www.madridiario.es
Uno de los invernaderos históricos de la Finca de Torre Arias
Ampliar
Uno de los invernaderos históricos de la Finca de Torre Arias (Foto: Kike Rincón)

El futuro de Torre Arias: jardines históricos y huertos urbanos

domingo 19 de junio de 2016, 23:52h
La Finca de Torre Arias, la última quinta madrileña que permanece sin abrir al público, prepara su apertura parcial para finales de este año, mientras se ultima la redacción del plan especial que la convertirá en un gran parque público con huertos urbanos, recuperando el uso agrícola que tuvo en el pasado. Madridiario ha visitado este jardín histórico, que ha permanecido oculto durante años.

Desde que en 1580 naciera la finca de Torre Arias con los condes de Villamor, esta finca situada en el distrito de San Blas ha pasado por las manos de diferentes familias de aristócratas, que le han ido dando diferentes usos y conformando la actual quinta de 17 hectáreas. Su última propietaria, Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno firmó en la época de Enrique Tierno Galván un acuerdo de permuta por la que la propiedad pasaba al Ayuntamiento de Madrid a cambio de la recalificación de algunos terrenos. Tras su muerte en 2012 y la anulación del plan especial aprobado por el Gobierno de Ana Botella, el Ayuntamiento prepara la finca para su nueva etapa como parque público, al igual que sucedió con otras quintas históricas madrileñas, las cercanas la Quinta de los Molinos y El Capricho.

El compromiso municipal es abrir al público una “pequeña parte” de la finca a finales de año para que los madrileños puedan ir descubriendo y disfrutando de Torre Arias, que también ofrece visitas guiadas, mientras continúan los trabajos de restauración. Aún no está definido el espacio al que se podrá acceder, lo que dependerá de cuestiones de seguridad. La finca está salpicada por antiguas construcciones históricas, saltos de agua, caceras, pozos y otros elementos que pueden resultar peligrosos, ya que el estado en el Ayuntamiento encontró la finca en 2014 era de total abandono tanto de las construcciones como de los jardines, cuando el acuerdo contemplaba entregarla en uso. El estado era tal que tuvo que pasar tiempo hasta que los técnicos municipales encontraron bajo la maleza los tesoros de esta quinta.

En la actualidad trabajan en el mantenimiento de la zona verde 11 jardineros, pero aún no se ha definido cómo serán los trabajos de recuperación de los jardines de la quinta, para los que están previstos dos fases, una con inversión de 1 millón de euros en 2017 y otra segunda fase, con 5 millones de euros. El plan de recuperación se centrará en las dos etapas de mayor esplendor, la de los duques de Osuna en el siglo XVIII, con su jardín y huerto en cuarteles, y la del marqués de Bedmar en el siglo XIX, de estilo paisajista, que estarían situadas en la zona al norte del arroyo de los Trancos que cruzan la finca. Desde la entrada de la calle Alcalá hasta el arroyo se utilizarían los cuartelones antiguos para la creación de grandes huertos urbanos en los que podrán participar los vecinos y también se van a rehabilitar los dos invernaderos de finales del XIX y principios del XX que hay en la finca. Otras zonas quedarían simplemente arboladas aprovechando cuando se pueda los árboles de hasta 56 especies que ya crecen en la finca, algunos desde hace 300 años, como una impresionante encina.

El Ayuntamiento está ultimando la redacción del plan especial, y todavía está concluyendo un estudio sobre el arbolado y tiene pendiente un estudio arqueológico, según explican fuentes municipales. Antes de ser aprobado, se presentará al público en una exposición a la vuelta del verano posiblemente en el Centro Cultural Buero Vallejo, para que puedan conocerlo y hacer sus aportaciones. Hay ideas que están barajando pero sobre las que no hay una decisión definitiva. Entre ellas, la creación de una granja escuela sugerida por la alcaldesa podría quedar descartada por impedimentos de la normativa municipal. También se anunció que podría contar con un mercadillo de productos agroecológicos.

El plan especial que se está redactando es “conservacionista”, pero también se quieren dejar abiertos ciertos aspectos pues aún no se ha decidido en qué se convertirán sus principales edificios, como el palacio. El anterior plan especial, que fue anulado por el TSJM tras la denuncia de la Plataforma de Torre Arias contemplaba eliminar algunas construcciones de la finca, cuyo destino iba a ser la cesión a la Universidad de Navarra para que pudiera instalar allí una sede.

Inversiones

En la actualidad, se está trabajando en la consolidación y estanqueidad del palacio, las caballerizas y la casa de los guardeses, con una inversión de 2 millones por parte del Área de Economía y Patrimonio. Incluso el palacio, que luce un buen aspecto exterior, tiene problemas de estructura. Además, hay numerosas construcciones de varias épocas con gran valor patrimonial en diferente estado de conservación, como las dos fuentes donde acaban sendos viajes de agua. Uno de ellos todavía funciona y es el único que se usa para regar un parque público madrileño, aunque no será suficiente para sus 17 hectáreas. También se conserva la alberca grande y parte del sistema de canalización del agua de riego. Asimismo, hay una piscina para caballos, restos de la perrera de galgos, un gallinero de aves exóticas, un matadero de ganado o un lavadero que usaba agua caliente y lejía. Además, dentro del palacio se ha encontrado recientemente una escultura de terracota de Diana y Endimión, del escultor francés Michel-Ange Slodtz, que ha sido trasladada al Museo de Historia de la Ciudad para garantizar su conservación.

Pero los tesoros de la finca no son solo los restos arquitectónicos, sino también algunos ejemplares de árboles. Para siete de ellos se ha pedido la catalogación, entre los que se encuentran almendros, cedros, pinos centenarios y una impresionante encina de 300 años.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • El futuro de Torre Arias: jardines históricos y huertos urbanos

    Últimos comentarios de los lectores (3)

    3039 | Yolanda SL - 14/11/2016 @ 15:47:59 (GMT+1)
    Me parece estupendo recuperar parajes como este, lo q también me parecería un acierto es aprovechar los edificios para uso cultural y publico. El mismo caso para El.Capricho cuyo palacete está sin aprovechar....
    2721 | Clara fernandez - 11/10/2016 @ 20:28:23 (GMT+1)
    Me parece una muy buena idea que un espacio con tanto valor y tan bonito pueda ser disfrutado por la gente que lo desee
    1684 | Caspa podemita bolivariana - 20/06/2016 @ 15:46:54 (GMT+1)
    Podria instalarse en los historicos jardines la GRAN ESCUELA de la Caspa Podemita rancia Bolivariana y nada más entrar en la puerta un gran cartel:
    Aloooooooooooo VENEZUELA ni papel higienico para limpiarnos los traseros.,,y okupas que tampoco falten por supuesto.
    si se se PUEDE si!!!

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.