abatidos (uno ayer tras arrollar un control policial en La Diagonal y el resto, esta madrugada en Cambrils). Fuentes policiales informan de que se busca como presunto autor de la masacre a Moussa Oukhabir, hermano del detenido de Ripoll.

Los Mossos d'Esquadra, la Cruz Roja, Protección Civil y personal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de la capital catalana han habilitado dos espacios en el Aeropuerto de Barcelona para recibir a los familiares afectados por el atentado.

Dos paradas de Metro permanecen cerradas y algunas líneas de autobús han sido desviadas, aunque la circulación ha mejorado en la zona tras permanecer colapsada hasta la madrugada. Se mantienen controles de seguridad tanto a la entrada como a la salida de la ciudad.

Una vez más, los españoles dieron muestra de su generosidad en la jornada de ayer, en la que los hospitales tuvieron que pedir a la ciudadanía que no acudiera a los centros a donar más sangre porque ya se había almacenado la suficiente. Taxistas, conductores de Cabify y particulares trasladaron a heridos y a ciudadanos a hospitales o a otras zonas alejadas del epicentro de manera gratuita y los comerciantes y vecinos de la zona ofrecieron refugio, agua y comida a las personas atrapadas en el lugar durante horas.





¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios