www.madridiario.es
Vertedero de tierra en Las Dehesas (Valdemingómez).
Ampliar
Vertedero de tierra en Las Dehesas (Valdemingómez). (Foto: MDO)

Un plan para reducir los malos olores de Valdemingómez

miércoles 11 de mayo de 2016, 15:46h
El Ayuntamiento actuará en los digestores de basura y las plantas de compostaje y biometanización de Valdemingómez para reducir los malos olores que provoca este centro de procesamiento de residuos, según los planes planteados este miércoles en la sesión constitutiva de la comisión de seguimiento del estudio de olores de Valdemingómez,informan Carmen M. Gutiérrez y Enrique Villalba.

El Ayuntamiento ha formalizado este jueves la constitución de la comisión , cuya primera reunión se realizará en el mes de junio. La delegada de Medio Ambiente, Inés Sabanés, y miembros de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), han formalizado la constitución de la comisión. Este grupo de trabajo se constituye en virtud del convenio firmado en diciembre por el Consistorio, la Asociación Vecinal PAU del Ensanche de Vallecas y la FRAVM para identificar las fuentes de malos olores del Ensanche de Vallecas, su grado de afectación, y determinar las medidas para minimizar los procedentes del Parque Tecnológico de Valdemingómez.

El Consistorio está desarrollando diversas medidas para disminuir el impacto de los olores de Valdemingómez. En la planta de biogás las Dehesas se está poniendo en marcha un sistema de valorización del biogás generado (entre 1.300 y 1.500 Nm3) en celdas selladas del vertedero, que estará en marcha en un mes. Se pretende captar mejor el biogás para evitar que ascienda a la atmósfera y genere malos olores, y, a su vez, aprovechar su energía calorífica para generar electricidad que sirva para el autoconsumo de la planta y el suministro a la red.

Se aumentará, inmediatamente, el tiempo del procesamiento de residuos en los tanques digestores de 28 días a 36 para reducir los olores a la hora de retirarlos de estos receptáculos. Según fuentes de la reunión, el Consistorio también estudiará la posibilidad de incorporar camiones cerrados de forma hermética para transportar los residuos procedentes del digesto, en vez de mantener los actuales, que transportan la basura al descubierto. Asimismo, se ha acordado con el proveedor que recoge el material para compostaje que genera Valdemingómez para que recoja con más frecuencia estos residuos, con el objetivo de reducir su tiempo de exposición al aire libre, evitando que haya un acopio de más de 400 toneladas a la vez en la planta.

Durante los próximos meses y a través el plan de Inversiones Financieramente Sostenibles para 2016, el Consistorio licitará un contrato urgente para mitigar malos olores que consistirá en la instalación de un sistema de desulfuración del biogás general en las plantas de Biometanización de La Paloma y las Dehesas, que costará 2,4 millones, y que empezará a dar sus frutos en 2017. Este biogás tiene concentraciones de ácido sulfhídrico que supera los valores de 3.500 p.p.m. y dificultan el proceso en la Planta de Tratamiento de Biogás, ocasionando, entre otros efectos nocivos, malos olores. Se instalará un sistema de tratamiento y depuración de afino de la planta de compostaje del centro de tratamiento de La Paloma, que costará 600.000 euros y contará con un mejor sistema de confinamiento de basura, y extracción y tratamiento de gases.

Montañas de basura

El Consistorio ha anunciado estas medidas tras acordar en el mes de septiembre con la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) el desarrollo de un plan integral contra los malos olores en este centro de procesamiento de residuos. El Área de Medio Ambiente se había comprometido con la asociación de vecinos del PAU del Ensanche de Vallecas a realizar un estudio de olores en la planta, que incluía un inventario, un diagnóstico y una propuesta de medidas correctoras de las instalaciones de tratamiento de residuos de la ciudad. Los resultados se darán a conocer a lo largo del mes de junio. Asimismo, el Gobierno municipal está elaborando otro estudio para mejorar la calidad ambiental de los desarrollos urbanísticos próximos a potenciales fuentes emisoras de malos olores, sufragado por la Junta de Compensación de Valdecarros, que se publicará presumiblemente en julio, en el que se realizará un diagnóstico sobre el impacto de los focos de malos olores y medidas para reducirlos.

Los vecinos de los alrededores de la planta (Villa de Vallecas, Vicálvaro, Getafe y Rivas- Vaciamadrid, principalmente) denunciaron durante años los problemas de malos olores que generaba la planta, a pesar de que el Gobierno municipal defendió que las emisiones se habían reducido a causa de una serie de mejoras que fueron anunciadas. El asunto llegó a presentarse ante el Defensor del Pueblo en la pasada legislatura, a iniciativa de la FRAVM e Izquierda Unida, ya que el problema no remitía. La llegada del nuevo equipo de Gobierno reinició la interlocución entre las partes, tal y como avanzó Madridiario en 2015. Según Enrique Villalobos, a la sazón presidente de la federación y de la asociación de vecinos del PAU del Ensanche de Vallecas, "el Ayuntamiento empieza a reconocer los procesos que generan malos olores y que deben ser procedimentalizados y solucionados en Valdemingómez. Son conscientes de que la planta estaba muy pensada para el interés económico y que no se había planteado desde una visión también social. En la reunión de este miércoles, los representantes municipales se han comprometido a invertir y a trabajar para solucionar el asunto, por lo que estaremos atentos a la manera en que se desarrollan los anuncios realizados".

Los olores no solo los perciben los vecinos, sino también los trabajadores. Luis Agudo, secretario de comunicación de CGT en la recogida de basuras, que va a Valdemingómez a verter tres veces cada noche, asegura que se ponen la mascarilla al coger la carretera de Valencia y apunta a la planta de biometanización como el principal foco de malos olores. De hecho el propio director del Parque Tecnológico de Valdemigómez, Miguel Ángel Baquedano, también señaló a esta planta como uno de las principales causas de los olores en la última comisión de Medio Ambiente y apuntó que los focos ya estaban "identificados". Pero hay otras causas, por ejemplo el vertedero de tierra de la planta de Las Dehesas. Allí se llevan los residuos que no se clasifican, como los restos de mercados, Mercamadrid, grandes productores, limpieza viaria, etcétera, es decir, puede haber residuos de todo tipo, incluido orgánicos como pescados, al aire. Esa basura se compacta y se queda al aire durante tres o cinco días "hasta completar montañas de tres metros, entonces se tapa", explica Agudo. Por último, también están los fosos donde se deposita la basura de las tres plantas de Valdemingómez y aunque estén a cubierto, "todo sale al aire" por los mecanismos de ventilación. La delegada de Medio Ambiente, Inés Sabanés, adelantó que está tramitando un sistema de tratamiento del aire en la nave de compostaje.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios