www.madridiario.es
Zona de Bajas Emisiones Distrito Centro, en Madrid.
Ampliar
Zona de Bajas Emisiones Distrito Centro, en Madrid. (Foto: Chema Barroso)

Activación de zonas de bajas emisiones en la región: una moratoria o incumplimiento masivo

jueves 24 de noviembre de 2022, 07:00h

El plazo para que los municipios de más de 50.000 habitantes activen Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) expira el 31 de diciembre y en la Comunidad de Madrid se avecina una sucesión de incumplimientos. La Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica explicita que estos ámbitos con acceso restringido a los vehículos más contaminantes deben establecerse "antes de 2023", pero gran parte de los 23 ayuntamientos madrileños implicados reconocen que no llegarán a tiempo. En línea con la solicitud de moratoria que ya ha pedido al Gobierno la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), varios consistorios de la región reclaman un aplazamiento en la aplicación de la normativa.

En el conjunto del país, solo Madrid, Barcelona, L'Hospitalet de Llobregat, San Cugat del Vallès, Rivas-Vaciamadrid, Cornellà de Llobregat y Pontevedra han estrenado sus ZBE. Una docena de ciudades más confían en poner en marcha las suyas antes de que termine el año, pero esta cifra apenas supone un 13 por ciento de las 149 urbes obligadas a limitar el tránsito de los coches que más gases nocivos expulsan a la atmósfera. Más de 25 millones de personas residen en ellas. En Europa, según datos aportados por Clean Cities, unos 320 municipios cuentan con Zonas de Bajas Emisiones y se estima que en 2025 se superen las 500.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que nueve de cada diez personas respiran aire altamente contaminado y la Agencia Europea de Medio Ambiente concreta sus consecuencias en 32.000 muertes prematuras en España al año. Como política paliativa, el Gobierno central aprobó en abril de 2021 la Ley de Cambio Climático, que se fija como objetivo alcanzar en 2030 una reducción mínima de emisiones del 23 por ciento respecto de 1990. Según esta hoja de ruta, en 2050 -a más tardar- debería lograrse la neutralidad climática. Uno de los instrumentos designados para eliminar un alto porcentaje de partículas contaminantes son las ZBE, pero la ley también pauta a las ciudades de más de 50.000 habitantes y a las de más de 20.000 que sobrepasen los valores máximos de contaminantes permitidos que fomenten la electrificación de la red de transporte público y la implantación de estaciones de recarga eléctrica, así como actuar de forma específica para mejorar el aire que se respira en entornos escolares o sanitarios.

Culpan al Gobierno de la demora

Un año y medio después de la entrada en vigor de la Ley, el Ministerio de Transición Ecológica que lidera Teresa Ribera aún no ha aprobado el Real Decreto que regulará las zonas de bajas emisiones. Salió al trámite de información pública el pasado mes de abril, pero está pendiente de la luz verde definitiva en el Consejo de Ministros. Fuentes ministeriales trasladaron a El País recientemente que "no queda mucho, pero faltan el informe de Hacienda y el del Consejo de Estado". A esta circunstancia, la ausencia de un marco normativo claro para el funcionamiento de las ZBE, se acogen multitud de consistorios para justificar que el 1 de enero de 2023 las suyas no vayan a estar operativas.

"Estamos esperando la publicación definitiva del Real Decreto con los criterios para homogeneizar las ZBE", exponen desde el Ayuntamiento de Las Rozas (PP). Plantean, asimismo, que "tampoco están del todo claros los plazos en los que se deban poner en marcha, ya que la FEMP ha enviado un escrito al Ministerio solicitando una moratoria para dar más tiempo a su implantación", una reclamación sin respuesta. En Arganda del Rey (PSOE) también abogan por esta opción "porque no llegamos". "Si hay moratoria a todos, mejor, aunque estamos en disposición de aprobar la ordenanza antes de que acaba el año", indican desde el Ayuntamiento de Fuenlabrada.

Zona de Bajas Emisiones de Plaza Elíptica. Foto: Chema Barroso

Por su parte, la Alcaldía de Valdemoro (Cs) también estudia reclamar al Ejecutivo un aplazamiento. "Como la mayoría de grandes ciudades y capitales acumulamos demoras debido a las dudas que plantea no estar publicado el Real Decreto que las regula y la consistencia jurídica de las posibles sanciones a los ciudadanos en caso de incumplimiento una vez puesta en marcha la ZBE". En su caso particular, a estas "incertidumbres" suman su compleja situación económica, con presupuestos prorrogados desde 2014 que "en ningún caso reflejan las partidas suficientes que se precisan para acometer este proyecto". Han solicitado ayuda de los fondos Next Generation UE, pero le han sido denegados. Concurrirán a una segunda convocatoria de 500 millones de fondos europeos que adjudicará el Ministerio de Transportes tras haber concedido ya 1.000 millones más para políticas de sostenibilidad -62 para ZBE-.

El Ayuntamiento de Colmenar Viejo pone el foco en otra cuestión y aboga por una revisión profunda de la normativa. "Desde el Ministerio es fácil legislar sin conocer los municipios. Confío en que le dén una vuelta porque en municipios pequeños como el nuestro -50.000 habitantes- las ZBE van a crear un problema donde no lo había", manifiesta el alcalde, Jorge García (PP). Así, el regidor explica a Madridiario que en la localidad "no tiene ningún sentido" aplicar restricciones a la movilidad antes los bajos niveles de contaminación que se registran en su término municipal. "No llegamos a los niveles de preaviso. Todo son casas bajas y amplias avenidas, por lo que es complicado que la contaminación se concentre", abunda.

Su situación, incide, difiere de la de grandes urbes como Madrid, que encadena 12 años saltándose el valor tope anual de dióxido de nitrógeno, por lo que sugiere que el reglamento se aplique según casuísticas concretas y no solo atendiendo a la población. Colmenar tendrá que desembolsar 780.000 euros en la instalación que requiere la zona de bajas emisiones. "La ley nos obliga a una inversión en balde", denuncia el primer edil colmenareño al tiempo que propone una alternativa: "Si dieran una subvención a los ciudadanos con coche sin etiqueta los cambiaría todo el mundo".

Desde San Sebastián de los Reyes (PSOE) apuntan que "las exigencias marcadas por la Unión Europea vienen bien para ponernos al día en cuestiones que nosotros consideramos importantes como el cuidado del planeta". No obstante, reconocen que "dichos cambios son difíciles de implantar de forma rápida por las administraciones locales ya que los procedimientos administrativos para su implantación acaban siendo muy lentos".

Así se encuentran las ZBE madrileñas

Madrid

Inauguró su primera zona de bajas emisiones en 2019, bajo mandato de Manuela Carmena. Tras un periodo de suspensión posterior, el Gobierno de José Luis Martínez-Almeida la reactivó en 2021 rebautizando Madrid Central como ZBE Distrito Centro. A esta añadió una nueva en Plaza Elíptica y una más amplia que abarca todo el perímetro de la M-30. Desde el 1 de enero de 2022 no pueden circular por su interior coches sin etiqueta ambiental de la DGT (tipo A) y a partir de 2023 esta prohibición se extiende a la propia vía de circunvalación. La ordenanza de movilidad contempla aumentar las restricciones al parque móvil contaminante en los años sucesivos hasta que en 2025 no pueda entrar en Madrid ningún coche A, ni siquiera los domiciliados en la capital. Como compensación el Ayuntamiento ofrece ayudas para renovar vehículos contaminantes por otros de nulas o bajas emisiones.

Fuenlabrada

La ordenanza que regulará su ZBE se aprobará "antes de que acabe el año". Según explican desde su consistorio, el perímetro "coincidirá con el casco centro, donde muchas calles ya son peatonales". Las restricciones se aplicarán sobre una superficie de 0,6 hectáreas, pero no afectarán a residentes, a repartidores ni a quienes regentan cualquier negocio allí. La obra de instalación de las cámaras ya se está ejecutando, pero no se activarán sin una moratoria inicial de multas "de al menos seis meses" para que "la gente se vaya acostumbrando". Han percibido una subvención europea de ocho millones de euros dentro de un plan más completo de mejora de la movilid.

Getafe

Han iniciado un proceso de consulta sobre las prioridades de movilidad de diferentes colectivos, "desde los centros educativos hasta los comerciantes, pasado por los vecinos y las familias". En todo caso, la ZBE en la que ya trabajan sin horizonte temporal de aprobación, "no supondrá restricciones para los residentes" y quedará garantizada la entrada a vehículos Cero, Eco y C, así como el paso de todos cuando su destino sea un aparcamiento público o privado.

Parla

Según indican desde su Ayuntamiento, se están implementando "acciones con las que se reorganiza y reduce el tráfico rodado en el centro al generar una ZBE". En 2021 se reestructuró la calle Torrejón, que se ha definido como borde del casco central y se ha transformado en viario de doble dirección y en estos momentos trabajan en la peatonalización de la plaza de la Guardia Civil y su entorno con cargo a los fondos europeos. Además, prevén crear una nueva conexión intermodal de transportes en torno a la nueva estación de Parla Norte que evite desplazamientos al centro.

Las Rozas

Desde su Consistorio explican que "se está trabajando en una ordenanza de activación de la ZBE que afectará "a la práctica totalidad del municipio". Sin embargo, remarcan que "los vecinos no tendrán ningún tipo de restricción hasta que no se activen los escenarios recogidos en el protocolo anticontaminación".

Rivas-Vaciamadrid

San Sebastián de los Reyes

La tramitación de su zona de bajas emisiones se encuentra en la fase de redacción de la guía técnica y aunque su Alcaldía no se aventura a dar una fecha concreta, sí esperan que "a lo largo del año que viene se haya completado la parte burocrática y esté en curso o finalizada la fase de contratación de los distintos aspectos de su implementación". Su ZBE enmarcará "el casco histórico y un primer anillo de influencia, caracterizado por ser la zona de barriadas del casco urbano consolidado". En principio, no se prevé peatonalizar las calles, sino establecer "medidas progresivas de calmado y desvío del tráfico".

Valdemoro

La adaptación de su ordenanza de movilidad y el reglamento de NO2 ya se ha culminado, a la espera de aprobación definitiva, y "está pendiente un estudio técnico definitivo que marque el área de aplicación de la ZBE". Desde su Consistorio reconocen, no obstante, que "hay una gran probabilidad de que su puesta en marcha se demore más allá del 1 de enero", habiendo influido en ellos la "incertidumbre" por la ausencia de un marco normativo a nivel estatal.

Colmenar Viejo

La nueva ordenanza de circulación se votará en el Pleno municipal este mes de noviembre y posteriormente se sacarán a licitación los sistemas necesarios para la ZBE, un proceso que estiman se prolongue unos "seis y ocho meses", por lo que la activación llegará, calculan, a finales de 2023.

Otros municipios

El Gobierno municipal de Pozuelo de Alarcón aprobó inicialmente el pasado mes de septiembre un nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible que definirá zonas de bajas emisiones y otras de prioridad peatonal, pero aún no pueden aportar fechas concretas de cuándo entrarán en funcionamiento. En Coslada, por su parte, ya tienen listo el borrador del pliego de prescripciones técnicas para la contratación del servicio de una ZBE que abarcará "toda la zona residencial" al tratarse de un municipio pequeño. En Boadilla del Monte, la zona de bajas emisiones "ya está definida y se corresponde con el casco histórico". Están elaborando el proyecto, pero no se marcan un plazo concreto. Desde el Ayuntamiento de Arganda del Rey señalan que se encuentran inmersos en la redacción del Plan de Movilidad previo a la determinación de las ZBE.

También deben crear zonas de bajas emisiones Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Aranjuez, Collado Villalba, Leganés, Majadahonda, Móstoles, Pinto y Torrejón de Ardoz. No han facilitado información de en qué punto se encuentra su tramitación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios